Amarillos por el Mundo en Sabadell

Noticias

El Ojo Luítico #LasPalmasEspanyol #J20

Victoria muy valiosa por la mínima en el Gran Canaria ante el actual líder, el RCD Espanyol de Barcelona, en el primer partido del año 2021 para ambos conjuntos. Pepe Mel dispondría, para empezar el año, de jugadores lesionados, por fin, provenientes de algún planeta de la vía láctea. El que aún no aterrizaba en la isla de Gran Canaria era Pejiño, que probablemente aterrizará en alguna otra provincia con equipo Primera División, pero eso será otro cantar, que a mi no me sorprenderá, si ocurre. Raeaparecerían tanto en punta, Sergio "El Chino" Araujo, como pivote defensivo, el gran Sergio Ruiz (pero en ambos casos se les notaría la falta de partidos). En la titularidad, en portería, un inpreciso hoy Álex Domínguez; en defensa, los centrales grancanarios Álex Suárez y Eric Curbelo, un gran Dani Castellano y un flojo hoy, Álvaro Lemos. En el mediocentro, Kirian, aún para mi, muy atrasado, como Javi Castellano, que cuajó un gran encuentro, y, más arriba, un enorme Rober González en la mediapunta, y un incisivo Benito Ramírez de extremo derecho. Un total de seis canteranos canarios en el once.

El partido y el año comenzaba con una UD con muchas ganas y muy buena presión. Pues nada más empezar, se producían unas manos claras dentro del área del cuadro barcelonista, pero el árbitro no lo apreciaba y en la sala VOR estarían llegando y no quisieron avisar al colegiado para que la fuera a ver, es decir, un nuevo NO GLORIA, NO VAR, el primero del año. Lo más simpático es que, tras verse la repetición, y la evidencia de las manos en las imágenes, uno de los comentaristas se atrevía con descaro a decir, "a mi no me lo parecen". Poco a poco, el Espanyol comenzaba a llegar a través de Puado, Embarba y, sobre todo, de su estrella, Raúl De Tomás. Pero la UD no se achicaba y seguía tomando la alternativa. Muy activos hoy Rober, Benito y el reaparecido Sergio Araujo. Álex Domínguez nos deleitaba con un paradón ante una oportunidad de Raúl De Tomás. Pero la UD ponía las cosas en su sitio y a base de garra, llegaba un papazo de Rober tras una muy buena combinación entre Kirian, Araujo y Dani Castellano. Nada puede hacer el guardameta, Diego López, ante el trallazo del guerrillero emeritense Rober Bayón González (1-0). Viéndose la repetición del puazo, el mismo comentarista de antes diría, que se le quedaba a Rober el balón "sin querer", (como si el pase de Dani fuera de rebote) y le pega perfectamente, el comentario es alucinantemente partidista. Sólo dos minutos después, el impresentable locutor, casi se desgañita tras la oportunidad de Darder. El Espanyol se lanzaba al ataque a por el empate pero nuestra defensa se empleaba a fondo. El conjunto barcelonista aprovecharía dos imprecisiones de Álex Domínguez para cercar el área amarilla. Sin embargo, el supuesto comentarista principal, se erigía como firme admirador de Benito Ramírez, ya que lo nombraba siempre aunque lo confundiera una y otra vez con Rober o con Kirian. Terminaba la primera mitad con ventaja (1-0), y los jugadores se quedaban haciendo piña para irse al vestuario.

Comenzaba la segunda parte y el árbitro se mostraba dubitativo en mostrar la cartulina amarilla en una falta donde Rober robaba un balón y se quedaba solo ante el portero. Sin embargo, desde la sala VOR esta vez, avisaban al árbitro para que fuera a ver el VAR porque Lluis López era el último defensor, por lo que, rectificaría y la cartulina sería roja. Pues así fue, y esta vez SÍ GLORIA, SÍ VAR y el Espanyol se quedaba con 10. Todo hay que decirlo, y viendo la repetición de la falta, no parece que sea como para roja. La falta la sacaba Lemos y el remate fallido sería de Sergio Ruiz. El Espanyol sacaría del campo a Embarba para que entrara el central uruguayo Cabrera.

