Noticias

Derrota indignante y bochornosa (4-0) de nuestra querida Unión Deportiva Las Palmas en Castalia ante el colista que, a pesar del resultado, demuestra que será un equipo candidato a estar en Segunda B la temporada próxima.

Ante la baja por sanción de Maikel Mesa, el único cambio de entrada que Pepe Mel introducía, iba a ser la alineación del aldeano Benito Ramírez que cuajó un partido muy flojo, a años luz de demostrar lo que se espera de él.

El partido comenzaba con una UD que rápidamente mandaba en el dominio del juego pero que arriba no acababa de llegar. En el minuto 11 Javi Castellano lo intentaba desde fuera del área pero el balón se le marcharía fuera, algo desviado por encima del larguero. Un minuto después, en un córner iba a ser Sergio Ruiz el que cabecearía apurado mansamente a las manos del portero. Sólo dos minutos después, llegaba la primera del Castellón y Álex Domínguez se empleaba a fondo para desvíar el remate de Señé a centro de Marc Mateu. Llegaba la primera tarjeta del partido a Moyano del Castellón en una disputa con Eric Curbelo donde el sucio jugador castellonense le saca la pierna con mala intención en el último momento estando ya los dos fuera del campo tras la disputa del balón. Pero solo dos minutos después, llegaría un inexistente penalti regalado al Castellón tras un salto de Javi Castellano por supuesta mano y, como es la UD, desde la sala VOR llaman rápidamente al árbitro que, aunque en principio no había apreciado nada, va a mirar la pantalla del VAR y hace rectificar al árbitro. ¿Quiénes estarán en la sala VOR? ¿Saúl Ais Reig o su compañero favorito, que nos pitó el no penalti en el último minuto ante el Tenerife hace dos temporadas en el Gran Canaria? Pues sí, ese mismo era, el protagonista del no penalti en el derby en el último momento del encuentro. Marc Mateu de tiro inapelable hacía el 1-0 para el Castellón. A partir de ahora, para saltar, vamos a tener que saltar con una camisa de fuerza para no tener brazos al impulsamos. Para colmo de mares, la historia iba a cambiar en tres minutos, tras dos entradas y dos amarillas tocando el balón al Chino Araujo. En la primera, toca claramente el balón pero los jugadores teatreros del Castellón, venían aprendidos y exageraban cualquier caída. Sabían perfectamente que jugaban contra el equipo más maltratado por los arbitrajes de, al menos, todas las ligas europeas y la afición amarilla repartida por el planeta trinaba, trinaba y rechinaba ante tanta injusticia. Por cierto, entre una amarilla y la otra, los crecidos jugadores indultados por el colegiado, incurrieron en falta contra el Chino, seguramente haciendo calentar al jugador argentino. Dos minutos después, el árbitro no se conformaba con el daño producido y mostraba una nueva amarilla de risa a Eric Curbelo. En la siguiente faltita, otra tarjeta a Dani Castellano que no es para nada, intencionada. Por cierto, lo que estaba pasando era tan evidente que hasta los comentaristas decían una y otra vez que este árbitro no dirigía sino que se cebaba con todo lo que señalaba contra la UD Las Palmas; chapó por los comentaristas. En el minuto 46, tarjeta a Rafa Mujica ya de desesperación y de impotencia de uno de nuestros jugadores ante tanta barbarie arbitral. Se llegaba al descanso con un 1-0 que aún nos daba esperanza de posible remontada aunque tuviéramos diez, viendo lo poco que tenía el Castellón.

Comenzaba la segunda parte con dos cambios por jugadores con tarjetas para evitar más expulsiones. Fabio por Dani Castellano, pasando Benito al lateral zurdo y, conociendo a Pepe Mel, delantero por delantero, Espiau entraría por Rafa Mujica. Una vez más, empezábamos a dominar con claridad con diez. Eso sí, "el descolegiado" volvía a señalar otra falta sin trascendencia en ataque a Pejiño con tarjeta (no sea que se motivara demasiado para lograr el empate nuestro gran jugador). Así y todo, un minuto después, Pejiño se la brindaba a Espiau para que rematara pero, en el último momento, la rechazaba un defensor del Castellón. Lo peor vendría en el minuto 58 tras una pérdida de Sergio Ruiz que propiciaba en dos toques, la jugada del segundo gol, sorprendiendo a nuestra defensa que poco pudo hacer e incluso a Álex Domínguez, que pudo haber hecho más. En el minuto 60, entraban Jesé y Kirian por Pejiño y Javi Castellano. No entiendo el cambio de Pejiño, pero supongo que fue por la tarjeta. Da la impresión de que los comentaristas les gustaría que se hiciera justicia y que la UD pusiera el 2-1, pero no tras un gran robo en la medular del área del recién incorporado Jesé y su tiro posterior lo atraparía con una manopla espléndida el guardameta Whalley. También el recién incorporado, Fabio, muy flojo, no paraba de errar y perder balones y, en una gran combinación, nos hacían el tercero en el minuto 69, por mediación de Rubén Díez. Aunque Kirian lo intentaba, tampoco lograba entrar en juego como nos suele acostumbrar. La realidad es que, además, llegaba el cuarto gol, en una jugada de Marc Mateu para que Rubén Díez hiciera su doblete, inesperado ni en sus mejores sueños porque se mira el marcador y no se puede creer.

Con 4-0, por fin se internaba Kirian dentro del área pero iba a ser atropellado por "el trailer" defensor Iago Indias, que ya tenía tarjeta, y pidió penalti, pero se supone que el árbitro recordaría que ya tenía tarjeta, por lo que sería expulsado y no señalaba nada. Los de la sala VOR, que no puedo decir lo que pienso que estarían pensando, no le decían al descolegiado nada punible. Y ya para finalizar y disimular, pitarían un penalti, menos claro que el anterior a Ale Díez, que el propio lateral lo fallaría porque Whalley se lo paraba de forma espectacular, dejando al conjunto canario sin estrenar nuestro casillero. Terminaba la peor de las pesadillas de la temporada y ver para creer y, a pasar página y pensar en seguir sumando para asegurar los dos pies en la categoría de plata, cuanto antes. Seguiré defendiendo y denunciando estos arbitrajes hasta el día en que me muera (ojalá algún día sean menos las veces de las que son, que son la mayoría desde hace algunos años, estando incluso en Primera). El próximo encuentro será el próximo sábado día 6 ante el Rayo Vallecano en el Gran Canaria a las 17:15 hrs.

Que viva nuestra querida Unión Deportiva Las Palmas, ayer, hoy y siempre a pesar de tener que lidiar con estas injusticias. Arriba d'ellos, sobre todo, de la secta arbitral.

#CanteraSiempreAvante

💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛🐤🐤