Noticias

El Ojo Luítico #RealOviedoLasPalmas #Jornada39

Derrota (2-1) en el nuevo Carlos Tartiere de Oviedo que supone un nuevo revés fuera de casa y nos vuelve a dejar en tierra de nadie, sin asegurar aún la permanencia e incluso con remotas posibilidades de llegar a la promoción de ascenso, ganando los 9 puntos restantes, dados los resultados de la actual jornada hasta el momento.
Lo cierto es que tras ver el once inicial para el encuentro, con menos rotaciones, parecía que podía vaticinar un buen resultado, no tanto como el equipaje rojo, medio polaco, que, igual que el verde de la temporada anterior, desagrada enormemente a al afición y, yo diría que a los jugadores, también porque de los 18 posibles puntos en juego con él, tan sólo hemos logrado un mísero empate.
El partido comenzaba con un Oviedo que, como gato panza arriba, trataba de ir a por todas, presionando todos los balones poniéndole intensidad al ritmo pero con un escaso juego que demostraba la posición en la tabla del conjunto asturiano. Durante los primeros diez minutos, las llegadas eran del conjunto local, que por mediación de Bárcenas, remataba hasta en dos ocasiones. En el minuto 11, una combinación entre Pedri y Rubén terminaría con un disparo a puerta del isletero sin complicaciones para el guardameta oviedista. Muy pronto, una vez más, Fabio iba a ser amonestado con tarjeta amarilla y, De Galarreta trataba de combinar con un Cristian López que no atinaba una en condiciones. En el minuto 25, en una internada del Oviedo, Álvaro Valles arrollaba a un jugador, decretándose penalti en principio, pero, poco después la jugada quedaría anulada por fuera de juego, menos mal. Tras la pausa de la hidratación, se produce la jugada polémica del día "NO GLORIA, NO VAR" aunque SÍ VOR, esto es inédito. El ex amarillo, Ortuño, controlaba un pase en profundidad con el brazo y no con el hombro, para superar por alto a Valles y poner el primero del Oviedo. La sala VOR habla durante unos minutos con el árbitro y éste decide no ir a ver por sí mismo la jugada al VAR y concede el gol pese a la indignación de la mayoría de los jugadores de la UD y de los amarillos repartidos por el mundo que estábamos viendo el encuentro. Tras la conmoción por lo sucedido, terminaba la primera parte con apuros para la UD tras varias aproximaciones más del Oviedo.
Por fin, Pepe Mel en el descanso, movería el banquillo para dar entrada a Álvaro Lemos u Fede Varela por Eric Curbelo y Fabio Glez. A los pocos minutos, tras el empuje del cuadro asturiano, llegaba el segundo gol del Oviedo por parte de Sangalli que la ponía a la escuadra de la portería de Valles haciendo posible su estirada, era el segundo y un jarro de agua fría para los nuestros.
Con 40 minutos por delante, la UD intentaba la remontada y no perdíamos la fe. Pepe Mel volvía a hacer un cambio; entraría Dani Castellano por el desacertado Cristian López. Poco a poco la UD tomaba cada vez más el control del juego y Pedri brillaba como media punta para que asitiese primero a Benito y luego,a Rubén Castro para lograr el gol de una UD roja, irreconocible, gol de killer dentro del área, era el minuto 67. Nada más marcar, llegaba el despropósito mayor de Pepe Mel, sacando del terreno de juego a Pedri González, a pesar de la cara incomprensible de más de los jugadores y afición, entrando Aridai en su lugar. Sólo había que ver la cara de decepción de Pedri en la grada-banquillo. En su lugar, entraba Aridai Cabrera que prácticamente no participó en el partido probablemente al creerse que había fichado por un equipo polaco. El Oviedo trataba de parar el partido a base de faltas sin tarjeta con la complacencia de un árbitro incompetente. Eso sí, a nosotros, dos tarjetas, Álex Suárez y Mauricio Lemos. Rubén la volvería a tener pero no entraba. En el minuto 90, el Oviedo tendría claro que el tiempo pasaría lo antes posible. Y, tras sólo 5 minutos de de prolongación, el partido concluiría con esta derrota, yo diría que muy decepcionante y con el cabreo de un nuevo pésimo arbitraje.
Ahora, el sábado a las 18:30 hrs., recibimos en el Gran Canaria al Mirandés que con la permanencia garantizada, aspirará a lograr acercarse a los puestos de promoción de ascenso. Que Viva nuestra querida Unión Deportiva Las Palmas. Arriba D'ellos y siempre con el equipo. 💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙🐥🐥