A partir de la expulsión, una muy buena presión de la UD, lograba asfixiar el juego del Espanyol durante unos minutos pero sólo fue un reflejo porque el conjunto catalán se restablecería y empezaba a mandar en el campo gracias a la verticalidad del joven Nico Melamed que entraba como una exhalación por banda izquierda, desbordando a Lemos por activa y por pasiva. De hecho, cuando los comentaristas celebraban el empate del Espanyol, para su decepción, se le anulaba el gol, por posición de fuera de juego en el comienzo de la jugada anterior de Raúl De Tomás. En el minuto 64, Pepe Mel trataba de darle más consistencia al centro del campo, dando entrada a Fabio González por Benito Ramírez. Unos minutos después, el comentarista se volvía a exaltar pidiendo penalti a su jugador preferido de la segunda mitad, Nico Melamed, y en la repetición se apreciaba que no era para nada suficiente, a pesar de que los jugadores del conjunto visitante, se les empezaba a ver el plumero como consentidos, peliculeros, etc; tratando de influenciar al árbitro, que sorprendentemente mantendría el tipo y la compostura para que no se salieran con la suya; chapó hoy por el árbitro. También, los comentaristas estaban justificando el consentimiento de los jugadores del Espanyol y se les veía el plumero, incluso con frases que decían "esto se empata". No entiendo como Movistar no los sanciona, al menos a uno de ellos, al más descarado, durante un tiempo porque no es para menos.

En el minuto 69, saldrían las dos reincorporaciones de hoy, tanto Sergio Ruiz como Araujo para que entraran Aridai y Edu Espiau.

Pero el Espanyol seguía a lo suyo y la UD se echaba atrás con el habitual desorden en el centro del campo pero con actitud de buscar siempre el balón y la posesión. Muy verticales, Puado y Melamed trataban de llegar y de buscar a RDT. Sufría la UD pero el coraje hoy era admirable. El Espanyol tiraba ya todo por el todo, en el minuto 80 entrando a Wu Lei en lugar de Óscar Gil y Pepe Mel, sacaba al de siempre, al gladiador Rober y al trabajador aunque algo impreciso hoy, Kirian, para que entraran Maikel Mesa y Clau Mendes. En un fallo defensivo, la tendría el joven Melamed pero, casi a placer para hacer el empate, se le iba fuera al lateral de la red; era el empate y los comentaristas no se lo podían creer. Para colmo, el árbitro decidía descontar seis largos minutos. El Espanyol colgaba balones e incluso Clau Mendes tendría la ocasión para sentenciar pero no estaba acertado el conejero, muy lento. Y, por fin, se llegaba al final con esta victoria tan necesaria e importante para empezar el año y cambiar la tendencia negativa de finales de 2020.

Ahora, a continuar con la racha y a prosperar para mantenernos o subir en la tabla clasificatoria. El próximo encuentro, nada menos que en Mallorca, otra vez, el próximo Domingo, día 10, a la misma hora (15:00 hrs.). Pues eso, a crecernos como grandes que somos ante otro grande de la categoría porque somos nada más y nada menos que LA UNIÓN DEPORTIVA LAS PALMAS!!!!

¡ARRIBA D'ELLOS! ¡¡QUE VIVA NUESTRO ESCUDO!!

