Noticias

NUEVO NO GLORIA NO VAR, en el empate (1-1) de nuestra querida Unión Deportiva Las Palmas en el estadio de Santo Domingo ante el Alcorcón en un partido donde durante la primera mitad no había conexión entre el árbitro y el VAR porque en la sala VOR tendrían una fiesta de todo tipo, dado que estaba jugando el club más perjudicado (La Unión Deportiva Las Palmas), desde su implantación en todas las ligas existentes.
El partido comenzaba con un Alcorcón que salía a por todas, ante una sorprendida Unión Deportiva. Por suerte, nuestra defensa supo rechazar los remates del conjunto madrileño y, sorprendentemente, en la primera llegada de la UD a través de una gran jugada de Pedri para que  Aridai Cabrera desbordara por banda derecha a sus rivales y se la pusiera, medida al área chica, para que el argentino Fede Varela hiciera el primero a placer y adelantara al equipo grancanario (0-1). Sucesión de faltas a partir del gol por ambos equipos y en el minuto 20, De Galarreta sintiera un pinchazo en la zona de los "isquios" y tuviera que ser sustituido por Fabio González. En un toma y daca, el Alcorcón tendría a través de Stoichkov una llegada con un tiro al palo y, por otro lado, Aridai Cabrera seguía cuajando un gran partido combinando muy bien con Pedri y Varela, pero no lograban conectar con Rubén Castro que estaba muy desaparecido durante la primera mitad. Rozando la media hora de encuentro, en un balón al área, el balón le da en la mano a un defensor del Alcorcón y el árbitro, como de costumbre, no "aprecia" nada tangible pero, intenta consultar al VAR tras una falta que hace un jugador de la UD tras el percance. Tras dos angustiosos minutos de "intringulis", el árbitro dice que continúe el juego para incredulidad de los jugadores de Unión Deportiva, cuerpo técnico, comentaristas peninsulares de la TV y aficionados amarillos por el mundo y no se señala la pena máxima. De haberse señalado y marcado, podría haber supuesto el 0-2, no siendo lo mismo para el Alcorcón, "remar" con un 0-2 que con un 0-1. Pues dicho y hecho, la UD se quedaba congelada y en una contra alcorconista se lograba el empate (1-1), después de una jugada rápida que combinaban por su banda izquierda, donde estaban volcando todo su ataque. Llegando al descanso, otra jugada a través de un centro desde la izquierda, hay otra mano del defensa Richard Boateng, y, una vez más, se supone que la revisa el VAR y, el árbitro dice que "nada". Bochorno, calima y paralización en toda Gran Canaria. La indignación, una vez más, sobrepasa límites insospechados fuera del ámbito futbolístico. Descanso y dos penaltis claros no pitados.
Comenzaba la segunda mitad, y la UD no se rinde. Por fin, Rubén Castro empieza a participar algo en el juego. Pero en el minuto 55, segundo contratiempo para un nuevo capítulo de "Cuarto Udlenio" porque Fede Varela es el que siente molestias musculares y tiene que ser sustituido, en este caso, por el merecido cuestionado, Tana. Y la UD seguía insistiendo y controlando el partido a pesar de las "tropecientas" mil faltas recibidas y consentidas sin tarjeta por otro arbitraje incalificable. Lógicamente, nuestras oportunidades iban a venir a través del balón parado mediante faltas y córners pero no éramos capaces de hacer gol en este tramo del encuentro.
En los últimos minutos, llegaría la ocasión más clara desde, una vez más, la banda derecha en la que Mantovani le pondría un balón a Rubén Castro para que el isletero la empujara a la red, pero se anularía el gol, esta vez sí, revisado en el VAR y, bien anulado. Tras la revisión, se llegaba al descuento y, el supuesto árbitro añadiría sólo dos ridículos minutos (de risa). Se llegaba al final con un nuevo escándalo, al parecer, el VAR no funcionaba durante 47 minutos en los que el árbitro quiso dejar de apreciar hasta dos penaltis por manos clarísimas y en la sala VOR estarían de "belingo" al ver que el equipo perjudicado es el de siempre, la Unión Deportiva Las Palmas. Las palabras para describir mi sentimiento en ese momento son las de "NUEVO ROBO ARBI-VAR". Así y todo, a seguir, que el viernes recibimos al Málaga en el Gran Canaria con el propósito de ganar y, ojalá "desvirgar" la pantalla del VAR del estadio, que inmaculadamente, ningún árbitro ha querido consultar en siete meses de existencia. ¿Funcionará? ¿Quién sabe? ARRIBA D'ELLOS. QUE VIVA NUESTRA SUFRIDÍSIMA UNIÓN DEPORTIVA LAS PALMAS!! CANTERACANARIAPAPRIMERA ALGÚN DÍA, CARAJO! ¡PROHIBIDO RENDIRSE! 💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛🐤🐤