El Ojo Luítico #LasPalmasPonferradina #Jornada38

Victoria importantísima (3-0) ante la Ponferradina en el Gran Canaria que, nos acerca a la permanencia, con un colchón de seis puntos sobre el descenso y nos permite aún, mirar de reojo a la promoción de ascenso, que nos deja a cinco puntos de la misma.
El planteamiento inicial con la pareja de centrales formada por el canterano Álex Suárez y Mauricio Lemos, en los laterales los recuperados Álvaro Lemos y Dani Castellano; en el centro del campo con Fabio, muy solo en el centro del campo, algo más arriba, Varela, Pedri y Aridai y Narváez, y con Rubén Castro en punta de ataque, permitía pensar que el partido se nos podría poner de cara y sacarlo adelante, como ocurriría en la segunda parte.
El partido comenzaba con "una Ponfe" que, sorprendentemente, presionaba en todo el campo y una UD que no atinaba en controlar el mediocampo con imprecisiones para encadenar buenas jugadas para llegar a portería y ponernos por delante. A pesar de la mayor ambición del cuadro leonés, el partido en cuanto al juego, es malo de solemnidad y sólo algún destello de Pedri tratando el esférico de una manera que cada vez me recuerda más al dulce, a Don Andrés, Iniesta, pero que no lograba asociarse con el isletero, "el Moña" , que esperaba impaciente. 
Tras la pausa de hidratación, por fin, llegaba la primera ocasión, en el minuto 35, cuando Dani se internaba por la izquierda y le ponía un balón en el punto de penalti para que Rubén Castro 7, tras un control orientado, tratara de poner el balón pegado al palo, pero el balón se le iba fuera por muy poco. Ahora era la Ponfe la que, tras un centro-chut, cogiendo desprevenido, una vez más, a Josep, el balón lamiese el larguero y se marchara por línea de fondo. Se llegaría al descanso con el empate inicial sin goles. 
Ya en la segunda mitad, la Ponfe dispondría de las primeras llegadas y ocasiones pero, a los pocos minutos, la UD tomaba con claridad el mando del encuentro con acciones geniales de Pedri e iba a ser Rubén, el que volvería a tenerla al borde del área, donde no acostumbra a fallarla, pero se le iba a ir fuera, a un metro del palo. Por fin, Pepe Mel movía fichas y salían del campo, un irregular hoy, Fabio González y un impreciso Fede Varela para que entraran Javi Castellano y Kirian Rodríguez. A mi modo de verlo, cambios muy acertados para poner músculo en el centro del campo que daba la impresión de ser huérfano de ambos conjuntos. En una buena combinación del recién entrado al campo, Javi Castellano, que, de espuela, se la ponía en profundidad a Rubén, para que se introdujera en el área de la Ponfe y fuera atropellado por Pablo Trigueros en un claro penalti. Por fin, el isletero, "el moña", RC7, ponía el primero desde el punto fatídico. Sólo un minuto después, iba a ser sustituido para que entrara el jugador vasco, Íñigo Ruiz de Galarreta con el cometido de tratar de controlar aún más el partido. Otro muy buen cambio de Pepe Mel, hoy acertadísimo. 
Tras la segunda pausa de hidratación, la UD lejos de replegarse, iba a por todas y a sentenciar el encuentro. Los amarillos buscaban al genial Pedri, que, saciado de sed, recorría la banda izquierda atravesando medio campo y dejando atrás a varios defensores de la Ponfe, para ponerle un balón al segundo palo, para que, el trabajador, Juanjo Narváez, la controlase y se la preparase para batir al guardameta visitante y poner el segundo, acompañando la desbordante alegría de los amarillos repartidos por el mundo; grande el cafetero e inconmensurable el jugador canterano, Pedri González, el teguestero, con sólo 17 años; era el 2-0. Con un nuevo gol de Narváez (3-0), que en posición correcta, rozaba el fuera de juego, se llegaba al final del encuentro y la alegría desbordaba las almas amarillas. Ahora el miércoles, a las 18:30 hrs., una vez más, esta vez, en el Carlos Tartiere de Oviedo, a por una nueva victoria, o bien, a por un buen resultado que, al menos, garantice la continuidad en la categoría de plata del fútbol español. Que Viva nuestra querida Unión Deportiva Las Palmas, carajo. Arriba D'ellos, coñoooo. Canteracanariapaprimera, no se sabe exactamente cuándo, porque mientras tanto, estaremos con el equipo a pesar de las adversidades. 💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙🐥🐥