#CanteraSiempreAvante

💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛🐤🐤

El Ojo Luítico #RayoLasPalmas #Jornada19

Derrota incapaz (2-0) de nuestra querida Unión Deportiva Las Palmas en Vallecas ante un Rayo Vallecano que no demostraba que fuera equipo de play-off de ascenso y, menos mal. 
Planteamiento inicial sin delanteros de Pepe Mel que dejaba anonadada a una buena parte de la afición en el último partido del año para ambos conjuntos. Por otro lado, apostaba en el once por los extremos grancanarios, en banda izquierda, el aldeano, Benito Ramírez y en banda derecha, Cristian Cedrés, aunque no se conoce quién sería el encargado de rematar estas llegadas por bandas; tal vez, Rober por el interior o Maikel Mesa desde fuera del área, porque otra cosa no se me ocurre. 
El partido daba comienzo y a los dos minutos de juego, se produce la lesión en la rodilla en un mal gesto de Cristian Cedrés tras su buen partido de Copa de trámite ante un tercera decisión donde marcó nada más empezar y en en el que los tristes comentaristas de la TV CANARIA, no se enteraban que le dedicaba el gol a su madre fallecida recientemente. Entonces Pepe Mel metería a Edu Espiau en su lugar y, por fin ya teníamos a un delantero, eso sí, de forma accidental. Muy pronto llegaría la primera llegada del Rayo sin oposición en la defensa de la UD, menos mal que era fuera de juego. El Rayo Vallecano imponía la chispa del ritmo del partido. Álex Suárez  impedía el primer gol del Rayo. Además, se producían varias paradas de Álex Domínguez; las dos primeras, de tiro rechazado por nuestra defensa y la tercera, una buena parada a tiro de Isi Palazón, que era uno de los mejores jugadores sobre el campo. La primera aproximación de la UD se producía allá por el minuto 18 con una falta sobre Maikel Mesa que botaba Benito sin consecuencias. Desorden monumental en el centro del campo donde Fabio, Cristian Rivera y Maikel Mesa no se entendían. En el minuto 22, el colmo de los colmos, nuestro capitán, Dani Castellano se llevaba la mano a los isquiotibiales y tendría que ser sustituido para que entrara el brasileño, Jonathan Silva. ¿A qué planeta se irán los lesionados? ¿Sabremos algo sobre su gravedad? La información supongo que nunca llegará en el programa dirigido por el cuerpo médico de la UD, "Cuarto Udlenio". 
Primer remate de cabeza de la UD de Álex Suárez, a pase lejano de Álvaro Lemos en el minuto 26 que atajaba el portero Luca Zidane, sin problemas. Primera tarjeta amarilla en este caso, justa a Maikel Mesa por cortar el contragolpe de Trejo. A la media hora de juego, parecía que la UD iba neutralizando el dominio del Rayo, pero el conjunto madrileño dispondría de una nueva oportunidad a saque de córner donde Álex Domínguez blocaba un cabezazo. Por suerte, se llegaba al intermedio con el empate inicial sin goles (0-0). 
