Amarillos por el Mundo en Sabadell

Noticias

Empate justo en el derby canario en el Heliodoro en Tenerife (0-0) en un encuentro muy disputado en el que ambos equipos lucharon para llevarse la victoria pero que, para ambos, pasó a ser un resultado insuficiente.
 
La pasión del partido, se palpaba, en sus prolegómenos, con la gratitud del pueblo de Gran Canaria hacia la isla hermana de Tenerife cuando hace poco, nos apoyaron jugando un encuentro, en ese mismo estadio, con una camiseta donde nos mostraban su apoyo para  empatizar con los fatales incendios que asolaron la isla de Gran Canaria. "Gracias Tenerife" fue el eslogan de las camisetas con las que, nuestros hombres, saltaron al campo.
 
El partido comenzaba con una jugada muy rápida, en la que, el autor del gol de la UD de la pasada temporada, Cristian Cedrés, trataba de colocar el balón con rosca en el segundo palo, pero que se le iría por muy poco, perdonando el 0-1. La reacción del Tenerife no se haría esperar y tanto, Luis Milla  como Aitor Sanz tomaban el mando del centro del campo, repartiendo juego y, fruto de ello, llegaban las primeras oportunidades por medio de Suso Santana tras una indecisión de Mauricio Lemos y unos minutos después, Malbasic tendría otra oportunidad, aunque muy escorado que atajaba perfectamente Josep Martínez. Tanto De Galarreta como Kirian no lograban entenderse pero el Tenerife, no era capaz de llegar con demasiado peligro. En un destello amarillo, tras un centro de Álvaro Lemos, era Eric Curbelo el que de un testarazo, hiciera que Ortolá, tuviera que emplearse a fondo en una doble parada enviando el balón a córner tras el despeje al larguero del primer remate.
 
Las tarjetas, como de costumbre, se nos ponían en contra, sin embargo al Tenerife, no le sacaban tarjetas excepto al final de la primera mitad, en un contraataque del equipo grancanario que se nos ponía de cara en una oportunidad manifiesta de gol en la que el árbitro interrumpe el juego y no aplica la ley de la ventaja ante la incredulidad de Cristian Cedrés como de Rubén Castro. Así se terminaba la primera mitad con dominio del Tenerife pero con oportunidades más claras de la UD.
 
Empezaba la segunda parte con las espadas en todo lo alto y aparecía por fin, en el estadio de su isla de origen, Pedri González para marear la perdiz y conectar con el olfato de Rubén Castro. Sin embargo, seguía muy intermitente De Galarreta y de más a menos Cristian Cedrés. En un momento, se llevaban las tarjetas, una vez más, dos jugadores amarillos: De la Bella y De Galarreta, ambas rigurosas. Malbasic, en fuera de juego, tendría una ocasión en la que Josep sacaba una manopla que se convertía en el otro paradón de la noche, por si acaso, pero la jugada quedaba invalidada. En el minuto 73, Pedri desbordaba y Milla le hace una entrada muy peligrosa por detrás y, sin balón decretando el colegiado, roja directa. Quedaba tiempo para ir a por el partido pero, las continuas interrupciones, haría que se jugara muy poco. Kirian Rodríguez lo intentaba desde fuera del área marchándose por encima del larguero por poco. Ya casi en el minuto 90, en una jugada donde se comete penalti sobre Rubén, cuando el árbitro señalaba la clara pena máxima, era el VAR el que anulaba la señalización por decretarse fuera de juego. Ya en tiempo de descuento, Isma López tendría una última ocasión y el partido, tras cinco minutos de descuento, el apasionante partido terminaría con tablas en el marcador.
 
Ahora a lograr la primera victoria el sábado que viene en el Gran Canaria ante el Almería. A ver si es verdad ya de una vez, carajo. Quizás ya llegue Jonathan Viera, ojalá, bien falta que nos hace. Que viva nuestra querida Unión Deportiva Las Palmas. Arriba D'ellos. Canteracanariapaprimera. Que viva el fútbol canario. ¡PÍO-PÍO! 🇮🇨💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛🇮🇨