El Ojo Luítico #HuescaLasPalmas #Jornada37

Lo de ayer según Luis Lordán:
Derrota injusta (1-0) en el Alcoraz ante una SD Huesca, firme candidata al ascenso a la Primera División, que, al menos ayer no demostró dicha condición. Primera derrota de los nuestros en los últimos seis partidos desde este tramo final tras/con COVID-19. 
Una vez más, Pepe Mel hacía rotaciones en el once inicial, aunque para mi punto de vista, demasiadas, y más, teniendo en cuenta que, el equipo tuvo un día más de descanso entre partidos, que en las anteriores jornadas. Teniendo esto en cuenta, no logro comprender tanta dosificación y, por tanto, rotaciones innecesarias, cuando algunas posiciones estaban funcionando perfectamente, por ejemplo, la pareja de centrales formada por Mauricio Lemos y Álex Suárez. En su lugar, hoy estaría la pareja de veteranos formada por Aythami y Mantovani, influyendo sin lugar a dudas, en la derrota final por la mínima.
El partido empezaba antes del primer minuto,  con una UD que tendría la primera ocasión tras un centro de Javi Castellano que conectaba con un remate de cabeza, Rubén Castro, algo forzado que se la marchaba alto. Fue sólo un espejismo porque la SD Huesca tomaba el dominio del juego ante la irregularidad de De Galarreta, pero en el minuto 6, se lesionaba el jugador marfileño Doukouré que había reaparecido hacía poco, tras un largo periodo de recuperación de una grave lesión. Ojalá, esta vez no sea tan grave como, a priori, parecía.
Las siguientes ocasiones vendrían a cargo del cuadro "mañico" mediante llegadas del delantero japonés, Okazaki y del veterano jugador, David Ferreiro. Ambas eran neutralizadas por Josep y Mantovani. En el minuto 24, llegaría la ocasión más clara de la UD en toda la primera mitad, cuando, tras un centro de Rubén Castro, Cristian López, con todo a favor, para conectar el remate de cabeza en el interior del área, no lo lograra sino que peinara el balón, yéndose por línea de fondo, era una ocasión muy clara, una pena. Benito Ramírez y su desparpajo también empezaban a hacerse notar por banda en ataque. Se llegaba a la primera pausa de hidratación y era el Huesca el que volvía a tomar las riendas hasta el descanso. La frustración amarilla, ayer roja, que, por cierto, no acabo de ver ese equipaje como identificativo de nuestro representativo, se convertía en las primeras tarjetas, en este caso, sí amarillas para Cristian y para, "hago falta o penalti" Mantovani; el jugador más tarjeteado de toda la temporada de nuestra Unión Deportiva Las Palmas. El desconcierto del conjunto canario se hacía latente y, creo que por momentos, con el equipaje rojo, parecía que se trataba de un equipo de la liga húngara o polaca, porque, primero avisaba Sergio Gómez, con un disparo que despejaba a córner, Josep. Tras un mal control de Mantovani y con el tiempo cumplido, nuestra pareja de centrales se desestabiliza, entre Aythami "en Hungría" y De la Bella "en Polonia", se olvidarían de la marca del jugador japonés Okazaki, que en el punto de penalti, libre, y cuando digo libre, hablo de la distancia social, nadie a dos metros alrededor de él, remata solo ante Josep para indignación y cabreo de toda la afición AMARILLA, repartida en todo el globo terráqueo. Se llegaba al descanso esperando revertir la delicada situación de un equipo irreconocible.