Comenzaba la segunda mitad y Pepe Mel haría un doble cambio de entrada metiendo a Kirian por Maikel Mesa y a Eric "comodín" Curbelo, de extremo zurdo. El Rayo volvía a mandar y Kirian volvía a jugar de todocampista pero con un desorden monumental en nuestro centro del campo. El Rayo volvía a mandar en esta segunda parte y Óscar Valentín creaba peligro, pero era Isi Palazón el que volvía a internarse en el área amarilla y, a pesar de la pugna con Curbelo donde pide penalti, el balón le llegaba a placer a Antoñín para que remachara solo en el otro lado del área. Como de costumbre, Álvaro Lemos, muy flojo en defensa, le da metros en la marca y Álex Domínguez no puede hacer nada y llegaba el primero para el Rayo, merecido (1-0), minuto 58.
 La UD trataba de reaccionar pero arriba estaba muy solo Espiau y Pepe Mel retrasaba la entrada del delantero italiano Pietro Iemmello. Únicamente en ataque, se produciría una 
buena llegada por el interior izquierdo de Eric Curbelo con autopase incluido y choque con el atento portero rayista, Luca Zidane. Incluso, el comentarista de Movistar tendría la desfachatez de decir que el Rayo no se sentía amenazado. En el minuto 76, Pepe Mel, por fin, metía al italiano y sacaría inexplicablemente al brasileño Jonathan Silva que había entrado en la primera parte por la lesión de Dani Castellano. Eric Curbelo tendría una última ocasión desde fuera del área que blocaba Luca Zidane. Tan solo unos minutos después, tras una pérdida de balón  debida al apelotonamiento de jugadores de la UD en el centro del campo, se producía en defensa, un error garrafal del central conejero Ismael Athuman, que tras un taconazo en el pase que no le sale bien, el delantero Bebé, que acababa de entrar, le robaría el balón, encararía verticalmente hacia Álex Domínguez y marcaba el segundo poniendo el balón en el segundo palo,(2-0), minuto 88. Se llegaba de esta manera tan triste al minuto 90 y, después de dos minutos de descuento, al final del encuentro. Triste final del año, dieciocho mil lesionados de los que el ocultismo sobre la reaparición es lo que campea entre la afición y "la mosca detrás de la oreja" de que equipos de Primera división se puedan llevar a parte de nuestros mejores jugadores ahora supuestamente lesionados como Pejiño o Sergio Ruiz en el próximo mercado de invierno; quizás tal vez, por eso, no se sabe nada de ellos, y no juegan sino al escondite.
El próximo partido, ya en el 2021 será en el Gran Canaria el Domingo día 3, a las 3 de la tarde ante el líder Espanyol. Que Viva nuestra querida Unión Deportiva Las Palmas. Arriba D'ellos.
#CanteraSiempreAvante
💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛🐤🐤

