Amarillos por el Mundo en Sabadell

Noticias

Victoria (2-1) merecida, corta por ocasiones y hasta milagrosa en el último momento, de nuestra querida Unión Deportiva Las Palmas ante un flojo Málaga CF que demuestra que merece luchar por evitar por eludir a Primera RFEF aunque al final del partido casi obtienen un punto que hubiera sido demasiado premio para lo que se vio en el encuentro en el Estadio de Gran Canaria ante tan solo, algo más de 10.500 espectadores. 
Xavi García Pimienta planteaba el encuentro con la principal novedad de la vuelta de nuestro valioso jugador de Santa Brígida, el gran Eric "DonSan" Curbelo y le no inclusión de Jesé Rodríguez en el once. Su puesto lo ocupaba el emeritense canterano bético, Rober González. En punta, regresaba Rafa Mujica a un once ante la baja por sanción de Armando Sadiku. Un total de seis canarios en el once; otra vez, más de medio equipo, jugadores nacidos en las Islas Canarias. 
El partido iba a dar comienzo tras la conjura en el césped de nuestros hombres y, una vez más, el juego lo proponía el conjunto canario mediante una presión alta y asfixiante ante un agazapado Málaga que trataba de salir con velocidad a la contra. El primer tiro a puerta desviado a córner por el guardameta Dani Martín, lo iba a protagonizar Mujica después de que la clarividencia de JonathanViera21 empezara a destaparse en el centro del campo. Alberto Moleiro se unía a la fiesta y en el minuto 23, tras una gran jugada suya, primero Rober y después Kirian,  mandaban dos balones seguidos al palo, aunque la jugada del segundo balón a la madera estaba anulada por posición antirreglamentaria del de Candelaria. Por fin, en el minuto 25, una asistencia de un irregular esa noche, Kirian, al interior del área, lo finalizaba un tal Jonathan Viera de manera sutil poniendo el balón al fondo de la portería (1-0). A partir de ese momento, el encuentro iba a entrar en una fase menos intensa hasta que volvían a llegar las ocasiones: el Málaga iba a tener la primera en una acción muy rápida por banda izquierda de Vadillo que cruzaría demasiado su tiro ante la salida de Valles y tras varios acercamientos no finalizados del conjunto andaluz, iba a ser Alberto Moleiro el que desde la frontal del área, emulando la ocasión al palo del partido en Ibiza, lo volvía a intentar de manera similar, pero en esta ocasión, por centímetros se iba a ir lamiendo el palo de la portería de Dani Martín logrando que tras unos diez minutos grises de la UD, volvieran los aplausos y la ilusión por hacer el segundo en el Gran Canaria. JonathanViera21 volvía a ser el dueño y señor del terreno de juego y el Málaga CF paraba el buen juego a base de faltas sin tarjeta ante la indignación de la afición y entonces en el minuto 45 con el tiempo cumplido, un despeje de Mfulu que le llegaba al 21 en su propio campo, hacía que el de la Feria sacara la varita, como un solo de Jimmy Hendrix con la guitarra, y pusiera la asistencia de la jornada de toda la Liga Española hacia Alberto Moleiro para que encarara solo a Dani Martín pero el del Sobradillo cruzaba demasiado el balón sin la sufiente rosca y el balón se iba fuera con la decepción consiguiente de la afición por lo que habría supuesto el segundo y la llegada del descanso en el estadio con las dudas de haber desperdiciado más de una ocasión para tener una diferencia más holgada. Así y todo, la afición despedía con aplausos en el estadio por la superioridad demostrada en esta primera mitad.
