Noticias

Victoria importantísima (3-0) ante la Ponferradina en el Gran Canaria que, nos acerca a la permanencia, con un colchón de seis puntos sobre el descenso y nos permite aún, mirar de reojo a la promoción de ascenso, que nos deja a cinco puntos de la misma.
El planteamiento inicial con la pareja de centrales formada por el canterano Álex Suárez y Mauricio Lemos, en los laterales los recuperados Álvaro Lemos y Dani Castellano; en el centro del campo con Fabio, muy solo en el centro del campo, algo más arriba, Varela, Pedri y Aridai y Narváez, y con Rubén Castro en punta de ataque, permitía pensar que el partido se nos podría poner de cara y sacarlo adelante, como ocurriría en la segunda parte.
El partido comenzaba con "una Ponfe" que, sorprendentemente, presionaba en todo el campo y una UD que no atinaba en controlar el mediocampo con imprecisiones para encadenar buenas jugadas para llegar a portería y ponernos por delante. A pesar de la mayor ambición del cuadro leonés, el partido en cuanto al juego, es malo de solemnidad y sólo algún destello de Pedri tratando el esférico de una manera que cada vez me recuerda más al dulce, a Don Andrés, Iniesta, pero que no lograba asociarse con el isletero, "el Moña" , que esperaba impaciente. 
Tras la pausa de hidratación, por fin, llegaba la primera ocasión, en el minuto 35, cuando Dani se internaba por la izquierda y le ponía un balón en el punto de penalti para que Rubén Castro 7, tras un control orientado, tratara de poner el balón pegado al palo, pero el balón se le iba fuera por muy poco. Ahora era la Ponfe la que, tras un centro-chut, cogiendo desprevenido, una vez más, a Josep, el balón lamiese el larguero y se marchara por línea de fondo. Se llegaría al descanso con el empate inicial sin goles. 
Ya en la segunda mitad, la Ponfe dispondría de las primeras llegadas y ocasiones pero, a los pocos minutos, la UD tomaba con claridad el mando del encuentro con acciones geniales de Pedri e iba a ser Rubén, el que volvería a tenerla al borde del área, donde no acostumbra a fallarla, pero se le iba a ir fuera, a un metro del palo. Por fin, Pepe Mel movía fichas y salían del campo, un irregular hoy, Fabio González y un impreciso Fede Varela para que entraran Javi Castellano y Kirian Rodríguez. A mi modo de verlo, cambios muy acertados para poner músculo en el centro del campo que daba la impresión de ser huérfano de ambos conjuntos. En una buena combinación del recién entrado al campo, Javi Castellano, que, de espuela, se la ponía en profundidad a Rubén, para que se introdujera en el área de la Ponfe y fuera atropellado por Pablo Trigueros en un claro penalti. Por fin, el isletero, "el moña", RC7, ponía el primero desde el punto fatídico. Sólo un minuto después, iba a ser sustituido para que entrara el jugador vasco, Íñigo Ruiz de Galarreta con el cometido de tratar de controlar aún más el partido. Otro muy buen cambio de Pepe Mel, hoy acertadísimo. 
Tras la segunda pausa de hidratación, la UD lejos de replegarse, iba a por todas y a sentenciar el encuentro. Los amarillos buscaban al genial Pedri, que, saciado de sed, recorría la banda izquierda atravesando medio campo y dejando atrás a varios defensores de la Ponfe, para ponerle un balón al segundo palo, para que, el trabajador, Juanjo Narváez, la controlase y se la preparase para batir al guardameta visitante y poner el segundo, acompañando la desbordante alegría de los amarillos repartidos por el mundo; grande el cafetero e inconmensurable el jugador canterano, Pedri González, el teguestero, con sólo 17 años; era el 2-0. Con un nuevo gol de Narváez (3-0), que en posición correcta, rozaba el fuera de juego, se llegaba al final del encuentro y la alegría desbordaba las almas amarillas. Ahora el miércoles, a las 18:30 hrs., una vez más, esta vez, en el Carlos Tartiere de Oviedo, a por una nueva victoria, o bien, a por un buen resultado que, al menos, garantice la continuidad en la categoría de plata del fútbol español. Que Viva nuestra querida Unión Deportiva Las Palmas, carajo. Arriba D'ellos, coñoooo. Canteracanariapaprimera, no se sabe exactamente cuándo, porque mientras tanto, estaremos con el equipo a pesar de las adversidades. 💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙🐥🐥