El Ojo Luítico #LasPalmasAlcorcón #J18

Empate triste (0-0), penoso e inmerecido en el Gran Canaria ante la Agrupación Deportiva Alcorcón, dado que, visto lo visto en las dos mitades, el conjunto madrileño dominó con claridad en la primera mitad y, el mejor jugador del partido fue nuestro joven portero catalán, Álex Domínguez; luego en la segunda, empate a nada, por lo que, pienso que con toda seguridad, el resultado de lograr un punto es hasta bueno. 
El planteamiento inicial de Pepe Mel, tras las buenas sensaciones del Toralín, jugando con dos delanteros, incomprensiblemente, pone en casa a uno, sólo al italiano Iemmello, dejando en el banquillo a Espiau; eso por un lado, porque, por otro, dejaba fuera también a Fabio González, que se marcó un partidazo también en Ponferrada. Y, ya por último, experimenta con el extremo derecho Cristian Cedrés, de lateral derecho, cuando tenemos al satauteño Eric "comodín" Curbelo que también lo dejaría en el banquillo. Estos tres aspectos los veo fundamentales para lo que iba a acontecer, sobre todo, en la primera parte. ¿Por qué Pepe Mel? ¿Por qué tiras de entrada, la primera parte a la papelera? No lo entiendo y, no se entiende por parte de la afición...
El partido comenzaba con un Alcorcón que, de forma vertical, iba a por el balón y el partido, llegando con profundidad a la portería amarilla. Kirian, muy retrasado en el mediocentro se molestaba con Loiodice y con Cristian Rivera y trataban de hacer llegar balones infructuosos al italiano. Eso sí, aisladamente, en el minuto 14, Iemmello intentaría una vaselina pero el guardameta del Alcorcón, Dani Jiménez, interceptaría sin problemas. Marc Gual era el eje del ataque del conjunto madrileño y era una auténtica pesadilla para la defensa grancanaria. De hecho, sería el responsable de que la inexperiencia de Ismael Athuman hiciera que tocara con la mano el balón en el interior del área, decretándose un penalti tonto, pero claro. Lo tiraría con lentitud, Ernesto y lo pararía perfectamente Álex Domínguez adivinándole la intención al jugador alcorconista.
Tras el fallo del penalti, la ineficacia y confusión de la UD era evidente y no teníamos posibilidad de réplica y el Alcorcón no se achicaría sino todo lo contrario. En el minuto 40, Arribas tendría un uno contra uno, que adivinaría y salvaría el guardameta del conjunto amarillo, el gran Álex Domínguez. Sólo un minuto más tarde, Kirian metería un buen balón al área para Rober, que iba a ser arrollado por el defensa del Alcorcón en su intento de despeje de balón, que golpearía al jugador emeritense y el árbitro, sin dudarlo, decretaba la pena máxima. La lanzaría el jugador tinerfeño, con muchas dudas, pero errándola, directamente al palo. Una pena, no habernos adelantado, aunque no lo mereciéramos. Se llegaba al descanso con dos penaltis errados, uno por cada equipo.
Tras la reanudación, parece que Pepe Mel recordó lo que en parte, debía haber planteado de inicio y ponía a Fabio por Loiodice y a Curbelo por Cedrés; pero arriba dejaba a un solitario Iemmello. Acontecía intentos de llegada sin remates por banda derecha de Eric Curbelo. Por banda izquierda, nada de nada, desde que Pejiño está en Saturno y, aunque parece que aterrizará en nuestro planeta nuevamente, Cuarto Milenio se impone en las redes del ocultismo del equipo médico de la Unión Deportiva. Tampoco Pepe Mel quiere ver que Benito por esa banda acostumbra desbordar y el aldeano vuelve a ser dueño y señor del banquillo canario y de la desolación en la profundidad de la banda izquierda. En el minuto 64, Pepe Mel pone en el mediocentro, a Maikel Mesa por Kirian (ambos deberían jugar de mediapunta y no tan atrás), y al solitario Iemmello para poner otra vez en solitario, al grancanario, Edu Espiau, (increíblemente triste). Pues, como era de esperar, nada de nada, la táctica era un mero intento desaprovechado por nuestro entrenador; los jugadores imprecisos y confundidos en la idea sobre a qué jugaban y así no se puede. Por último, en el minuto 78, ante las molestias de un irregular Clemente, Pepe Mel se acuerda de Benito Ramírez y, aunque el aldeano lo intentó, ya casi no habría tiempo. El partido malo de solemnidad terminaría en el Gran Canaria y, para mi punto de vista, Pepe Mel sería el máximo responsable del desbarajuste del equipo en este partido. 
Esperemos que aterrice en la tierra y, a ser posible, en Gran Canaria, alguno de los lesionados procedentes de algún planeta de la Vía Láctea y empecemos a resurgir y Pepe Mel se deje de experimentos y enchufe al equipo como muy bien sabe hacer cuando le lucen mejor sus buenas ideas, como cuando tenía un bloque más permanente en los primeros siete partidos de la temporada. Ojalá Pepe, ojalá. Ahora veremos el Domingo a las 17:15, qué tal se nos da la visita a Vallecas. ¡¡VAMOS UD!! ¡ARRIBA D'ELLOS! Y ¡¡QUE VIVA NUESTRA QUERIDA UNIÓN DEPORTIVA LAS PALMAS!!! 
#CanteraSiempreAvante 
💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛🐤🐤

