Noticias

Foto: Rubén Fontes

Gran victoria justa y merecida (0-1) de nuestra querida Unión Deportiva Las Palmas, veinte años desde la última en el en el Heliodoro Rodríguez López en el centenario del conjunto tinerfeño. Un CD Tenerife que demostró muy poco para lo que refleja la clasificación, sin ningún jugador nacido en alguna de las ocho islas canarias. El derbi "canario" se lo llevó el conjunto con jugadores canarios, es decir, la UD LAS PALMAS, con más de medio equipo (seis canarios en su once titular), más la participación de dos más desde el banquillo (8 en total).

Pepe Mel planteaba el encuentro, una vez más, después de muchísimo tiempo, con la presencia simultánea de Kirian y JonathanViera21, con la ausencia a última hora de Pejiño y la inclusión tras superar el COVID de jugadores fundamentales como Loiodice (de inicio) y Mfulu que reaparecería en la segunda parte, más de dos meses después de su lesión. Lo único es que, como de costumbre, en punta, más solo que la una, Jesé Rodríguez. El resto de jugadores canarios titulares fueron, desde Santa Brígida, Eric "DonSan" Curbelo, desde Ingenio, Fabio González y desde La Aldea de San Nicolás, Benito Ramírez. Junto a los tres anteriormente nombrados, un total de seis jugadores de la tierra al empezar el partido (todo un orgullo). La UD Las Palmas jugaba por primera vez casi sin nuestra afición debido a las restricciones del COVID en un encuentro que ha sido conmemorativo del centenario del CD Tenerife que participaba en el encuentro con una camiseta conmemorativa del acontecimiento y los jugadores de la UD tuvieron el gesto de saltar al césped con una camiseta encima de la oficial en la que felicitaba al Tenerife por su centenario.

El partido comenzaba con una UD que salía presionando al Tenerife y con sendos intentos a portería por parte de Benito y Loiodice que iban a ser rechazados por la posicionada y contundente defensa tinerfeñista. Pero, en el minuto 5, en una jugada rápida, Enric Gallego peinaba un centro que le llegaba a Elady pero su remate a bocajarro de cabeza en el área chica se le marcharía alto desperdiciando una clarísima ocasión para hacer el primero. En cinco minutos el Tenerife hizo cuatro faltas que no eran ni advertidas verbalmente por el árbitro. En el minuto 10, fruto de un placaje de Enric Gallego a Loiodice (clara de tarjeta, además de que no era la primera falta de dicho jugador), se luxaba el hombro el jugador parisino que tendría que ser asistido en la banda para recolocárselo y reincorporarlo al encuentro unos minutos después. También la defensa de la UD se mostraba muy segura, sobre todo, encabezada por el señor Raúl Navas acompañado de Curbelo y en los laterales, unos enchufados Sergi Cardona y Ale Díez. En el minuto 17, un frustrado Enric Gallego cometía una nueva falta al placar en el salto a Raúl Fernández. El Tenerife seguía mandando en este periodo del partido y el jugador con más calidad del Tenerife, el británico Shashoua lo iba a intentar desde el borde del área y respondía un Raúl Fernández muy seguro. El partido entraría en una fase en la que ni el Tenerife ni la UD lograban ocasiones y sí bastantes faltas del conjunto local, hasta que en una contundente entrada de Ale Díez donde tocaba balón, para la incredulidad del propio jugador y de la afición amarilla que no se podía creer que el árbitro mostrara la primera tarjeta en nuestra tercera falta. En los últimos minutos antes del descanso, la UD achuchó a un Tenerife que se iba apagando excepto en defensa inténtandolo Benito, Ale Díez e incluso Loiodice que se le volvía a luxar el hombro durante un tiro desde fuera del área y tendría que ser definitivamente sustituido. Fue curioso porque una buena parte de la afición chicharrera criticaba a Loiodice como si quisiera permanecer en el suelo para perder el tiempo y no se enteraba que en la banda estaba a punto de entrar el joven jugador talentoso del Sobradillo (Tenerife), Alberto Moleiro ; debió ser triste para él su entrada porque al menos por TV no logré escuchar ni un mísero aplauso. Para colmo, justo antes del descanso, una vez más, el delantero del Tenerife Enric "el sucio consentido", Gallego volvía a cazar a Kirian iniciando la falta dentro del área en lo que los supuestos comentaristas obviaban disimulando que ya era el descanso, realzando al Tenerife y minimizando el juego de la UD que había contrarrestado el dominio del control de juego en el tramo medio del Tenerife.

Se reanudaba el encuentro y la UD saltaba al césped minutos antes que el Tenerife con un buen presagio de que el partido se podía dominar y ganar. A los pocos minutos de comenzar, el desparpajo de Moleiro sorprendía al Tenerife y el jugador del Sobradillo iba a ser frenado en seco con un agarrón en el interior del área que no iba a señalarse ni revisarse en el VAR, como de costumbre por quienes somos, como si la misma película se repitiese casi en cada partido y ya lo diéramos como un caso sin nada que hacer. JonathanViera21 tomaba cada vez más protagonismo y lanzaba una falta pero con poca intención que blocaba sin problemas el meta Juan Soriano. Por fin, en una gran arrancada del 21, Aitor Sanz en su enésima falta, vería la primera amarilla para el Tenerife tras un claro agarrón que impedía avanzar al mago de La Feria. En el minuto 63 llegaría la mejor oportunidad hasta el momento de los amarillos tras un gran disparo de Jesé a pase de cómo no, el 21; Juan Soriano haría el paradón de la noche con una genial estirada poniendo la manopla desviando a córner el duro disparo del jugador de Lomo Blanco. En el Tenerife, sólo Shashoua intentaba alguna llegada aislada. En el minuto 70, Ramis decidía mover el banquillo poniendo a Míchel Herrero en detrimento de un cansado Bermejo. Y llegaba por fin el minuto 72 en el que Moleiro robaba un balón que le ponía a Jesé para que por banda izquierda profundizara y en el borde del área se la cediera a Jonathan Viera y éste a su vez, facilitara la llegada de Kirian para que el de Candelaria pusiera una rosca al otro lado de la portería de Soriano que nada podía hacer ante el soberbio lanzamiento del de Candelaria que no celebraba el gol en su tierra natal. En el minuto 87 casi sin tiempo, la UD haría dos cambios; se marchaban Benito y Jesé para que entrasen Óscar Clemente y Sadiku. Los comentaristas parecían de luto por ir ganando la UD y, sobre todo en minuto 90 cuando Elady volvía a disponer de una clara ocasión que le quedaba muy centrada para que Raúl atajara sin problemas. Después de seis minutos de prolongación, cierto es que al Tenerife le interrumpen una jugada por fuera de juego cuando en la repetición se apreciaba que no lo era. También Raúl Fernández recibiría una cartulina amarilla sin advertencia previa por sacar lentamente. Se llegaba al final del partido con gran victoria de nuestra querida Unión Deportiva Las Palmas que aún no nos mete entre los seis de arriba pero cuando todos responden, hay que seguir puntuando como sea.

El próximo encuentro será este Domingo día 9 de enero en el Gran Canaria a las 20:30 hrs. ante el líder, la UD Almería para seguir logrando permanecer arriba y afianzarnos en la clasificación.

Riqui raca sinbonbaca, sim, bon, báaaaaaa, hurrá, hurrá, hurráaaaa, Las Palmas, Las Palmas, y nadie más...

💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛🐥🐥