Amarillos por el Mundo en Sabadell

Noticias

Foto: Marca

Empate agónico (2-2) de nuestra Unión Deportiva Las Palmas en Vallecas ante un gran Rayo Vallecano, sobre todo en la primera parte, que elimina cualquier remota posibilidad de haber llegado a la promoción de ascenso del conjunto canario a pesar de que se diera, como se dio, el resto de los resultados, excepto el del Fuenlabrada - Elche, que tenía que finalizar en empate y terminó 3-1.

El partido comenzaba con un Rayo Vallecano que arrollaba al conjunto grancanario con un tiro al palo nada más comenzar el encuentro tras la relajación de Mauricio Lemos. A los pocos minutos, otra nueva llegada del Rayo a través de Juan Villar no entraba por poco. Álvaro García rompía una y otra vez a la defensa amarilla y propiciaba llegadas y oportunidades una y otra vez. En el minuto 18, se producía la primera aproximación del conjunto insular en una falta que ejecutaría Mauricio Lemos y que despejaría de puños Dimitrievski. Sólo un minuto después, Isi Palazón, por banda derecha, desbordaría a Dani Castellano para ponerle un pase a Jonathan Montiel, favorecido al rechazar en un defensor amarillo, para que le llegase propicio y nos hiciera el más que merecido 1-0. Pocos minutos después, otra oportunidad del Rayo, se le iba por encima del larguero y llegaría otra más que atraparía Álvaro Valles sin problemas. Lo mejor que podía ocurrir para la UD es que llegara la pausa de hidratación.

Tras este bálsamo, la UD tendría la oportunidad más clara de la primera mitad, a través de un remate de cabeza de Benito Ramírez tras pase de Dani Castellano. Y justo después, un jugadón del Rayo hacía lucirse con una gran intervención a Álvaro Valles para evitar el segundo. En el minuto 36, Pepe Mel hacía su
primer cambio, salía el amonestado Álvaro Lemos y entraba el satauteño, Eric Curbelo, para darle frescura por la banda derecha. Sólo un minuto después, Rubén controlaba un balón con el pecho y en la pugna, su defensor tocaría el balón con claridad con la mano. En un principio, el árbitro no acaba de verlo con precisión pero desde la sala VOR, le proponen que revise el VAR y, tras decidir ir a verlo, apreciaba con claridad la mano del defensor. Ante la decisión del penalti, Rubén lo tiraría pegado a la escuadra, inalcanzable para Dimitrievski, (1-1). A partir de ahí hasta el descanso, la UD pondría el ritmo del partido.

Empezaba la segunda parte con la incertidumbre en Vallecas y el 2-0 en Fuenlabrada. Pepe Mel volvía a mover el banquillo para que saliera el extrañamente ausente en la primera mitad, Pedri, para que entrara el canterano Josemi Castañeda y, el Rayo forzaba una falta muy peligrosa al borde del área posterior a otra falta no pitada sobre Eric Curbelo. La colocación de la barrera por parte de Valles fue dudosa y el gol entraría por el palo del portero, subiendo el segundo gol de Trejo para alegría de la afición de Vallecas. A partir de ahí, el juego de ambos equipos entraba en una fase de apatía hasta que el árbitro volvía a decretar penalti a favor del Rayo; por suerte, parecía que la virgen del Pino se había plantado en la sala VOR de Vallecas y le comunicaban al árbitro que la falta se había producido fuera del área. Al mismo tiempo, el Elche reducía distancias en Fuenlabrada (2-1). La falta la tiraría Trejo, en este caso se le iría fuera, cerca de la escuadra.

Llegaba la segunda pausa de hidratación y la UD parecía que, por si llegaba el empate del Elche, se activaba y buscaba nuevamente la portería de Dimitrievski. Rubén Castro la tendría con claridad desde el vértice del área pero se le iba a ir por encima del travesaño. Los últimos cambios serían Kirian Rodríguez y Cristian López por los hermanos Castellano. Una vez más, Kirian cogía, con autoridad y tablas, el mando en el mediocentro y Cristian le ponía muchas ganas arriba de espaldas a la portería. Precisamente, Cristian remataba de un testarazo para hacerse lucir a Dimitrievski ; parecía que se nos negaba la posibilidad de lograr el empate. El acoso isleño desencadenaba que en la siguiente internada en el vértice del área de Kirian, hiciera que Advíncula pisara con claridad el pie del tinerfeño, y el árbitro no dudó un segundo en señalar la pena máxima. Rubén iba a volver a ser el encargado de lograr el empate, pero lo fallaría tras tratar de ajustarlo a la escuadra. Menos mal que el portero se movería con los pies por delante de la raya lateralmente. "La vírgen del Pino" en la sala VOR informaba otra vez al árbitro y se repetiría el mismo y, en esta segunda ocasión, Rubén la pondría con seguridad al otro palo, logrando volver a empatar, empaVAR, GLORIA, OMNIVAR en Vallecas. El desconsuelo de Advíncula era muy sincero e iba a calar en cualquier espectador del encuentro porque había sido un penalti evitable. El árbitro prolongaría cinco minutos y Juan Villar tendría la penúltima, y, como no, Rubén casi alcanza un balón que podría haber significado el 2-3 al mismo tiempo que el Fuenlabrada marcaba el tercero y disipaba cualquier remota esperanza de alguna posibilidad para las opciones en última jornada. El partido concluía con un empate que desilusionaba más a la afición vallecana que a la de los amarillos por el mundo que casi, estábamos resignados a que se puediera dar tal carambola.

La buena noticia del día era que la S.D Huesca subía nueva y merecidamente a Primera. Enhorabuena por el ascenso del equipo de mi tierra de origen paterno, Huesca, (Barbastro). Felicidades a toda mi familia.

El lunes en el Gran Canaria finalizaremos esta temporada en el Gran Canaria a las 17:30 hrs. ante el ya descendido Extremadura y así tratar de terminar lo más arriba posible en la clasificación, dentro de la zona media de la tabla. Que viva nuestra Unión Deportiva Las Palmas. ¡Arriba D'ellos! Canteracanariapaprimera Siempre Avante!! 💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛🐥🐥