Se reanudaba el partido en la segunda mitad y el Málaga movía el banquillo de entrada pero lo que no cambiaba eran las faltas a los nuestros. Tras tres faltas seguidas, a la tercera llegó la vencida y el colegiado mostraba la primera cartulina por una dura entrada sobre Rober. La primera llegada de esta mitad iba a ser del Málaga CF en un duro disparo muy centrado desde la frontal que despejaba Valles. La UD reaccionaba por banda derecha con un centro-chut de Lemos que rechazaba con apuros Dani Martín. En el minuto 60, Pimienta sacaba del campo al de siempre, Alberto Moleiro, (me pregunto si habrá algún partido en el que termine en el campo un partido entero cuando salga en el once inicial), y entrara Maikel Mesa para que en su primera acción, tirara desde fuera del área por encima del larguero del cuadro andaluz. Mediante arreones, el conjunto visitante trataba de llegar a la portería de Valles pero atrás ponía orden y ley nuestro gran central, el señor Curbelo amargándoles la noche a Vadillo y compañía. En el minuto 70, Pimienta hacía un doble cambio, sacando del campo a unos desgastados Mujica y Rober e incorporara a Jesé y a Benito para buscar el segundo gol que nos diera cierta tranquilidad. Nada más producirse el cambio, "el francotiragol" de Kirian lo iba a intentar desde fuera del área pero su lanzamiento de iba a marchar envenenado muy cerca por encima del larguero. Y llegaba el jugadón de la segunda mitad con un balón que sacaba desde atrás Eric Curbelo que se la daba en banda al aldeano Benito para que explotara en velocidad en banda y pusiera un balón maravilloso al otro lado para que el 21 de primeras casi en el área, tratase de sorprender al guardameta malaguista pero le adivinaba la intención al de La Feria del Atlántico; habría sido un golazo increíble. Había que seguir esperando y el Málaga también hacía un doble cambio y tras éste, la magia de Jonathan emulaba también a John Wayne y tras desbordar a la defensa del Málaga, le servía un balón a Kirian al interior del área que desaprovechaba tirándolo fuera por centímetros junto al palo; manos a la cabeza en todo el estadio y en la mayoría de la afición que veía el partido en todos los rincones del mundo. Justo en ese momento, nuestro entrenador daba entrada a Fabio González para que saliera un Kirian que se lamentaba de no haber podido contribuir para aumentar el marcador al menos un minuto antes.  Por fin, en el minuto 78, se robaba un balón en la presión alta y Jesé sorprendía y marcaba un gran gol (2-0) pegado al palo para alegría de la afición que respiraba aliviada de tanta ocasión fallada. El Málaga, herido nada más sacar, enviaba el balón al área de Valles y se producía un contacto por el que se pedía la pena máxima; se consultaba y no se consideraba así, ¡menos mal! Pero los sobresaltos no paraban porque el Málaga reducía diferencias por mediación de Febas (2-1) después de un gran pase de Genaro. Ante esto, aparecieron los peores fantasmas por las ocasiones desperdiciadas y el conjunto andaluz parecía que olía el miedo y se echaban arriba con todo. En el minuto 89 llegaba la acción milagrosa de la noche tras un cabezazo de Roberto a placer en el interior del área amarilla que San Álvaro Valles, rodeado de las estrellas de los mejores sentimientos amarillos, paraba y despejaba a córner y después de cuatro minutos de descuento donde alejamos perfectamente el peligro. Incluso Maikel Mesa tuvo el tercero pero Dani Martín sacaba una gran mano y así, el colegiado decretara el final del encuentro que nos sitúa momentáneamente séptimos a la espera de los encuentros del Oviedo, la Ponfe e incluso el Girona a los que podemos dar alcance en las últimas jornadas de la liga regular. Banderas en todo lo alto, entre ellas, la de Amarillos por el Mundo de Sergio Maccanti en la grada sur y los tres hermanos Lordán en el estadio, esta vez, saboreando esta gran victoria que nos mantiene en la pelea por el ascenso.
El próximo viernes día 06 de Mayo a las 20:00 h, nos enfrentaremos al CD Mirandés otra vez en el estadio, donde desde aquí, quiero hacer un llamamiento para que el público acuda en masa y superemos al menos en 5000 más, la cifra habitual de los 10.000 fieles incondicionales. ¡Pal estadio afición, por favor!
Riqui raca, sinbon baca; sinnn, bonnn, báaaaaa; hurrá, hurrá, hurráaaaaaa; Las Palmas, Las Palmas, y nadie mássss!!!!
💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛🐥🐥