Comenzaba la segunda parte y Pepe Mel movía la primera ficha: sacaba del campo al inadvertido jugador serbio, Srnic (que no entiendo cómo lo puede poner de titular), y entraba el cafetero, Juanjo Narváez. Benito tendría la primera, a balón parado, con un disparo con la zurda, se iba por muy poco, muy cerca de la escuadra. La SD Huesca hacía sus dos primeros cambios, entrando el ex tinerfeño, Cristo González. Unos minutos después, también Pepe Mel sacaba a De la Bella y Cristian para que reapareciera tras su larga lesión, por banda izquierda, Dani Castellano y el argentino Fede Varela, que no entiendo, tras la ausencia de Pedri por sanción, que se haya quedado fuera del once, INCOMPRENSIBLE. Pues, por fin, un poco tarde, se notaban los cambios y la UD tomaba el mando del encuentro porque la volvía a tener Benito pero se le marchaba el balón por poco. También el Huesca ponía en el campo, el sensacional delantero, ex amarillo, Rafa Mir, que ojalá regrese cuanto antes a la isla. Precisamente, el murciano, tendría una buena ocasión tras una jugada embarullada dentro del área, ¡menos mal! ¡Gracias Rafa! 
El último cambio de Pepe Mel, sería la otra alegría de la tarde, porque reaparecía "tras su viaje espacial a Marte" el genial lateral gallego, Álvaro Lemos por Eric Curbelo, que no cuajaría un partido tan destacado como los anteriores. Échabamos de menos incursiones por banda derecha y, en seguida, se producían y por ahí llegaba el peligro y la esperanza en que lograríamos el empate en estos minutos finales. Precisamente, Mantovani la tendría de cabeza desde el punto de penalti, que se le marchaba por muy poco junto a la escuadra. Momentos después, Mantovani era expulsado por segunda amarilla, diría que innecesaria, dejando al equipo con 10 casi con el tiempo cumplido. Así y todo, tuvimos una última ocasión por medio de Aythami que tras rematar contra el césped, se le marchaba por encima del larguero por poquísimo. La desolación embargaba a nuestro sentimiento y para contraste, la alegría de una gran victoria a la afición y equipo del conjunto aragonés, la SD Huesca, la tierra de nacimiento de mi querido padre. Enhorabuena a mis familiares por la victoria.
Ahora, el Domingo a las 18:30 hrs. en el Gran Canaria, recibiremos a la Ponferradina para procurar casi certificar la permanencia y, tal vez, en caso de victoria, mirar de reojo a la zona noble de promoción de ascenso. ARRIBA D'ELLOS. QUE VIVA NUESTRA UNIÓN DEPORTIVA LAS PALMAS, PERO AMARILLA, NO ROJA. CANTERACANARIAPAPRIMERA 💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛🐥🐥
 
Foto: @LaLiga

El Ojo Luítico #LasPalmasElche #Jornada36

Empate (1-1) en el Gran Canaria ante el Elche CF, que sabe a muy poco y la podemos ver como una oportunidad perdida para meter a nuestra querida Unión Deportiva Las Palmas, allá arriba en la tabla para haber certificado prácticamente la permanencia. Sin embargo, parece que volvemos a la senda de los empates, suponiendo éste, el número catorce de la presente temporada. Eso sí, aún seguimos invictos desde la vuelta a la liga.

Aunque nos gustaría haber ganado para mirar más arriba, este empate supone un pasito más para asegurar la permanencia de la presente temporada.

Pepe Mel volvía a hacer rotaciones en el once y entraban jugadores como Benito, Pedri e Íñigo Ruiz De Galarreta. Arriba en punta, Rubén Castro y el trabajador, Juanjo Narváez.

