Tropical en Suecia

Noticias

Segunda e importantísima victoria consecutiva de nuestra querida Unión Deportiva Las Palmas en el Gran Canaria ante el CD Lugo, hasta ahora, rival directo para evitar el descenso.

Siete de nueve, son los puntos que llevamos tras la reanudación de la liga y hoy, hemos demostrado que tenemos una amplia plantilla con jugadores extraordinarios como Josep Martínez o Pedri González, hoy, determinantes para lograr la victoria.

El partido se planteaba con cambios en el once inicial donde Pepe Mel rotaba a jugadores fundamentales para darles respiro o descanso como es el caso de nuestro canterano Álex Suárez, que tanto brilló en Almería y que, seguramente volverá a jugar en Albacete, teniendo en cuenta que Aythami estará sancionado la próxima jornada de entresemana. Respiro para jugadores como Cristian López, Fede Varela o De la Bella que entraron en la segunda mitad.

El encuentro comenzaba con un juego tosco, embarullado y gris en el que ambos equipos tratan de hacerse con el control del medio del campo y, tras una serie de faltas, el árbitro opta por empezar a sacar tarjetas. Las primeras, serían para nuestros centrales; primero, Mantovani y, poco después, Aythami, cuanto menos rigurosas, sobre todo, la segunda. Destaca, en estos primeros compases, las ganas de los jugadores canarios del Lugo como, del tinerfeño, Iriome, que hoy hacía su partido 200 con dicho equipo, y el canterano amarillo, Cristian Herrera. Pero, poco a poco, la UD se imponía en la posesión y el Lugo hacía el doble de faltas que nuestro equipo, por lo que el árbitro acertadamente seguía teniendo la mano ligera y amonestaba a varios jugadores del conjunto gallego; primero, Canella y, después, Campabadal, tras agarrón al grancanario Aridai Cabrera, que fue de los que más lo intentaban en esta primera mitad. Tras una media hora horrible y bochornosa en cuanto al juego de ambos equipos, con la pausa para la hidratación a la media hora, la UD empezó a destaparse más y llegar con algo de peligro. Primero, Narváez cabecea ligeramente alto, un centro de Benito Ramírez que era dueño de la banda izquierda donde era muy incisivo. Poco después, una entrada, fuera de lugar al aldeano, daría lugar a la segunda tarjeta y, por tanto, la expulsión de Campabadal. Con esta importante novedad, se llegaba al descanso.

Comenzaba la segunda contienda y el partido, por fin, para los televidentes, tomaba otro cariz con un juego más directo por parte de la UD y un juego de repliegue por la búsqueda del empate, por parte del Lugo. Pepe Mel era conciente del peligro de tener a los dos centrales amonestados y evitaba la posibilidad de encontrarnos con alguna expulsión y daba entrada a Lemos y a Srnic y sacaba a Mantovani y Aythami. El Lugo también haría un doble cambio y lograría sacar un penalti muy riguroso a favor por el ligero contacto de Fabio sobre el recién incorporado, Gerard Valentín que tuvo que analizar la sala VOR para, finalmente, conceder la pena máxima a favor del Lugo. Con una manopla baja a lo Iker Casillas, Josep Martínez paraba la pena máxima ejecutada por Cristian Herrera.

Cuando parecía que tendríamos que remar contracorriente, permanecía el empate inicial (0-0) y la UD con superioridad numérica. Sólo dos minutos después, en un ataque amarillo, Aridai era claramente agarrado y frenado en su ansia de remate por el ya amonestado, Canella, pero el árbitro no apreciaba infracción, ni consulta con el VAR, por lo que el juego prosigue con el empate inicial.

Se realizaba el tercer cambio y entraba Cristian López por el incisivo Aridai Cabrera y Rubén tendría una oportunidad de cabeza que se le iba por muy poco junto al palo. Era el vaticinio de lo que vendría poco después. Entraba Varela y salía un trabajador Íñigo Ruiz De Galarreta. Era la primera vez, en estos tres partidos, que coincidían Pedri con Varela. Una jugada de ataque en la que el balón pasa por Lemos, Benito, Narváez, Varela, Pedri, Srnic que combinaría con la perla, para que, un regate Pedri Station en el que, la magia con la derecha apuraba hasta línea de fondo, le partiera la cintura al lateral del Lugo, con la zurda evitara que saliera por línea de fondo y, levantando la cabeza, se la pusiera, otra vez con la derecha a Rubén Castro, "El Moña" para que la remachara a placer al fondo de las mallas para hacer el primero, el gol de la jornada, sin lugar a dudas, de La Liga Smartbank.

Quedaban 15 minutos y Pepe Mel hacía un cambio en el que Narváez salía para que entrara De la Bella para conservar el resultado. Pues dicho y hecho. El Lugo, psicológicamente mermado, no creaba apenas peligro colgando algún balón al punto de penalti y todo balón era despejado por lo que se mantuvo el magnífico resultado para el cuadro canario. Así es, esta noche dormiremos con un colchón de ocho puntos sobre el descenso y a sólo cuatro de la promoción de ascenso. Ahora, el miércoles a las 9 menos cuarto, jugamos ante el Albacete, frente a otro rival que, de conseguir un resultado positivo, podemos dejar bien atrás. Ojalá que sea la tercera victoria consecutiva y que la podamos leer.

Que viva nuestra querida Unión Deportiva Las Palmas. Arriba d'ellos. ¡¡ Cantera canaria pa' Primera !!