Bufanda de Amarillos por el Mundo

Noticias

Derrota (2-1) en el nuevo Carlos Tartiere de Oviedo que supone un nuevo revés fuera de casa y nos vuelve a dejar en tierra de nadie, sin asegurar aún la permanencia e incluso con remotas posibilidades de llegar a la promoción de ascenso, ganando los 9 puntos restantes, dados los resultados de la actual jornada hasta el momento.
Lo cierto es que tras ver el once inicial para el encuentro, con menos rotaciones, parecía que podía vaticinar un buen resultado, no tanto como el equipaje rojo, medio polaco, que, igual que el verde de la temporada anterior, desagrada enormemente a al afición y, yo diría que a los jugadores, también porque de los 18 posibles puntos en juego con él, tan sólo hemos logrado un mísero empate.
El partido comenzaba con un Oviedo que, como gato panza arriba, trataba de ir a por todas, presionando todos los balones poniéndole intensidad al ritmo pero con un escaso juego que demostraba la posición en la tabla del conjunto asturiano. Durante los primeros diez minutos, las llegadas eran del conjunto local, que por mediación de Bárcenas, remataba hasta en dos ocasiones. En el minuto 11, una combinación entre Pedri y Rubén terminaría con un disparo a puerta del isletero sin complicaciones para el guardameta oviedista. Muy pronto, una vez más, Fabio iba a ser amonestado con tarjeta amarilla y, De Galarreta trataba de combinar con un Cristian López que no atinaba una en condiciones. En el minuto 25, en una internada del Oviedo, Álvaro Valles arrollaba a un jugador, decretándose penalti en principio, pero, poco después la jugada quedaría anulada por fuera de juego, menos mal. Tras la pausa de la hidratación, se produce la jugada polémica del día "NO GLORIA, NO VAR" aunque SÍ VOR, esto es inédito. El ex amarillo, Ortuño, controlaba un pase en profundidad con el brazo y no con el hombro, para superar por alto a Valles y poner el primero del Oviedo. La sala VOR habla durante unos minutos con el árbitro y éste decide no ir a ver por sí mismo la jugada al VAR y concede el gol pese a la indignación de la mayoría de los jugadores de la UD y de los amarillos repartidos por el mundo que estábamos viendo el encuentro. Tras la conmoción por lo sucedido, terminaba la primera parte con apuros para la UD tras varias aproximaciones más del Oviedo.
Por fin, Pepe Mel en el descanso, movería el banquillo para dar entrada a Álvaro Lemos u Fede Varela por Eric Curbelo y Fabio Glez. A los pocos minutos, tras el empuje del cuadro asturiano, llegaba el segundo gol del Oviedo por parte de Sangalli que la ponía a la escuadra de la portería de Valles haciendo posible su estirada, era el segundo y un jarro de agua fría para los nuestros.
Con 40 minutos por delante, la UD intentaba la remontada y no perdíamos la fe. Pepe Mel volvía a hacer un cambio; entraría Dani Castellano por el desacertado Cristian López. Poco a poco la UD tomaba cada vez más el control del juego y Pedri brillaba como media punta para que asitiese primero a Benito y luego,a Rubén Castro para lograr el gol de una UD roja, irreconocible, gol de killer dentro del área, era el minuto 67. Nada más marcar, llegaba el despropósito mayor de Pepe Mel, sacando del terreno de juego a Pedri González, a pesar de la cara incomprensible de más de los jugadores y afición, entrando Aridai en su lugar. Sólo había que ver la cara de decepción de Pedri en la grada-banquillo. En su lugar, entraba Aridai Cabrera que prácticamente no participó en el partido probablemente al creerse que había fichado por un equipo polaco. El Oviedo trataba de parar el partido a base de faltas sin tarjeta con la complacencia de un árbitro incompetente. Eso sí, a nosotros, dos tarjetas, Álex Suárez y Mauricio Lemos. Rubén la volvería a tener pero no entraba. En el minuto 90, el Oviedo tendría claro que el tiempo pasaría lo antes posible. Y, tras sólo 5 minutos de de prolongación, el partido concluiría con esta derrota, yo diría que muy decepcionante y con el cabreo de un nuevo pésimo arbitraje.
Ahora, el sábado a las 18:30 hrs., recibimos en el Gran Canaria al Mirandés que con la permanencia garantizada, aspirará a lograr acercarse a los puestos de promoción de ascenso. Que Viva nuestra querida Unión Deportiva Las Palmas. Arriba D'ellos y siempre con el equipo. 💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙🐥🐥