Noticias

Empate (1-1) más que justo, en el Gran Canaria, en un nuevo NO GLORIA NO VAR debido a un penalti sobre Álex Suárez más que claro tras ser abrazado y derribado por un defensor rayista al final de la primera parte después de que el conjunto visitante se acogieran a la "barra libre" por otro posible penalti por mano de Advíncula en la jugada anterior. 
Buen planteamiento inicial de Pepe Mel con Álex Domínguez en portería; la novedad de Jonathan Silva en el lateral zurdo, tras el bajón de Dani en los últimos encuentros, la recuperación de Maikel Mesa en el centro del campo tras el partido de sanción y, por supuesto, la necesaria titularidad de Jesé tras la sanción por la injusta doble amarilla al Chino Araujo que apelación, ya que somos la UD LAS PALMAS, no levantó. Seis canarios en el once inicial y la UD volvía a generar la ilusión de nuestros mejores partidos contra los gallitos de la categoría. 
El partido comenzaba con alternativas en ambos conjuntos pero iba a ser el colegiado el que señalaría la primera tarjeta amarilla, cómo no, al amarillo Ale Díez, en la primera falta del partido, en el minuto 5. Tres minutos después, llegaba la primera oportunidad clara de Álvaro García tras un error de Eric Curbelo. Un minuto después, nueva llegada del Rayo que nuestra defensa se encargaría de que no llegase a nada. La réplica vendría en el minuto 10 por parte de Jesé tras asistencia de Rafa Mujica, pero su disparo a puerta, al cruzar el balón, la paraba el portero, Dimitrievski con gran acierto. El Rayo tomaba la iniciativa y volvía a sacar un balón peligroso Álex Suárez en una internada, esta vez, por la izquierda del Rayo. Otra peligrosa llegada, la rechazaba Ale Díez evitando un tiro muy peligroso. Por nuestra parte, empezaba a hacerse notar Sergio Ruiz en el centro del campo. Sin embargo, Maikel Mesa se mostraba algo lento. Buena jugada entre Jesé y Maikel Mesa pero el lagunero no llega a combinar a la primera con el grancanario. Otra combinación entre Rafa Mujica y, otra vez, Jesé, que ante la salida de Dimitrievski intentaba un autopase que se le iba largo. En el minuto 39, penalti de Ale Díez que no calcula y arrollaba al jugador del Rayo que estaba a punto de rematar. Lo tiraría Trejo muy ajustado al palo y, a pesar de que Alex Domínguez adivinaba el lado, nada podía hacer y marcaba haciendo el 0-1.
En el minuto 44, Bebé ponía un centro al área y Álex Domínguez se quedaba "a media salida"; el balón le llegaba a placera Álvaro García para hacer el segundo pero su tiro iría al palo para alivio de la afición grancanaria distribuida por el mundo. Cuando la afición pedía que el árbitro pitase el descanso para irnos perdiendo por la mínima en lugar de por 0-2, llegaba la polémica del partido. Primero, tras un centro en el que hay mano clara de Advíncula, pero que al parecer viene de rebote primero de la pierna, aunque también, de no haber ocurrido, el balón le llegaba con mucho peligro a Jesé, por lo que, como mínimo, desde la sala VOR, le podrían haber dicho que fuera a verla además de que Álex Suárez y Jesé le suplicaban al árbitro que lo hiciera, pero no. Lo que no nos esperábamos es que en el saque de ese mismo córner, el defensor Martos, que sabría de antemano que habría "barra libre" para no pitarles en contra, abrazara y derribase con claridad al propio Álex Suárez, en un penalti clamoroso y el árbitro se pusiera la mano en el pinganillo y, seguramente, con prisas porque ya era el descanso y, sobre todo, porque somos la UD LAS PALMAS, decretase el final de la primera parte en un nuevo y penoso NO  GLORIA NO VAR. 
Comenzaba la segunda mitad con el cambio de Ale Díez por el canterano Saúl Coco y con una UD que intentaba buscar el empate, seguramente alentados por la nueva injusticia del final de la primera mitad. La primera gran ocasión para empatar, nada más comenzar esta segunda parte, la iba a originar Pejiño que ponía un pase interior al que llegaría Maikel Mesa y ante la salida de Dimitrievski, lo regataeba pero se quedaba con poco ángulo y con todo a placer, el balón se le iba al poste. La UD dominaba con claridad en esta segunda mitad y, ante tanta evidencia, los jugadores del Rayo, ya les hicieran falta o aunque nos hicieran falta, gritaban como que también nosotros se las hacíamos, supongo que para tratar de influir en que el árbitro nos tupiera a tarjetas buscando la enésima expulsión en lo que va de liga. En el minuto 60, Rafa Mujica recibía una falta de clara tarjeta pero el teatrero jugador rayista también se quejaba "de absolutamente nada" y el árbitro no mostraba la descarada tarjeta. Hasta los comentaristas alucinaban con la acción. Por cierto, chapó por ellos, una vez más. En el minuto 63, el canterano madrileño, Elejalde, debutaba con el primer equipo, sustituyendo a Rafa Mujica (delantero por delantero); marca de la casa del conservadurismo de Pepe Mel, aunque vayamos perdiendo. En el centro del campo imponía cada vez más su poderío, nuestro cántabro, Sergio Ruiz que avisaba con acercamientos peligrosos hasta el borde del área. En el minuto 69, Mel volvía a mover el banquillo, dando entrada a Benito y a Óscar Clemente tras su larga ausencia por las secuelas del COVID,  por Jonathan Silva y un irregular Javi Castellano. Apostaba, eso sí, por más creación en la medular. En el minuto 74, Álex Suárez vuelve a salvar una llegada muy peligrosa del Rayo. En el minuto 77 se marchaba Pejiño y entraría Kirian Rodríguez. El aldeano, Benito, se internaba por banda izquierda y conectaba un tiro al larguero. Dos minutos después, pase impresionante de Kirian, y controlazo, desde Santa Brígida, de Eric Curbelo y su remate posterior, haría emplearse a fondo a Dimitrievski poniendo su manopla en un paradón. En el minuto 86, se volvía a escapar Sergio Ruiz desde el centro del campo y el árbitro recordó que tenía tarjetas en su bolsillo, mostrándosela al rayista, Óscar Trejo. El coraje y, seguramente, la rabia de Sergio Ruiz, hizo el resto en otra rápida aproximación hasta el borde del área y, por fin, su ajustado y duro disparo superaba a Dimitrievski que, aunque la tocaba, no evitaba que subiera el empate (1-1), más que merecido para que la alegría del gol se oyese en lugares como Indonesia y Nueva Zelanda y parte de la afición se le quebrasen las cuerdas vocales. Cuatro minutos de descuento y el Rayo era un animal herido que ya se veía ganador y tuvieron la última que salvaba, por si acaso, el fantástico Sergio Ruiz, aunque luego se apreció que estaba en fuera de juego. Empate (1-1), que nos deja casi a mitad de tabla y nos acerca más a la tranquilidad de la permanencia.
Ahora, el sábado a las 15:00 hrs. jugaremos en Madrid ante el Fuenlabrada que se encuentra en una situación parecida a la nuestra en la clasificación. 
¡¡Que viva nuestro querida Unión Deportiva Las Palmas!! 
 
¡¡ARRIBA D'ELLOS!! 
#CanteraSiempreAvante
 
💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛🐤🐤