Amarillos por el Mundo en Sabadell

Noticias

Victoria muy valiosa por la mínima en el Gran Canaria ante el actual líder, el RCD Espanyol de Barcelona, en el primer partido del año 2021 para ambos conjuntos. Pepe Mel dispondría, para empezar el año, de jugadores lesionados, por fin, provenientes de algún planeta de la vía láctea. El que aún no aterrizaba en la isla de Gran Canaria era Pejiño, que probablemente aterrizará en alguna otra provincia con equipo Primera División, pero eso será otro cantar, que a mi no me sorprenderá, si ocurre. Raeaparecerían tanto en punta, Sergio "El Chino" Araujo, como pivote defensivo, el gran Sergio Ruiz (pero en ambos casos se les notaría la falta de partidos). En la titularidad, en portería, un inpreciso hoy Álex Domínguez; en defensa, los centrales grancanarios Álex Suárez y Eric Curbelo, un gran Dani Castellano y un flojo hoy, Álvaro Lemos. En el mediocentro, Kirian, aún para mi, muy atrasado, como Javi Castellano, que cuajó un gran encuentro, y, más arriba, un enorme Rober González en la mediapunta, y un incisivo Benito Ramírez de extremo derecho. Un total de seis canteranos canarios en el once.

El partido y el año comenzaba con una UD con muchas ganas y muy buena presión. Pues nada más empezar, se producían unas manos claras dentro del área del cuadro barcelonista, pero el árbitro no lo apreciaba y en la sala VOR estarían llegando y no quisieron avisar al colegiado para que la fuera a ver, es decir, un nuevo NO GLORIA, NO VAR, el primero del año. Lo más simpático es que, tras verse la repetición, y la evidencia de las manos en las imágenes, uno de los comentaristas se atrevía con descaro a decir, "a mi no me lo parecen". Poco a poco, el Espanyol comenzaba a llegar a través de Puado, Embarba y, sobre todo, de su estrella, Raúl De Tomás. Pero la UD no se achicaba y seguía tomando la alternativa. Muy activos hoy Rober, Benito y el reaparecido Sergio Araujo. Álex Domínguez nos deleitaba con un paradón ante una oportunidad de Raúl De Tomás. Pero la UD ponía las cosas en su sitio y a base de garra, llegaba un papazo de Rober tras una muy buena combinación entre Kirian, Araujo y Dani Castellano. Nada puede hacer el guardameta, Diego López, ante el trallazo del guerrillero emeritense Rober Bayón González (1-0). Viéndose la repetición del puazo, el mismo comentarista de antes diría, que se le quedaba a Rober el balón "sin querer", (como si el pase de Dani fuera de rebote) y le pega perfectamente, el comentario es alucinantemente partidista. Sólo dos minutos después, el impresentable locutor, casi se desgañita tras la oportunidad de Darder. El Espanyol se lanzaba al ataque a por el empate pero nuestra defensa se empleaba a fondo. El conjunto barcelonista aprovecharía dos imprecisiones de Álex Domínguez para cercar el área amarilla. Sin embargo, el supuesto comentarista principal, se erigía como firme admirador de Benito Ramírez, ya que lo nombraba siempre aunque lo confundiera una y otra vez con Rober o con Kirian. Terminaba la primera mitad con ventaja (1-0), y los jugadores se quedaban haciendo piña para irse al vestuario.

Comenzaba la segunda parte y el árbitro se mostraba dubitativo en mostrar la cartulina amarilla en una falta donde Rober robaba un balón y se quedaba solo ante el portero. Sin embargo, desde la sala VOR esta vez, avisaban al árbitro para que fuera a ver el VAR porque Lluis López era el último defensor, por lo que, rectificaría y la cartulina sería roja. Pues así fue, y esta vez SÍ GLORIA, SÍ VAR y el Espanyol se quedaba con 10. Todo hay que decirlo, y viendo la repetición de la falta, no parece que sea como para roja. La falta la sacaba Lemos y el remate fallido sería de Sergio Ruiz. El Espanyol sacaría del campo a Embarba para que entrara el central uruguayo Cabrera.

A partir de la expulsión, una muy buena presión de la UD, lograba asfixiar el juego del Espanyol durante unos minutos pero sólo fue un reflejo porque el conjunto catalán se restablecería y empezaba a mandar en el campo gracias a la verticalidad del joven Nico Melamed que entraba como una exhalación por banda izquierda, desbordando a Lemos por activa y por pasiva. De hecho, cuando los comentaristas celebraban el empate del Espanyol, para su decepción, se le anulaba el gol, por posición de fuera de juego en el comienzo de la jugada anterior de Raúl De Tomás. En el minuto 64, Pepe Mel trataba de darle más consistencia al centro del campo, dando entrada a Fabio González por Benito Ramírez. Unos minutos después, el comentarista se volvía a exaltar pidiendo penalti a su jugador preferido de la segunda mitad, Nico Melamed, y en la repetición se apreciaba que no era para nada suficiente, a pesar de que los jugadores del conjunto visitante, se les empezaba a ver el plumero como consentidos, peliculeros, etc; tratando de influenciar al árbitro, que sorprendentemente mantendría el tipo y la compostura para que no se salieran con la suya; chapó hoy por el árbitro. También, los comentaristas estaban justificando el consentimiento de los jugadores del Espanyol y se les veía el plumero, incluso con frases que decían "esto se empata". No entiendo como Movistar no los sanciona, al menos a uno de ellos, al más descarado, durante un tiempo porque no es para menos.

En el minuto 69, saldrían las dos reincorporaciones de hoy, tanto Sergio Ruiz como Araujo para que entraran Aridai y Edu Espiau.

Pero el Espanyol seguía a lo suyo y la UD se echaba atrás con el habitual desorden en el centro del campo pero con actitud de buscar siempre el balón y la posesión. Muy verticales, Puado y Melamed trataban de llegar y de buscar a RDT. Sufría la UD pero el coraje hoy era admirable. El Espanyol tiraba ya todo por el todo, en el minuto 80 entrando a Wu Lei en lugar de Óscar Gil y Pepe Mel, sacaba al de siempre, al gladiador Rober y al trabajador aunque algo impreciso hoy, Kirian, para que entraran Maikel Mesa y Clau Mendes. En un fallo defensivo, la tendría el joven Melamed pero, casi a placer para hacer el empate, se le iba fuera al lateral de la red; era el empate y los comentaristas no se lo podían creer. Para colmo, el árbitro decidía descontar seis largos minutos. El Espanyol colgaba balones e incluso Clau Mendes tendría la ocasión para sentenciar pero no estaba acertado el conejero, muy lento. Y, por fin, se llegaba al final con esta victoria tan necesaria e importante para empezar el año y cambiar la tendencia negativa de finales de 2020.

Ahora, a continuar con la racha y a prosperar para mantenernos o subir en la tabla clasificatoria. El próximo encuentro, nada menos que en Mallorca, otra vez, el próximo Domingo, día 10, a la misma hora (15:00 hrs.). Pues eso, a crecernos como grandes que somos ante otro grande de la categoría porque somos nada más y nada menos que LA UNIÓN DEPORTIVA LAS PALMAS!!!!

¡ARRIBA D'ELLOS! ¡¡QUE VIVA NUESTRO ESCUDO!!

#CanteraSiempreAvante

💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛🐤🐤