Amarillos por el Mundo en Sabadell

Noticias

Empate justo pero muy decepcionante una vez más en el invicto Gran Canaria ante un gran y renovado Real Zaragoza de Víctor Fernández que a buen seguro luchará por los puestos de play-off esperemos que con nosotros.
 
Un Gran Canaria desolado, desolado como su gran afición, decepcionada por su pésima gestión de amiguismos y caprichos de un presidente que ni pinta ni representa los valores de un club ni de un sentimiento que está tan por encima de su cortijo particular que jamás volverá a ser mientras esté, la añoranza por la ilusión, la ilusión que despertaban jugadores de raza canaria que han ido emigrando lejos de la isla, lejos de Canarias. Miguel Ángel Ramírez dimite ya que vergüenza nos das.
 
El partido comienza con el mismo once que superó ampliamente al Osasuna hace tres semanas. La UD toma el mando y las oportunidades y llegadas a través de Rafa Mir, Fidel Chaves comandados por De Galarreta y un gran hoy, David Timor, creaban peligro. La primera oportunidad fue gol de Juan Cala pero anulado por fuera de juego. Momentos después, sin casi tiempo a analizar si lo era o no, Fidel roba un balón que se lo da a De Galarreta para que con un pase de la muerte al punto de penalti, hiciera que el isletero se reencontrara a placer con el gol, seis partidos después.
 
A partir de ahí, el conjunto canario pretendía emular la última victoria como local ante Osasuna y tuvimos el 2-0 a partir de una gran jugada de Timor que le ponía un balón franco a Fidel que se iba en carrera pero se apura en la definición y el portero Cristian Álvarez con gran acierto aguanta en la salida y adivina y neutraliza el posible segundo gol de la UD. El Zaragoza no se achica y trata de llegar a portería pero sus tiros no llegan a poner a prueba a Raúl Fernández. Otra oportunidad de Mantovani que se va muy cerca del palo, tampoco ponen el 2-0 y justo antes del descanso, en una jugada desafortunada que corta hacia atrás De Galarreta, habilita a Álvaro Vázquez que estaba en posición de fuera de juego, para que el 9 zaragozista ponga el empate a uno al filo del descanso.
 
Comenzaba la segunda parte y el Zaragoza salía a darlo todo y la UD se venía a menos. El arbitraje se volvía en nuestra contra y las tarjetas caían siempre de nuestro lado y se dejaban de pitar varias faltas a favor de la UD por un árbitro que nos perjudicó ya en su día en Almería y no se olvidaba de la UD. El Zaragoza se hacía con el dominio en el juego y se acercaban con peligro pero tampoco acertaban por suerte a finalizar entre los tres palos. Me gustaba el cambio de  Momo que entraba al césped por De Galarreta como primer cambio con más de media hora por delante. El segundo cambio es el de cada partido y entraba Álvaro Lemos por un decadente Fidel (cambio habitual de Paco Herrera en cada partido). El último cambio fue el de Eric Curbelo por molestias, entrando el Chino Araujo, que como últimamente le ponía mucha actitud. Pero en el minuto 75, Gaby Peñalba protestaba una y otra vez por la injusticia del arbitraje anticasero y le mostraba la doble tarjeta amarilla y, por tanto, la expulsión. Una pena que el argentino nos dejara con uno menos.
 
Así y todo y con 10 se producía un toma y daca y correcalles que no pudo terminar en la posible victoria amarilla debido principalmente por el partidazo del Zaragoza sin balón, montando una telaraña que no podían traspasar los nuestros. Empate final a uno y resignación de la afición que no termina de creer que poder estar arriba no es una utopía. Yo lo creo a pesar de todo! Ahora el Domingo a La Rosaleda a sorprender!! Que Viva  nuestra Unión Deportiva Las Palmas, PÍO-PÍO Y ARRIBA D'ELLOS! PAPRIMERAOÉEEEE!! 💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