Noticias

Foto: udlaspalmas.es

Victoria corta (1-0), dada las múltiples ocasiones de nuestra querida Unión Deportiva Las Palmas ante un Sporting de Gijón decepcionante y un equipo arbitral que se hacía notar en el estadio de Gran Canaria, empeñado en demostrar que le incomoda tener que viajar a las Islas Canarias, seguramente más aún, comenzando el puente de Diciembre.
Pepe Mel planteaba en encuentro recuperando en el centro de la zaga a Eric "DonSan" Curbelo; en el centro del campo a Enzo Loiodice tras su sanción absurda después de que De la Fuente protagonizara la película de los bolos en La Rosaleda y en ataque como de costumbre, un solitario Jesé Rodríguez tratando de jugar de 9 cuando no lo es, desasistido una vez más por un Óscar Clemente que, aunque trabajador, perdía balones "en cantidad" y un JonathanViera21 que empezaba desde muy atrás cada jugada de ataque del equipo amarillo.
Comenzaba el encuentro y el Sporting iba a tener la primera ocasión iba cuando Raúl tapaba adelantándose perfectamente un tiro esportinguista desde la frontal del área. A partir de ese momento, la UD a través de JonathanViera21 y de Loiodice ponían la batuta del ritmo del encuentro. En el minuto 6, tras una buena combinación, Jesé lo intentaba pero rechazaba perfectamente la zaga visitante abortando la primera ocasión amarilla. En el minuto 18, el visitante Berrocal cogía con la mano un balón antes de que saliera del rectángulo y asombrosamente el árbitro no le saca tarjeta amarilla cuando en esos casos, es clara y evidente. Sólo dos minutos después, Jesé lo iba a intentar picándole el balón a Mariño pero no lograba hacerlo como requería y atrapaba el meta del Sporting. Durante unos diez minutos, el partido entraba en una fase de imprecisiones por parte de ambos conjuntos y una de las claves era la posición tan atrasada de JonathanViera21. Tras el lanzamiento de un córner por parte de la UD y despeje en semifallo, el balón le caería a Loiodice que tiraba ajustado al palo, se la comía Mariño y el balón se colaba al fondo de la portería ; era el primero, merecido pero no, el cancerbero se quejaba de que era tapado por Jonathan Viera que podría estar en fuera de juego posicional. El de La Feria fue a explicar que "para nada" tapaba a Mariño pero claro: somos la UD Las Palmas y, desde la sala VOR le corroboraban al árbitro que lo que decía Mariño iba a "misa" cuando lo cierto es que Jonathan estaba apartado casi dos metros de la visión de Mariño, pero no, el árbitro anulaba el gol. Jonathan Viera no se lo podía creer y con enorme coraje tomaba las riendas completas del juego lanzando una falta con gran maestría que haría emplearse a fondo a Mariño para repeler el balón al palo y evitar que subiese el primero al marcador llegándose al descanso con la decepción de la afición amarilla repartida por el mundo que palpaba una vez más que cualquier jugada polémica, siempre se nos perjudica, parece que premeditadamente.
Comenzaba la segunda parte y la UD tomaba la iniciativa, una vez más ante un agazapado Sporting de Gijón que parecía que con la ayuda arbitral garantizada, podría rascar, cuanto menos, un empate, sobre todo tras la cartulina a Sergi Cardona por pisar accidentalmente a uno de los suyos. Pocos minutos después, iba a llegar una primera ocasión tras una buena combinación entre Viera y Jesé que asistía al punto de penalti para que, a bocajarro, su disparo lo rechazara Mariño que estaba muy bien colocado. En el minuto 52, una falta bien hecha de Loiodice en campo contrario es sancionada con tarjeta asombrosamente para decepción habitual con el arbitraje de cualquier aficionado amarillo. Unos minutos después, nueva oportunidad en forma de falta para el 21 y su lanzamiento que se iba a ir lamiendo la escuadra de Mariño; no se lo podía creer el mago de La Feria. El asedio al Sporting no paraba y el próximo iba a ser Álvaro Lemos que se sacaba un tiro con rosca con la zurda que se estrellaba en el palo. Tras grandes ocasiones y unos minutos donde el Sporting se sacudía el dominio amarillo pero que se topaba a un Eric Curbelo inconmensurable. Entonces, Pepe Mel movía el banco y en el minuto 68 sacaba a Óscar Clemente para que entrase, como era de esperar, aunque podría haber jugado de titular, Benito Ramírez, que se iba a colocar en banda derecha. Nada más entrar, Benito encaraba a portería hacia Mariño pero se le hacía de noche para tirar y un defensor cortaba el balón rozando el penalti pero se había pitado fuera de juego. En el minuto 70, un jugadón una vez más de JonathanViera21 que profundizaba por banda izquierda y se la servía a placer a Moleiro para que el joven talento la pusiera fuera por encima de la escuadra, (no nos lo podíamos creer) pero aún quedaba bastante tiempo. Por fin, otra vez, la clarividencia de JonathanViera21 haría circular el balón y habilitaba hacia la derecha el balón para Benito que volvía a mirar a portería poniendo una rosca hacia la misma con la fortuna de un doble rechace de dos defensores en el que Berrocal acababa introduciendo el balón en la portería de Mariño para una ansiada celebración de la afición del conjunto grancanario. La entrada de Benito volvía a ser talismán pero ahí detrás estaba el artífice del liderazgo de la raza canaria, de la magia y del talento canario, Jonathan Viera; por fin podíamos volver a ganar desde su reaparición.
Tras unas molestias de un trabajador Alberto Moleiro, entraba Óscar Pinchi y el Sporting iba a tratar de empatar. En el minuto 85, en el saque de un córner, Benito Ramírez mandaba el balón al larquero y estaba a punto de lograr un gol olímpico (no es la primera vez que lo intentaba). El árbitro trataba de acelerar el juego pareciendo que su objetivo fuera que el Sporting lograra el empate, algo indescriptiblemente indignante. En los últimos minutos, salían Jesé y Loiodice para que entraran Sadiku y debutara el canterano Pol Salvador esta temporada. Pero el estadio se iba a quedar congelado cuando en el descuento, tras un saque de falta del Sporting, el balón era rechazado por el señor Raúl Navas y menos mal que se iba a la cruceta saliendo por línea de fondo. Por una vez el fútbol hizo justicia con nuestra Unión Deportiva Las Palmas. Se pitaba el final del partido y se lograba una nueva victoria que nos permite mantenernos en la sexta plaza de la clasificación en puestos de promoción de ascenso.
El próximo encuentro será en las instalaciones de Lezama ante el recién ascendido y en posiciones de descenso, la S.D Amorebieta, el Domingo a las 17:15 hora canaria.
Riquiraca sinbonbaca, sin bon báaaaaaa, hurrá, hurrá, hurráaaaaa, Las Palmas, Las Palmas, y nadie mássss!!!!
💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙🐥🐥