Bufanda de Amarillos por el Mundo

Noticias

Empate insatisfactorio y cruel de nuestra Unión Deportiva Las Palmas en el Gran Canaria frente a un equipo que aún no conoce la derrota esta temporada como visitante, el Alcorcón.

El partido se planteaba con cada vez más bajas como la de JonathanViera21, ayer lesionado en su aductor pero, por suerte, parece que muy pronto volverá a estar en condiciones de volver a jugar. En el centro de la zaga y del medio del campo, Pepe Mel volvía a alinear a Deivid y a Javi Castellano. Por delante, el irregular De Galarreta y dos extremos: Cedrés y Kirian Rodríguez, y delante, Narváez y Pekhart.

El partido comenzaba con un césped mojado y rápido tras la lluvia previa al encuentro, que protagonazaría el primer susto a Josep Martínez que se resbalaba en una cesión pero que rectificaba y era solventada con algunos problemas. En el minuto 3 en una buena internada, el checo Pekhart era trabado en el área por dos defensores y el árbitro señalaba la pena máxima que transformaría en el minuto 4 poniendo el 1-0 para alegría del escaso público congregado en el Gran Canaria.

A partir de ahí, la UD dominaba el control del juego y el Alcorcón se comportaba como un equipo rocoso y duro interrumpiendo nuestras acciones una y otra vez con faltas y, claro, sin tarjetas: se trataba de que jugaban contra la U.D LAS PALMAS, el equipo más tarjeteado con menos faltas realizadas y, seguramente al que más se le permite que le hagan continuadas faltas sin tarjetas de todas las ligas del mundo. Así y todo, por banda izquierda se asociaban De la Bella y Kirian para poner centros con peligro que no encontraban como rematadores a Pekhart y Cedrés por muy poco. Eso sí, en el minuto 35, llegaba la primera tarjeta, como no, en la tradición habitual, para nosotros, para Javi Castellano, eso sí, muy clara también como las que no sacó al Alcorcón hasta al menos en tres ocasiones anteriormente. Se llegaba al filo del descanso y se producía una falta al Alcorcón que el árbitro decretaba la ley de la ventaja pero que, con el tiempo cumplido y habiéndoles robado el balón, se pitaba. Cuando se había descontado un minuto, y con dos de descuento "porque el árbitro así es feliz" se sacaba la falta que en un centro chut en el que sorprendentemente no sale Josep y se queda clavado en el interior de su área pequeña, tras tocar el balón en la escuadra y ante la pasividad de toda nuestra defensa, el balón le llega a Diéguez que nos empata el partido para decepción de la afición. Se llegaba al descanso con la esperanza de una mejor segunda mitad en la que pudiéramos lograr la victoria de forma merecida.

Comenzaba la segunda parte y, para sorpresa, Josep se quedaba en el banquillo porque supuestamente estaba abatido por el desánimo de haber podido hacer más tras el gol del empate del conjunto madrileño. Entraba en su lugar, el joven sevillano Álvaro Valles. Además, se daba la circunstancia que además se lesionaba Dani Jiménez, el portero del Alcorcón y, en su lugar entraba el segundo portero. A partir de ahí, el partido entraba en su fase más aburrida y, en la UD destacaban jugadores como Javi Castellano por sus constantes recuperaciones de balón, Kirian por su empeño y atrás, Deivid también se le veía muy cómodo.

Pepe Mel no parecía querer hacer cambios hasta que en el minuto 65, reaparecía en el Gran Canaria, el tinerfeño Maikel Mesa para alegría de la afición. El Alcorcón volvía a apretar con innumerables faltas a los amarillos hasta que, por fin, en una buena jugada de Narváez que aparecía en esta fase final del encuentro, el árbitro amonestaba al primer jugador del Alcorcón; era el minuto 77 y, desde la grada se sentía que la indignación por fin aunque muy tarde, se convertía en justicia. ¡Aleluya!, grité desde lo más profundo de mi alma amarilla.

En el minuto 80, se iría también con molestias, Pekhart y entraría el serbio Srnic, algo que no entiendo, teniendo en el banquillo el canterano David Navarro, goleador con la "vela chica". En el minuto 82, Kirian lo intentaba desde el borde del área pero su disparo se iba fuera junto al palo por poco. Con 5 minutos de añadido, tendríamos dos claras ocasiones : una volea de Srnic en un balón muerto que se iba lamiendo el larguero y otra de Kirian que casi logra el gol de la jornada desde el medio del campo después de una jugada donde se pedía un posible penalti a De Galarreta que, como siempre, ni se comprueba por el VAR ni nada, es la UNIÓN DEPORTIVA LAS PALMAS. Ahora a Anduva el próximo Domingo a las 5:30 ante el Mirandés a seguir luchando por sacar la cabeza en esta desgraciada y cruda segunda división ya que no nos olvidemos que es de Primera, Las Palmas de Primera, aunque ahora tratemos de encontrar ese camino sin perder la ilusión. ARRIBA D'ELLOS, SIEMPRE AVANTE. CANTERACANARIAPAPRIMERA