Tropical en Suecia

Noticias

Derrota indignante (0-1) en el Gran Canaria ante un sólido Sabadell y un "equipazo arbitral", formado por los conocidos, Iglesias Villanueva y en la sala VOR, "el amiguísimo", Saúl Ais Reig, tándem despreciable especial para la afición amarilla repartida por el mundo.
Pepe Mel planteaba el encuentro de manera prometedora, con un once con el que volvía a apostar por dos hombres arriba como, Sergio "El Chino" Araujo y el conejero, Clau Mendes, uno de los siete canarios de entrada. 
El partido comenzaba con un Sabadell muy serio y que mandaba, sorprendemente, en el terreno de juego. La UD intentaba llegar a la portería rival con dos o tres toques a partir de balones en largo, tal y como ocurría en Anduva, volviéndonos a equivocar en la forma de jugar. Trataban de llegar con peligro con descaro, tanto Araujo como Benito Ramírez pero, la defensa neutralizaba muy bien los acercamientos. En varias llegadas del cuadro catalán, daba la impresión de que no se entendían Álex Domínguez con Álex Suárez y Eric Curbelo que por no pedirla, nuestros canteranos tenían que despejarla con apuros cuando eran balones claros del portero. El satauteño Eric se quejaba de una indisposición y parecía que se tendría que retirar pero seguiría jugando. En el minuto 24, Álex Domínguez salvaba el primero del Sabadell con una buena manopla tras un remate de Álvaro Vázquez. Y, seguidamente, llegaría la más clara ocasión de la UD cuando Maikel Mesa se la ponía "a huevo" al Chino para que el argentino no lograra enganchar y hacer el primero para la UD. Un minuto después, un gran balón de Araujo dejaba solo al aldeano, Benito Ramírez para que se internase por banda derecha y su tiro se fuera muy cerca del palo del portero, una lástima para adelantarnos hasta en dos ocasiones. Acto seguido, llegaría la jugada clave del partido cuando el Sabadell metía un balón en profundidad a través de Stoichkov para Álvaro Vázquez que ante la salida de Domínguez, se tira haciendo creer a Iglesias Villanueva y a los telespectadores que ha habido contacto fuera del área pero que, al momento, cuando nuestro portero le jura que no lo toca y el piscinero delantero no dice nada, hacía dudar a todo el mundo, también el árbitro. Tras consultar unos dos minutos a través del pinganillo con la sala VOR, donde estaba "el amigo", Saúl Ais Reig, le ratificaba que sí hay contacto y asombrosamente, no va a ver el VAR, incurriendo en un nuevo NO GLORIA NO VAR y recordándonos que somos la Unión Deportiva Las Palmas. En inferioridad numérica, Pepe Mel no le queda más remedio que sacar del campo a Clau Mendes para que entrara Álvaro Valles que regresaba a la portería amarilla, meses después de su último partido de liga.
En el minuto 40, empezaba la barra libre para el Sabadell y el carrusel de faltas sin tarjeta para el conjunto catalán. Falta durísima sobre Álvaro Lemos que casi no se pita e impunidad para el jugador visitante. Empezábamos a aceptar que jugábamos 10 contra 13. El Sabadell tenía dos más: Iglesias Villanueva en el campo y Ais Reig, "el Reig castellano conquistador" en la sala VOR. En el minuto 44, Eric Curbelo no podría continuar y pide el cambio, entrando en su lugar, Ismael Athuman. Tres minutos de descuento para el descanso y Álvaro Valles le pararía extraordinariamente un balón a Stoichkov a bocajarro en el borde del área chica y se llegaba al descanso con el 0-0 inicial.
Se reanudaba el encuentro en la segunda mitad y la UD en inferioridad numérica hacía otro cambio entrando y reapareciendo por fin, Pejiño por Benito que había participado bien en la primera parte. La UD parecía que podría morir matando o bien, lograr algo positivo tras tanta desgracia de la primera parte. El Sabadell intentaba de córner un gol olímpico que evitaba un atentísimo y reaparecido Valles. El Sabadell movía el banquillo y entraba el delantero Juan Hernández que avisaba nada más entrar a Valles que tenía que parar en dos tiempos, un primer intento del delantero del Sabadell. Sin embargo, en la siguiente ocasión del recién incorporado, Valles no podría parar su tiro tras una llegada rápida al perder el balón, Javi Castellano en la salida de la UD; 0-1, cabreo de Pepe Mel y preocupación en el cuadro amarillo, en la afición y, teniendo en cuenta que aún era el minuto 63, quedaba un mundo para tratar de buscar un gol para lograr el empate. Pero no, los tres jugadores que estaban calentando se cansaban en la banda y la UD en inferioridad numérica se asfixiaba y la pasividad de Pepe Mel y el consentimiento de reiteradas faltas sin tarjeta del arbitraje de Iglesias Villanueva, hacían crecerse al Sabadell. Pejiño lo intentaba al borde del área pero, el rechace de un defensor del Sabadell hacía que su portero Mackay parase sin problemas. En el minuto 78 Juan Hernández le metía un codazo a Dani Castellano y el árbitro volvía a mirar a tierras castellanas y dejaba de sacar una nueva tarjeta al autor del gol, Juan Hernández, que, por supuesto, ni se disculpaba. En el minuto 82 (tarde es poco), Pepe Mel miraría para la banda y recordaría que a nuestro desgastadísimo equipo, le hacía falta cambios como respirar. Y le daba entrada y la oportunidad de obrar un milagro debutando con el primer equipo, al recién incorporado, el canterano, Rafa Mujica y Aridai por Araujo, (que saldría muy enfadado, rompiendo de una patada, una butaca) y Maikel Mesa que había ido a menos en esta segunda parte. Así y todo, Rafa Mújica lo intentaba pero el balón se marchaba muy cerca del palo. Ya en el descuento, el Sabadell casi lograría la sentencia pero Athuman despejaría la ocasión del Sabadell. Y cuando parecía que tendríamos la última ocasión en un saque de banda en ataque, Iglesias Villanueva olía el peligro del empate canario, y, sin dejar sacar de banda, por peligro de empate, decretaría el final del encuentro. Lamentable, el tándem Villanueva-Reig, personas non gratas en Gran Canaria, a pesar del buen partido del Sabadell al que se le reconoce y se le felicita por su victoria pero, a su vez, se critica y se indigna de que los árbitros nos traten como colonia española.
Ahora a Almería, Domingo 15:00 hrs., a ver si, como de costumbre, con los grandes y sin complot arbitral, podemos demostrar quienes somos realmente: un equipo grande, que trata de jugar al fútbol y no sobrevivir a base del antifútbol que tanto daño y perjuicios nos hace padecer.
Que viva nuestra querida Unión Deportiva Las Palmas. 
 
Arriba D'ellos. Nos sentimos de Primera, tarde o temprano.
#CanteraSiempreAvante
💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙🐤🐤