Noticias

Foto: Marca

Histórica, valiosísima y costosa victoria (0-2) de nuestra querida Unión Deportiva Las Palmas en un, hasta ahora, inexpugnable para el conjunto canario, Estadio Municipal de Santo Domingo con más de medio millar de aficionados del conjunto canario ante una A.D Alcorcón ya descendida de categoría, pero con unos jugadores profesionales que demostraron por qué viven y quieren seguir viviendo de este deporte, vendiendo muy cara esta derrota.
Xavi García Pimienta planteaba el encuentro con las obligadas novedades en los laterales por las bajas de sus titulares; en la derecha, volvería al once, debutando con el catalán, Ale Díez y en la izquierda, el aldeano, más habitual aunque no en esa demarcación, Benito Ramírez. De medio campo para arriba los más habituales, sin novedades. Además, antes del comienzo, se sabía que tras la victoria del conjunto pucelano ante la Ponfe, la UD pasaba a depender de sí misma para acceder a la codiciada promoción de ascenso a la división de oro de la LFP.
Después de la habitual conjura antes del pitido inicial, el partido comenzaba con una UD Las Palmas más enchufada en el juego ante un incómodo conjunto local que iba con todo incurriendo en falta tras falta. En el centro del campo, "un tal" JonathanViera21 imponía su criterio y el resto de los jugadores de ambos equipos atendían al espectáculo del mago. La primera ocasión la protagonizaría por banda derecha a los ocho minutos con un tiro escorado, Jesé Rodríguez tras pase del 21. El jugador nigeriano cedido por el Tenerife, Enmanuel Apeh, tendría una buena ocasión en un balón que le ponía Álex Mula en el que se confiaba Eric Curbelo y, menos mal que Benito Ramírez hacía la cobertura y forzaba el erróneo tiro de Apeh. Poco después, Kirian intentaba el francotiragol desde fuera del área pero su duro lanzamiento algo centrado, lo rechazaba el portero. Tras dos faltas seguidas de Olabe, primero a Ale Díez y treinta segundos después, a Moleiro, ambas merecedoras de tarjeta, la segunda al borde del área, en el minuto 21; iba a ser ejecutada con enorme concentración por el número 21, poniéndola a la escuadra con gran potencia aunque a pesar del vuelo espectacular del guardameta que la tocaba; nada podía hacer para evitar el primero (0-1) para alegría e ilusión de la afición congregada en el estadio y postulada ante las televisiones y radios del mundo entero. Jesé realizando un magnífico trabajo defensivo, robaba balones desde atrás y en el tercero que recuperaba en cinco minutos, le hacían otra falta merecedora de tarjeta pero no, el árbitro era un amigo caserista que sonreía a todos los jugadores. En el minuto 31, una gran combinación terminaba con otro gran disparo de Kirian que despejaba el portero. Primera cartulina amarilla por fin para un sucio Enmanuel Apeh sin opción de llegar al balón a pesar de que los comentaristas opinan que no era para tarjeta (flipante). En el minuto 37, se producía un pase entrelíneas del 21 para Alberto Moleiro que tras deshacerse de varios defensores de la AD Alcorcón acabaría finalizando dentro del área casi sin ángulo haciendo despejar a córner a Jesús. Y ya en los últimos minutos de esta primera parte, otra vez Kirian lo volvería a intentar desde fuera del área y el balón no cogía portería aunque se fue muy cerca del palo de Jesús. Se llegaba al descanso con la ventaja por la mínima (0-1).
Daba comienzo la segunda mitad y la AD Alcorcón salía dispuesta a intentarlo pero para llegar a portería, se encontraban al satauteño Eric "DonSan" Curbelo y compañía. Sadiku lo intentaba arriba pero su trabajo resultaba infructuoso. En el minuto 53 llegaba una buena oportunidad de la UD en un contraataque llevado por Jesé que se la dejaba de cara a Sadiku y tras el control, su tiro lo rechazaba Jesús, desviándolo a córner (lo de Sadiku es rematar de primeras, sin parar el balón). En el minuto 60, el conjunto madrileño nos metía el susto en el cuerpo mediante una ocasión originada con un pase de Álex Mula que Zarfino finalizaba en el interior del área y que haría sacar una mano espectacular de reflejos a nuestro asentado y creciente guardameta sevillano, Álvaro Valles. En esos minutos, el impune Olabe hacia una falta a Jonathan casi de naranja pero el árbitro éste demostraba que ya debe estar descendido como colegiado a Primera RFEF, solidarizándose con la AD Alcorcón y no se la sacaría. En el minuto 66, movíamos el banquillo por primera vez sacando del campo a un trabajador Jesé Rodríguez para que entrara el emeritense Rober González. Los siguientes minutos fueron de estancamiento y sufrimiento para una UD muy metida en defensa para evitar el empate de la AD Alcorcón. Llegaban varias ocasiones para el conjunto local que, por suerte, no cogían los tres palos de la portería de Valles. En el minuto 80, Xavi García Pimienta movía nuevamente el banquillo sacando del terreno de juego a un desgastado Alberto Moleiro y al incansable Armando Sadiku para refrescar el equipo y reforzar el centro del campo, incorporando a Maikel Mesa y a Fabio González (así, nos quedábamos arriba en ataque, únicamente con Rober). En el minuto 82 tras el bote de un córner, llegaba otra clara oportunidad para la AD Alcorcón después de un testarazo de Óscar Rivas al centro de la portería que blocaba bajo palos, San Álvaro Valles (me vino a la cabeza la parada al Málaga en nuestro estadio). Sólo un minuto después, Kirian asistía a Rober para que avisara de lo que venía minutos después a Jesús. Después de unos eternos minutos de incertidumbre, se cumplía el minuto 90 y un astuto Rober robaba un balón que trataba de sacar de su propio campo la AD Alcorcón y, sorprendentemente encaraba para con un fuerte disparo, batir ajustándolo al palo, a Jesús para marcar el gol de la tranquilidad, del respiro, del camino y del horizonte para vislumbrar los dos próximos partidos.
Los astros parecen haberse alineado como dice mi querido amigo Carmelo Velázquez, incondicional aficionado de nuestra amada Unión Deportiva Las Palmas, uno de lo primeros 400 abonados actuales de nuestro equipo. El sábado a las 21:00 h, a llenar el Gran Canaria en el encuentro más determinante desde 2015, ante el Real Oviedo para empujar a nuestros jugadores y confirmar que merecemos no solo entrar en la promoción de ascenso sino SUBIR A PRIMERA.

¡ARRIBA D'ELLOS!

Riqui raca, sinbon baca; sinnnn, bonnnnn, báaaaaaaa; hurráaaa, hurráaaa, hurráaaaaaaa; Las Palmas, Las Palmas y nadie máaaas!!!!

💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛🐥🐥