Amarillos por el Mundo en Huelva

Noticias

Nuevo empate injusto en el Gran Canaria, el décimocuarto de la temporada, esta vez con un rival, en zona de descenso a Segunda B, el Extremadura, dejándonos a nueve puntos de los puestos de promoción de ascenso a Primera división.

Volvía a arbitrarnos el mismo árbitro que nos arrebató la victoria en el #DerbyCanario y nos despojó de dos valiosos puntos al decretar penalti y expulsión tras el balónazo en la cabeza de DavidCapiLeyendaGarcía5, y hoy también generó la polémica de un posible penalti por mano de un defensor del cuadro extremeño al final del encuentro: posible nuevo NO GLORIA NO VAR.

El partido comienza con unos primeros minutos donde el Extremadura sale a jugar con descaro ante una apagada y querida Unión Deportiva Las Palmas. Pero a partir de los diez minutos, un enorme David Timor, tomaba el mando y tenía las primeras ocasiones del partido. Una falta magistralmente ejecutada hace lucirse despejando al palo y a córner al héroe de la noche, al ex-amarillo Casto, pieza clave del último ascenso de la UD a Primera en Junio de 2015. También, casi desde el centro del campo, Timor volvía a intentarlo con un zambombazo. Rubén también se empezaba a dejar ver en ataque pero una jugada desgraciada con un pase atrás hacia Raúl Fernández, bastó para que en el control orientado del portero, también el ex amarillo del mismo ascenso que Casto, Ortuño, la rechazara para enviar el balón al fondo de las mallas amarillas para hacer el 0-1. La cara de nuestro portero era todo un poema. Aficionados críticos pitaban y la UD claramente se lanzó a contrarrestar la situación. De Galarreta distribuía el juego y Timor y Rubén seguían al acecho. Fidel también lo intentaba por banda derecha y Rubén esperaba su ocasión. Mientras, Raúl con un paradón ante una ocasión del Extremadura se luce con un paradón con el pie que nos salvaba el 0-2 y acallaba los silbidos de su "cantada" anterior. Tras esta ocasión, una fenomenal internada de Timor, a lo Danny Blum por la izquierda, sirve un balón exquisito para que Rubén Castro, lo controle, se lo cocine y lo ponga donde mejor sabe hacerlo, al fondo de la red, y ponga el empate en el marcador (1-1). Quedaban diez minutos para el descanso y nuestra Unión Deportiva ponía el ritmo y el control del juego pero el Extremadura, con un serio planteamiento defensivo frenaba a los nuestros y se llegaba al descanso con las tablas en el marcador.

Comenzaba la segunda mitad, y De Galarreta seguía poniendo la batuta en el centro del campo. Casto seguía siendo un seguro en la portería y Paco Herrera hacía su primer cambio: salía, el de siempre, el descendiente Fidel, para que entrara Maikel Mesa, el segundo canario del once (buen cambio). Seguíamos dominando pero los minutos pasaban y no parecía que cambiaran mucho las cosas. El Extremadura, muy replegado atrás y Paco Herrera volvía a hacer un cambio, esta vez, ambicioso, pasábamos a un 4-4-2, entrando Rafa Mir por Peñalba. Lo cierto es que el equipo mejoró mucho y llegaban las ocasiones del joven jugador internacional SUB 21, pero ahí volvía a estar Casto. También la tuvo Maikel Mesa y, tampoco podía ser. Juan Cala, cometía falta para cortar un contraataque y el árbitro le sacaba la segunda amarilla y lo expulsada. Ya con diez, la mejor, la tenía Rubén tras un cabezazo perfecto que convertía a Casto en el Casillas del 2019. La polémica en el descuento por las posibles manos dentro del área dejaba disfónicos a aficionados como yo y así terminó. ¡No pudo ser! y pitada monumental, pero algun@s somos así y aplaudíamos a los nuestros porque pensamos que en las buenas y en las no tan buenas, siempre junto a nuestra querida Unión Deportiva Las Palmas, porque somos así. Siempre con el equipo, ¡Que Viva la Unión Deportiva Las Palmas! Y Arriba D'ELLOS. Ahora a La Coruña con ganas y demostrar que podemos estar ahí. ¡PÍO-PÍO Y ARRIBA D'ELLOS! 💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