El Ojo Luítico #PonferradinaLasPalmas #Jornada17

Empate justo (0-0) ante La Ponferradina en un gran partido disputado en el estadio del Toralín, que, increíblemente, terminó sin goles tras varias claras oportunidades incluidas las maderas, en ambas porterías. 
Pepe Mel planteaba este nuevo encuentro con varios cambios esperados o por sanción, (Eric Curbelo) o por lesión, (Kirian, Sergio Ruiz y otros tantos jugadores que, a saber, cuándo resparecerán...), haciendo debutar al central de origen nigeriano, Ismael Athuman que cuajaría un buen partido, al igual que Cristian Rivera, que apenas había jugado, incomprensiblemente. La novedad, para alegría de parte de la afición, fue la inclusión de un segundo delantero como Iemmello que acompañaba en punta al canterano Edu Espiau (1-4-4-2)
El partido comenzaba con una UD que volvía a vestir la tercera equipación, la elástica rosa. La Ponferradina, avisaba a través de Curro con un zurdazo desde fuera del área que intentaba sorprender a Álex Domínguez pero, nuestro portero, con una gran mano, desviaba el balón a córner. Sobre el minuto 10, la UD iba a ir tomando el mando con un centro del campo donde Fabio y Loiodice tomaban la batuta. La UD presionaba con intensidad y recuperaba balones con facilidad. El italiano, Iemmello, se veía participativo y colaboraba en el ataque del conjunto canario. El jugador de la Ponfe, Paris Adot recordaba a la afición grancanaria repartida por el mundo, a Manuel Pablo, por su parecido físico e incluso la posición de lateral derecho. La UD llegaba cada vez más a partir de una gran internada de Álvaro Lemos hasta el área chica pero en el pase de la muerte a Iemmello, el defensor Pascanu, despejaba in extremis. Al borde del descanso, Edu Espiau mandaba el balón al larguero tras la dejada atrás de Óscar Clemente.  La UD dominaba con claridad gracias a la clarividencia de un formidable Fabio González, respaldado perfectamente por Rivera y Loiodice. También por las bandas destacaba Dani Castellano y Álvaro Lemos, además de un activo Espiau y un trabajador Iemmello. La Ponfe, sin embargo, no se achicaba, demostrando por qué están en la parte alta de la clasificación, y buscaba la verticalidad y el contragolpe pero una buena defensa por parte de Álex Suárez y el debutante Athuman, atajaban las posibilidades de los locales. Por cierto, la primera tarjeta sería para Rios Reina y chapó para los comentaristas de este partido, dos señores y dos profesionales a los que no se les veía el rasero a favor ni de unos, ni de otros, además de dos entendidos de la categoría. 
Comenzaba la segunda parte y, susto nada más empezar, puesto que el ex-amarillo Yuri, libre de marca, cabeceaba un centro, al palo. La réplica la ponía la UD a través de Dani Castellano que remataba rozando el palo aunque la jugada estaba invalidada por fuera de juego de Espiau. Llegaba la primera tarjeta para el nigeriano Athuman. En el minuto 60, la Ponfe hacía sus primeros dos cambios. Lemos en profundidad intentaba ponerle balones a Iemmello y Espiau pero no lográbamos rematar por faltarnos precisión en ese último pase. En el minuto 70, Pepe Mel movía, por fin, el banquillo y entraban Rober por Clemente y Clau por Iemmello. En el minuto 72 se producía un magistral pase de Fabio para Espiau que no llega por muy poco. Un minuto después, otro pase del de Ingenio para Rober, y el emeritense se revolvía y tiraba pero se le marchaba fuera, muy cerca del palo. En el minuto 78 una gran arrancada de Espiau era frenada en falta con tarjeta para "el Manuel Pablo" de la Ponfe. En el minuto 79, entraba Maikel Mesa por Espiau. La Ponfe volvía a hacer otros dos cambios en el minuto 82 y forzaba una falta muy peligrosa en el vértice del área a la que Álex Domínguez respondía con un nuevo paradón tras el lanzamiento de la falta. La polémica del partido llegaba en una mano que se produce en el interior del área de un defensor de La Ponfe cuando Rober trataba de rematar una jugada en el interior del área en donde el balón es rechazado por un defensor pero, a pesar de que es obvio que hay un contacto y tras un arbitraje impecable hasta ese momento; el árbitro opta por no consultar el VAR en un más que posible NO GLORIA, NO VAR, tras ver la repetición de la jugada por televisión. Doble cambio final en el minuto 87 y entraban, Benito Ramírez y Aridai por Fabio y Loiodice. Poco tiempo para más y, a pesar de que se descontaban cuatro minutos, los dos equipos se daban por satisfechos por el punto conseguido en un buen partido de buen fútbol.
El próximo Domingo en el Gran Canaria recibiremos al Alcorcón partiendo de las buenas sensaciones con las que finalizamos el encuentro de hoy y, ¿quién sabe si regresará recuperado alguno de los lesionados procedentes de algún planeta donde se encuentra la enfermería? Toda una incógnita... OJALÁ y QUE VIVA NUESTRA UNIÓN DEPORTIVA LAS PALMAS, ¡ARRIBA D'ELLOS! 
#CanteraSiempreAvante 
 
💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛🐤🐤

El Ojo Luítico #LugoLasPalmasLugo #Jornada16

Empate (1-1) ante el Lugo en el Anxo Carro, por lo que, se nos resiste la primera victoria foránea y, en este caso, lamentando una vez más que ocasiones como éstas para ganar, no deberíamos dejarlas escapar.

