Tropical en Suecia

Noticias

Minuto de silencio en memoria de Mamé León. 
Siempre con nosotros. 
 
Nuevo Empate (1-1), desgraciado e injusto de nuestra querida Unión Deportiva Las Palmas en el Gran Canaria ante el Málaga, que frena las aspiraciones de seguir mirando hacia arriba y dejando a los dos equipos, con 38 puntos en tierra de nadie, pero, eso sí, más cerca de la salvación. Tantos empates me hace recordar la temporada pasada en la que terminamos con 18 y sufriendo hasta las tres últimas jornadas y, en la presente campaña, ya con 11, nos acercamos a pasar por una situación similar.
El partido se planteaba con la inclusión del recién llegado de la selección sub 19, Pedri González, por Varela, baja de última hora, por molestias en el aductor. Y, la de Fabio por De Galarreta, baja para los próximos, al parecer, dos meses, con lo que casi, el jugador vasco, se despide de la temporada.
El partido comenzaba con una UD aletargada y un Málaga con más intensidad que dispondría de las primeras ocasiones a través del peligro de jugadores como Juanpi y Sadiku. En el minuto 7, hay una jugada polémica en la que se produce un supuesto penalti a Rubén, aunque parece que no es suficiente. A los pocos minutos, el Málaga tenía una ocasión que salvaba Javi Castellano en boca de gol y minutos más tarde, era el propio Javi el que tendría una de las ocasiones más claras de su carrera, en el área chica a la salida de un córner, pero su tiro se iría cruzado y fuera. Hubiera sido su estreno goleador con la UD en partido oficial, una pena.
El partido empezaba a tomar otro cariz con el despertar de la UD. Por el lateral izquierdo, el aldeano Benito Ramírez, empezaba a tomar galones y subía el balón con peligro por banda. En la otra, Aridai también subía el balón con intenciones. Por otro lado, empezaban a entenderse arriba Pedri, Narváez y Rubén que se buscaban para crear peligro. Llegaban otras ocasiones claras: una de Rubén en la que se apura y falla y otra de Narváez en un balón mordido que casi sorprende al guardameta Munir, protagonista y, salvador del Málaga en la segunda mitad. La primera gran bronca de la primera parte, ocurrió en los últimos minutos cuando hay una fea entrada sobre Fabio en la que, se pide, ya de una vez, tarjeta y, Aridai se lleva la primera tarjeta por protestar. Mal vaticinio del arbitraje para lo que íbamos a padecer en la segunda parte. Otra entrada, sólo unos minutos después, a Pedri que sí fue amonestada por una tarjeta merecida, por fin ante la resignación de la afición. Se llegaba al descanso con es momentáneo empate sin goles.
Se reanudaba el encuentro y la UD salía a por todas, a tratar, por fin de volver a ganar. En el minuto 48, tras un córner botado por Aridai, en el primer palo, aparecería el satauteño Eric Curbelo para conectar un cabezazo certero al fondo de las mallas para alegría de la UD Las Palmas; era el 1-0 y, otro gol con el primer equipo, del canterano de la UD, en recuerdo de sus tiempos como central de la "vela chica" y, ahora reconvertido, por tantas lesiones, como lateral derecho. Ahora me pregunto, si a nuestro lateral, el gallego Álvaro Lemos se lo habrá llevado un OVNI a algún otro planeta o algo, duda para el programa Cuarto Udlenio.
Tras el gol, el Málaga quedaba medio noqueado y las ocasiones llegarían en bloque para hacer el segundo. Aridai la pondría para que Rubén rematara de un testarazo pero Munir le acertaba con un paradón y el rebote le volvía a llegar al isletero que, lamentándose, se la volvía a "dar" mansamente para que volviera a pararla. No nos lo podíamos creer, debería haber sido el segundo. Un minuto después, Aridai sentía molestias y se tenía que retirar, siendo sustituido por el serbio Srnic; una pena después del partido ascendente que estaba haciendo. Ahora en el próximo programa de Cuarto Udlenio sabremos o, seguramente el misterio embargará al aficionado, la duración del tiempo de baja del grancanario.
El Málaga trataba de reaccionar pero aparecía el mejor Pedri, el Iniesta canario, el teguestero para tener su oportunidad, que no entra por poco, y para combinar con Rubén y que en su lanzamiento, se leyera el gol al segundo palo para que Munir hiciera el paradón de la noche y, seguramente, el de la jornada en segunda división. No nos lo podíamos creer. En la siguiente jugada, sin anestesia, en la salida de un córner, en un balón que peina Lombán, que tras tocar en el larguero, tras una "estatua" de Álvaro Valles, nos hacían el empate que dejaba al Gran Canaria y a los amarillos por el mundo, congelados.
A los pocos minutos y tras un par de faltas en contra, Pepe Mel sacaba del campo al gran Pedri, en su mejor momento, supuestamente por agotamiento y entraba Tana para disgusto del público y aficionados. Aún quedaba tiempo para volver a marcar pero, aparecía el aliado de casi todos los equipos que juegan contra la UD; como no, el árbitro de turno, el irracional colegiado que nunca debió ejercer y que parece cómplice de algo que no se logra entender. Creo que fue Srnic el que era arrollado en la frontal del área de ataque (entrada clara de tarjeta), no pita ni falta y, en la siguiente, tarjeta a Eric Curbelo. Poco después se vuelve a dejar de pitar otra falta a nuestro favor y Mauricio Lemos hace una falta peligrosa en la frontal y Aythami protesta tanta injusticia, y también es amonestado con otra tarjeta. Empezaba a ser descarado. No sólo eso, sino que cuando la iba a lanzar, el árbitro se dispone preparado como para correr y señalar celebrando el que hubiera sido el posible segundo gol del Málaga, para decepción del árbitro. En el minuto 75, Rubén lo intentaría desde la frontal pero su disparo se iba fuera junto al palo. Estaba tan cegado, que tenía a Tana solo en el segundo palo, pero no lo vio y no se la dio. En el minuto 80, Pepe Mel hacía su tercer cambio y, entraba Kirian por Fabio que había cuajado un partido aceptable aunque, algo irregular. Tras un carrusel de faltas no pitadas o pitadas sin tarjeta, en el minuto 85, Benito se dolía de sus gemelos y tenía que ser atendido para terminar renqueante los últimos minutos del encuentro. La última oportunidad la tendría Aythami de un cabezazo a la salida de un córner, el balón se iba fuera por poco junto al palo. Terminaba el encuentro, con sólo cuatro minutos de prolongación y un Málaga y un cómplice árbitro que prácticamente no dejó que se jugara casi nada.
Ahora a viajar a Gijón para jugar en El Molinón el próximo Domingo para intentar volver a ganar más de dos meses después y tratar de no tener que mirar tanto hacia abajo y sufrir otro más que posible robo arbivar. QUE VIVA NUESTRA UNIÓN DEPORTIVA LAS PALMAS. ARRIBA D'ELLOS. CANTERACANARIAPAPRIMERA 💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛🐥🐥