El partido comenzaba con la iniciativa esperada, muy superior de nuestro equipo ante un Elche que resistía a dudas penas nuestros envites. Las primera ocasión llegó por parte del Elche que paró con algún apuro Josep Martínez. En el centro del campo De Galarreta iba tomando el mando del encuentro y tanto el cafetero Juanjo Narváez como el aldeano Benito Ramírez que aparecían una y otra vez combinando entre sí. A esto se unía un activo Rubén Castro que dejaba entrever el peligro que vaticinaba en su participación y, por supuesto, Pedri González que jugaba un papel fundamental en las transiciones. Por fin a partir del primer cuarto de hora, llegaban las primeras oportunidades del colombiano y del isletero. Rozando la media hora, a punto de producirse la pausa de hidración, tras un pase de Íñigo, Rubén se revolvía en la medular del área y la ponía de rosca pegada al palo haciendo imposible la estirada del portero del cuadro ilicitano. Cuando parecía que se llegaría al descanso con ventaja en el marcador, un centro chut de Juan Cruz se colaría por la escuadra del palo largo cogiendo en "las musarañas" a Josep que ni siquiera pudo intentar evitar que el balón entrase a nuestra portería. Por suerte, el dominio era amarillo y esperábamos que en la segunda parte, hubiera tiempo suficiente para ganar el partido.

Comenzaba la segunda mitad y Eric Curbelo combinaba con Benito que, a ras de suelo, probaba la portería del Elche. Pedri asistía a De Galarreta pero, hoy el vasco no lograba conectar un buen tiro que perforara la portería alicantina. Las ocasiones se sucedían también por parte de Benito y, otra vez de Íñigo. En el minuto 60, se producía el primer cambio, entraba Aridai Cabrera por un más que exprimido, Benito Ramírez. Nuestro todoterreno Javi Castellano asistía también a Pedri pero el balón se iba fuera. Los minutos pasaban y no lográbamos entender que no llegara nuestro gol. También la volvían a tener, tanto Narváez como Rubén tras un fallo defensivo del Elche que dejaba a Rubén solo frente al portero, que sin pensárselo dos veces, tiró fuerte, pero el guardameta adivinó la intención de nuestro killer.

Quedaban sólo 20 minutos y el Elche, totalmente superado, no demostraba para nada su condición de estar en una posición tan privilegiada (6°, en promoción de ascenso). Los pocos acercamientos de los jugadores visitantes eran contrarrestados por nuestra contundente línea defensiva con la pareja de centrales formada por el canterano Álex Suárez y Mauricio Lemos como en los laterales, Eric y De la Bella. Precisamente, de las botas del urugayo, en el minuto 74, Lemos saldría un balón de oro en profundidad hacia Pedri que se internaba en el área y tras partirle la cintura a la defensa del área, intentaría ajustar el balón junto al palo, desperdiciándose la ocasión más clara de todo el partido cuando la megafonía estaba ya activada para cantar el más que ansiado gol.

En el minuto 75, tras la segunda pausa de hidratación, Fede Varela sustituiría a De Galarreta para darle aire fresco al ataque. Se producía un gol de Rubén pero estaba en fuera de juego por milímetros (no había manera). También, Eric Curbelo la tendría también de cabeza, precisamente tras asistencia del argentino. Pepe Mel hacía sus últimos dos cambios muy tarde, en el minuto 87, entrando a Cristian López como al canterano, Clau Mendes. Ambos, apenas tendrían la oportunidad de entrar en juego. La última ocasión iba a ser para Varela tras asistencia de Javi Castellano. No recuerdo un partido desde hace mucho tiempo con tantas ocasiones malogradas. Si había un partido que mereciéramos ganar con más claridad, era éste, y no sucedió.