Planteamiento inicial con siete canarios en el once, apuntando al equipo que logró la remontada ante el Sporting, destacando la titularidad de Kirian, tras haber sido el eje de la revolución ante el Real Sporting en el Gran Canaria. Como nota destacada también, resaltaba la entrada de Maikel Mesa, seguramente en la media punta, algo que se echó de menos en la desastrosa primera mitad del último partido. El Lugo contaba con sus dos atacantes canarios habituales; el veterano tinerfeño, Iriome González y el grancanario, Cristian Herrera.

Empezaba el encuentro y nuestra querida UD, se vestía con la segunda y preciosa equipación con la camiseta y medias azules y el pantalón amarillo; parecía un buen presagio y el conjunto canario salía en los primeros minutos a por el partido sacando dos córners seguidos y finalizando uno de ellos con un tiro de Fabio desde fuera del área pero que se iba a las nubes. En el segundo córner, Maikel Mesa estuvo a punto de llegar a un balón en el segundo palo pero le sorprendió y no se lo esperaba. El Lugo despertaba a partir de buena internada de Gerard Valentín por la derecha que no era aprovechada por el conjunto local y en la segunda llegada por esa banda, se producía un penalti de Jonathan Silva por una carga mal hecha sobre Gerard Valentín. Una pena, esto no le pasaría a Dani Castellano pero, Pepe Mel parece hechizado por el brasileño cuando defensivamente le queda un mundo a este chico. El Lugo se adelantaba por mediación de Manu Barreiro que trasformaba la pena máxima (1-0). Tras es varapalo, una conducción de Cristian Herrera, se la ponía otra vez al autor del primer gol, que disparaba duro al segundo palo, haciendo sacar la manopla con un paradón a Álex Domínguez ante el remate de Manu Barreiro. Un entradón, como no, sin tarjeta sobre Maikel Mesa, parecía haberlo dejado tocado y calentaba Óscar Clemente. En el lanzamiento de la falta, llegaba el GOOOOOOOOOL de listo de Loiodice (1-1), que se come el portero Cantero por el efecto que hace el balón del zambombazo del joven parisino. Poco a poco, nos imponíamos en la presión y en el centro del campo y llegaba la primera falta sobre Rober. Loiodice la volvía a probar desde mucho más lejos que antes. Seguía habiendo dudas en las funciones en el mediocampo entre Fabio, Mesa, Kirian y Loiodice que se molestaban mutuamente. Pepe Mel, podría prescindir de alguno de ellos y jugar con otro delantero; hace ya bastantes encuentros que lo observo y creo que nos podría venir mejor. Hoy se echaba de menos al cántabro Sergio Ruiz que ponía orden en el mediocentro. Los comentaristas de esta ocasión empezaba a vérseles el plumero con la preferencia para el Lugo en este partido. Valentín le hace un caño al brasileño y la afición amarilla por el mundo se le pasa por la cabeza la idea de un más que posible cambio por Dani Castellano o incluso por algún otro jugador, recolocando al satauteño "comodín Curbelo" de lateral izquierdo. En el minuto 29, llegaba la primera tarjeta, algo rigurosa, precisamente para Eric Curbelo, cuando ni siquiera se aprecia la falta con claridad. Desde el minuto 30, se producen innumerables faltas de ambos conjuntos que interrumpían el juego y Álvaro Lemos no se mostraba en su mejor momento ni mucho menos, y sacaba una falta que le llegaría rasa y mansamente a las manos del portero. Se llegaba al descanso con las tablas en el marcador en un resultado justo hasta ese momento.

