Amarillos por el Mundo en Sabadell

Noticias

Victoria in extremis en el Gran Canaria de nuestra Unión Deportiva Las Palmas y, por fin, salvación matemática en esta desilusionante campaña (quien lo iba a decir a principios de temporada) a falta de tres jornadas para finalizar la competición.
 
Nuevamente un estadio desangelado al que no asistí por motivos familiares, traía al recién ascendido Rayo Majadahonda con un canario cedido en sus filas, el aldeano Benito Ramírez que comenzaba el partido con muchas ganas ante el equipo de su tierra. El "Rayito" lograba jugar con desparpajo y peligro buscando la contra con Manu del Moral ante la superioridad inicial amarilla. Hoy sí, De Galarreta y Timor formaban un buen tándem y volvía a ser titular Toni Segura Robaina, mostrando sus virtudes y calidad técnica. Un fuera de juego inexistente en el minuto 12, invalidaba una clara ocasión de un insistente Chino Araujo que podría haber sido el 1-0. La primera gran ocasión amarilla iba a ser para Peñalba en el minuto 18 en un remate que se le va muy cerca del palo. A partir de ahí, la desesperación ante el desparpajo del Rayo, que empezaba a crear peligro, hacía que afloraran las tarjetas para nosotros. Entre ellas, como no, para el argentino, Gaby Peñalba. La lentitud e incapacidad del argentino, reflejaba en el minuto 42 con un claro penalty en el que arrollaba a un jugador rayista perdonándole la segunda tarjeta y con ello la expulsión del mismo, que además no lo veo como para continuar la temporada que viene en nuestra UD. A pesar de la fenomenal estirada de Josep que adivina el lanzamiento, no es suficiente por muy poco para evitar el 0-1. Se llagaba al descanso con esta desventaja pero con la esperanza de revertir el resultado.
 
Comenzaba la segunda mitad con los mismos onces que comenzaban el partido, (tenía la convicción de que cambiara a Peñalba, pero no fue así). Tomábamos el mando y los primeros acercamientos fueron para la UD, por mediación de Rubén y de David Timor, pero sus ocasiones se marcharon fuera por poco. En una jugada donde De Galarreta la centraba desde la derecha, con la mano le quitaban el balón de la cabeza a nuestro ascendente canterano satauteño Eric Curbelo. El penalti lo transformaría Rubén Castro poniendo las tablas en el marcador.
 
La alegría no duraría mucho porque pocos minutos después, Varela se inventaba un penalti "tirándose a la piscina" en la pugna con Eric; de hecho una vez decretada la pena máxima, se observa claramente por TV, cómo le pica el ojo a su compañero rayista. Esta vez, Verza, el mismo lanzador del primero, engañaba perfectamente a Josep que nada podía hacer para evitar el 1-2.
 
Aún con media hora por delante, por fin, Pepe Mel movía el banquillo un poco tarde y entraban Cristian Cedrés por Toni Segura y, al poco, Danny Blum por un decadente, Gaby Peñalba. El partido tomaba otro cariz y Cedrés por banda derecha, ponía un gran centro para que Araujo controlara con el pecho, orientándolo hacia el interior del área para recordar que es un killer poniendo el empate a 2 en el marcador.
 
Todavía con quince minutos por delante, la esperanza de la victoria se encajaba en los ojos de parte de la afición y fue en el descuento cuando en una falta escorada, la mirada de tigre de David Timor, acechaba la premonición de que su centro, llegara al segundo palo, para que DavidLeyendaGarcía5, marcara el gol de la victoria haciendo estallar la alegría de quienes sentimos, queremos y amamos estos colores. Aparte de nuestra ansiada salvación, esta victoria supone un alivio y una bocanada de aire para el Tenerife que está a punto de caer en posiciones de descenso. Mucha suerte y ánimo al segundo equipo representativo de Canarias y que el año que viene, haya derby. ¡QUE VIVA NUESTRA QUERIDA UNIÓN DEPORTIVA LAS PALMAS! ¡ARRIBA D'ELLOS! ¡PÍO-PÍO! 💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛🐤🐤