Ahora a tratar de recuperar la senda de la victoria en tierras aragonesas ante uno los principales aspirantes al ascenso directo, el Huesca. El jueves a las 18:30 será la próxima cita. Que Viva Nuestra querida Unión Deportiva Las Palmas. Arriba D'ellos. Canteracanariapaprimera 💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛🐥🐥

Foto: As

El Ojo Luítico #AlbaceteBPLasPalmas #Jornada35

Empate (0-0) en el Carlos Belmonte de Albacete, que mantiene invicta a la Union Deportiva, en este tramo final del campeonato, y nos mantiene con un colchón de 8 puntos sobre el descenso y, lo más importante, a cuatro, de la fase de ascenso a Primera, a día de hoy, a la espera de los tres partidos para finalizar la jornada.
Pepe Mel volvía a hacer rotaciones gracias a la gran plantilla de jugadores de la que disponemos, muchos nacidos en la querida tierra canaria.
La primera parte comenzaba con dominio de la UD, que por calidad futbolística se imponía  controlando el partido, a un equipo que, a base de arreones, intentaba sorprender al cuadro grancanario. En el minuto 5, combinaban Narváez y Fede Varela para que el argentino probase la portería albaceteña y diera un primer aviso. Sólo un minuto después, el Albacete se desquitaba con una llegada rápida de Javier Acuña a la que respondía un seguro Josep Martínez para desviar a córner el remate. Poco después, ese mismo jugador, muy incisivo, volvía a disponer de otra ocasión que se le marcharía fuera junto al palo. Tras estos primeros arreones, en el centro del campo, nuestro jugador tinerfeño Kirian, que volvía al once en esta nueva etapa, se imponía y repartía el juego con acierto para los nuestros. A partir de ahí, el juego se volvía a embarullar y afear debido a la cantidad de faltas ocurridas, que el árbitro empezó a neutralizar mediante tarjetas, casi siempre para nuestros jugadores (esto me suena de algo), aunque, lo cierto es que hasta hoy, no había sido tan evidente en estos cuatro últimos partidos. 
Tras la pausa de hidratación a la media hora, el Albacete dispondría de varias llegadas y la más peligrosa fue un remate que tocaría en el larguero y se marchaba fuera. Esta vez, sólo un minuto después y tras un saque de esquina, era Fede Varela el que, con el exterior estrellaría el balón en la escuadra para posteriormente salir fuera del rectángulo. Se llegaba al descanso y con las espadas en todo lo alto, tras una primera mitad muy intensa. 
Comenzaba la segunda mitad, con dos cambios por parte del Albacete. Entraba al campo el lagunero Maikel Mesa, cedido al Albacete por nuestra parte, que se sumaría al ataque albaceteño. Pero, el primero en reivindicarse era Cristian López que se mostraba muy activo aunque no tan acertado como el día de Almería. Srnic trataba de progresar por banda derecha pero sus acciones eran cortadas en falta, o bien, el serbio perdía balones fundamentales. Una vez más, el encuentro se convertía en un carrusel de faltas, sobre todo por parte del Albacete, que empezaba a perder tiempo de forma descarada buscando un punto que podría ser fundamental para sus aspiraciones de permanencia. 
En el minuto 60, Pepe Mel hacía un triple cambio : Pedri, Benito y Ruiz de Galarreta pero saldría del campo Fede Varela, con cara de pocos amigos. Lo cierto es que, con esta pequeña revolución, el equipo tomaba un nuevo cariz y se controlaba mejor el centro del campo. En una llegada de Benito por la izquierda, el balón era rematado por Narváez y se marcharía, por muy poco, por encima del travesaño. En el minuto 77, se incorporaba Rubén Castro. También el Albacete incorporaba casi al final, al canterano amariilo Dani Ojeda. Ambos tedrían poco tiempo para sorprender. El partido concluiría con una prolongación de cuatro minutos y un cambio, con el tiempo ya cumplido de Pepe Mel dándole la alternativa a  Pablo Haro (no sé para qué tan tarde). Ahora el sábado por la tarde, nuestra querida UD se enfrentará al Elche en el Gran Canaria que está en la lucha por el ascenso. A GANAR SÍ O SÍ para salir definitivamente de abajo  y meternos arriba y más, en casa. Que Viva nuestra querida Unión Deportiva Las Palmas!! CANTERACANARIAPAPRIMERA 
ARRIBA D'ELLOS! 💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛🐥🐥