Se reanudaba el encuentro en la segunda mitad y, nada más empezar, Jonathan Silva forzaba en ataque una falta que Lemos servía, intentando sorprender a Ander Cantero en el palo corto pero aún lejos de mostrar la calidad de su diestra que nos ha dado varias alegrías en meses pasados. El Lugo hacía el primer cambio y en el minuto 60, llegaba una buena combinación entre Rober, Mesa y Kirian pero se le iba alto el tiro a puerta en la frontal del área. Poco después, se equivocaba Kirian en un pase desde el centro del campo; sigo pensando y diciendo que el tinerfeño juega mejor más adelante, en la media punta. Una vez más, el brasileño, Jonathan Silva cedía un córner evitable, pero menos mal que el Lugo desperdiciaría la ocasión con un manso remate. Por fin primera tarjeta clara para el Lugo, en el minuto 65 para el tinerfeño Iriome, que estaba jugando su derby particular, sobre Edu Espiau. La ponía Lemos y la enganchaba Curbelo e Iriome la enviaba con la mano a córner en un posible penalti. Otro saque de córner para Lemos que iba entonando su diestra y era Kirian en su intento de remate y se forzaba otro córner más.Tras el saque, Rober estuvo a punto de rematar el envío del gallego. La defensa del Lugo estaba muy enchufada en una buena arrancada de Kirian para Espiau. Edu forzaba un nuevo córner. Pepe Mel no movía el banquillo. La ponía Lemos al segundo palo y Álex Suárez forzaba un nuevo córner. Lo remataría por fin Curbelo, pero se marchaba alto. El Lugo sí que movía el banquillo y entraba Chris Ramos por el omnipresente en la primera mitad y ahora desgastado, Gerard Valentín. Por fin, en el 75, Pepe Mel hacía el primer cambio: entraba Clau Mendes por el de siempre, Rober, que sí es cierto que no había hecho un partido muy destacado. Otra jugada entre Kirian y Maikel Mesa era finalizada con un disparo que se iba fuera junto al palo, del lagunero. En el minuto 78 se producía la expulsión del autor del gol, Manu Barreiro, tras una entrada muy sucia a la altura del peroné a Kirian para sorpresa de los supuestos comentaristas que obviaban la dureza de la entrada hasta que la repetición hablaba por sí sola: para cualquier aficionado era demencial oir a estos sujetos. Incluso se escuchaba lo siguiente: "vamos a ver cómo resiste el Lugo para aguantar la embestida del conjunto canario" (Los comentaristas muy  preocupados, no por Kirian y su tobillo maltrecho sino porque se podía venir la primera victoria del conjunto grancanario). El pundonor de Kirian después de la entrada criminal era de admirar, pero en el minuto 82 se tiraba al césped por la lesión ocasionada y tendría que ser cambiado por Benito Ramírez. Sólo unos minutos después, pero ya tardísimo, se realizaba un doble cambio más que tardío y entraban Aridai y Clemente por Loiodice y Espiau. Además, el Lugo se quedaba con nueve jugadores sobre el campo porque se le lesionaba un jugador. Con tantas pérdidas de tiempo, sólo se descontaban cinco minutos y nuestro equipo rondaba la portería de un Lugo agazapado y defendiendo como "gato panza arriba" con un Maikel Mesa que distribuía en la media punta, demasiado horizontal hacia las bandas para que, los recién incorporados, Benito, por la izquierda, como Aridai, por la derecha, intentasen meter balones para que Clau los rematase, pero no pudo ser finalmente; el empate sería el resultado final para alegría de la afición gallega y de los comentaristas de Movistar. ¿Eran de Lugo?

El sábado a las 15:00, visitamos a la Ponferradina para tratar de lograr la primera ansiada victoria como visitantes, con un equipo muy mermado por las lesiones de jugadores como el Chino Araujo, Pejiño, Sergio Ruiz y, ahora Kirian. ¡¡ARRIBA D'ELLOS Y QUE VIVA NUESTRA QUERIDA UNIÓN DEPORTIVA LAS PALMAS!!!

#CanteraSiempreAvante

💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛🐤🐤

Foto: La Provincia