Noticias

Lo de ayer según Luis Lordán:
Derrota injusta (1-0) en el Alcoraz ante una SD Huesca, firme candidata al ascenso a la Primera División, que, al menos ayer no demostró dicha condición. Primera derrota de los nuestros en los últimos seis partidos desde este tramo final tras/con COVID-19. 
Una vez más, Pepe Mel hacía rotaciones en el once inicial, aunque para mi punto de vista, demasiadas, y más, teniendo en cuenta que, el equipo tuvo un día más de descanso entre partidos, que en las anteriores jornadas. Teniendo esto en cuenta, no logro comprender tanta dosificación y, por tanto, rotaciones innecesarias, cuando algunas posiciones estaban funcionando perfectamente, por ejemplo, la pareja de centrales formada por Mauricio Lemos y Álex Suárez. En su lugar, hoy estaría la pareja de veteranos formada por Aythami y Mantovani, influyendo sin lugar a dudas, en la derrota final por la mínima.
El partido empezaba antes del primer minuto,  con una UD que tendría la primera ocasión tras un centro de Javi Castellano que conectaba con un remate de cabeza, Rubén Castro, algo forzado que se la marchaba alto. Fue sólo un espejismo porque la SD Huesca tomaba el dominio del juego ante la irregularidad de De Galarreta, pero en el minuto 6, se lesionaba el jugador marfileño Doukouré que había reaparecido hacía poco, tras un largo periodo de recuperación de una grave lesión. Ojalá, esta vez no sea tan grave como, a priori, parecía.
Las siguientes ocasiones vendrían a cargo del cuadro "mañico" mediante llegadas del delantero japonés, Okazaki y del veterano jugador, David Ferreiro. Ambas eran neutralizadas por Josep y Mantovani. En el minuto 24, llegaría la ocasión más clara de la UD en toda la primera mitad, cuando, tras un centro de Rubén Castro, Cristian López, con todo a favor, para conectar el remate de cabeza en el interior del área, no lo lograra sino que peinara el balón, yéndose por línea de fondo, era una ocasión muy clara, una pena. Benito Ramírez y su desparpajo también empezaban a hacerse notar por banda en ataque. Se llegaba a la primera pausa de hidratación y era el Huesca el que volvía a tomar las riendas hasta el descanso. La frustración amarilla, ayer roja, que, por cierto, no acabo de ver ese equipaje como identificativo de nuestro representativo, se convertía en las primeras tarjetas, en este caso, sí amarillas para Cristian y para, "hago falta o penalti" Mantovani; el jugador más tarjeteado de toda la temporada de nuestra Unión Deportiva Las Palmas. El desconcierto del conjunto canario se hacía latente y, creo que por momentos, con el equipaje rojo, parecía que se trataba de un equipo de la liga húngara o polaca, porque, primero avisaba Sergio Gómez, con un disparo que despejaba a córner, Josep. Tras un mal control de Mantovani y con el tiempo cumplido, nuestra pareja de centrales se desestabiliza, entre Aythami "en Hungría" y De la Bella "en Polonia", se olvidarían de la marca del jugador japonés Okazaki, que en el punto de penalti, libre, y cuando digo libre, hablo de la distancia social, nadie a dos metros alrededor de él, remata solo ante Josep para indignación y cabreo de toda la afición AMARILLA, repartida en todo el globo terráqueo. Se llegaba al descanso esperando revertir la delicada situación de un equipo irreconocible.
Comenzaba la segunda parte y Pepe Mel movía la primera ficha: sacaba del campo al inadvertido jugador serbio, Srnic (que no entiendo cómo lo puede poner de titular), y entraba el cafetero, Juanjo Narváez. Benito tendría la primera, a balón parado, con un disparo con la zurda, se iba por muy poco, muy cerca de la escuadra. La SD Huesca hacía sus dos primeros cambios, entrando el ex tinerfeño, Cristo González. Unos minutos después, también Pepe Mel sacaba a De la Bella y Cristian para que reapareciera tras su larga lesión, por banda izquierda, Dani Castellano y el argentino Fede Varela, que no entiendo, tras la ausencia de Pedri por sanción, que se haya quedado fuera del once, INCOMPRENSIBLE. Pues, por fin, un poco tarde, se notaban los cambios y la UD tomaba el mando del encuentro porque la volvía a tener Benito pero se le marchaba el balón por poco. También el Huesca ponía en el campo, el sensacional delantero, ex amarillo, Rafa Mir, que ojalá regrese cuanto antes a la isla. Precisamente, el murciano, tendría una buena ocasión tras una jugada embarullada dentro del área, ¡menos mal! ¡Gracias Rafa! 
El último cambio de Pepe Mel, sería la otra alegría de la tarde, porque reaparecía "tras su viaje espacial a Marte" el genial lateral gallego, Álvaro Lemos por Eric Curbelo, que no cuajaría un partido tan destacado como los anteriores. Échabamos de menos incursiones por banda derecha y, en seguida, se producían y por ahí llegaba el peligro y la esperanza en que lograríamos el empate en estos minutos finales. Precisamente, Mantovani la tendría de cabeza desde el punto de penalti, que se le marchaba por muy poco junto a la escuadra. Momentos después, Mantovani era expulsado por segunda amarilla, diría que innecesaria, dejando al equipo con 10 casi con el tiempo cumplido. Así y todo, tuvimos una última ocasión por medio de Aythami que tras rematar contra el césped, se le marchaba por encima del larguero por poquísimo. La desolación embargaba a nuestro sentimiento y para contraste, la alegría de una gran victoria a la afición y equipo del conjunto aragonés, la SD Huesca, la tierra de nacimiento de mi querido padre. Enhorabuena a mis familiares por la victoria.
Ahora, el Domingo a las 18:30 hrs. en el Gran Canaria, recibiremos a la Ponferradina para procurar casi certificar la permanencia y, tal vez, en caso de victoria, mirar de reojo a la zona noble de promoción de ascenso. ARRIBA D'ELLOS. QUE VIVA NUESTRA UNIÓN DEPORTIVA LAS PALMAS, PERO AMARILLA, NO ROJA. CANTERACANARIAPAPRIMERA 💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛🐥🐥
 
Foto: @LaLiga