Amarillos por el Mundo en Huelva

Noticias

Derrota dolorosa y merecida (1-3) de nuestra querida Unión Deportiva Las Palmas con la que cierra más de media puerta a las posibilidades de llegar a la lucha por la promoción de ascenso y que además nos deja en una posición delicada en tierra de nadie y algo preocupante (en la 14ª) a once puntos del descenso y ya a nueve de las posiciones de promoción de ascenso, teniendo en cuenta que el Girona, aunque se encuentre a ocho, nos tiene ganado el golaverage particular. 
Casi el doble de espectadores (unos 12500) respecto al anterior encuentro (6700) en el Estadio de Gran Canaria para presenciar, quizás uno de los últimos coletazos de nuestro conjunto como posible aspirante a las posiciones privilegiadas ante un conjunto catalán que fue superado en prácticamente casi toda la primera mitad hasta la expulsión de nuestro delantero canterano, Rafa Mujica en  los últimos minutos de la primera mitad. Planteamiento similar a los anteriores de García Pimienta, casi sin novedades, excepto la de Fabio en el centro del campo debido a la obligada baja por lesión de Enzo Loiodice, además de la ausencia también de Kirian Rodríguez. Un total de seis canarios en el once inicial. 
El partido comenzaba con una UD que salía muy enchufada con un juego muy vistoso ante un replegado y superado Girona FC que contaba con dos bajas muy significativas como la de Cristian Stuani, pichichi de la categoría y en el centro de la zaga, el grancanario y ex amarillo, Juanpe. La primera ocasión iba a ser para la UD tras un robo de balón y fue protagonizada por Jesé que no supo asistir en condiciones a Moleiro y Mujica que esperaban el pase de la muerte. Sólo un minuto después, quién si no, JonathanViera21 se sacaba de la chistera una asistencia otra vez para Jesé que remataba inocentemente y mal en la que debió ser el primero. En el minuto 9, una vez más Jesé conducía dentro del área y le arrebataban el balón y la jugada continuaba pero Jesé permanecía muy dolorido en el suelo porque le habían pisado. El VAR llamaba al árbitro para que fuera a ver la jugada y, efectivamente, se pitaba el penalti que él mismo se encargaba de ejecutar para poner el 1-0 más que merecido. En el minuto 21, casi en la primera falta que hacía la UD, le sacaban tarjeta amarilla "sin anestesia" a Rafa Mujica por una entrada algo pasada de revoluciones en el centro del campo. Unos minutos después y, como en El Alcoraz, Moleiro lo iba a intentar de la frontal pero con el mismo resultado, balón por encima del travesaño. Dos minutos después, una falta algo lejana la iba a tirar el 21 pero el balón lo paraba mansamente el guardameta del Girona; parecía que el segundo estaba por llegar. Pero el Girona trataba de reaccionar con unos activos Nahuel y Jairo, por lo que en el minuto 35 iban a tener la primera gran ocasión a través de Borja García pero Valles le iba a adivinar un tiro a bocajarro en el interior del área. Tras ese susto, dos minutos después, iba a ocurrir una jugada que iba a marcar el desarrollo del encuentro. Una vez más la magia del 21 volvía a poner solo en un mano a mano esta vez a Rafa Mujica pero Juan Carlos, el portero del Girona le volvía a adivinar rechazando la parada; entonces el balón le volvería a Mujica que a la desesperada, trataba de hacer una chilena pero un defensor del conjunto catalán se iba a interponer entre el balón y la bota, recibiendo la patada del grancanario en el cuello, por lo que Mujica recibiría la segunda cartulina que significaba la expulsión; Mujica se lamentaba profundamente y salía del campo llorando de impotencia. Para colmo tres minutos después, un desbordado Álvaro Lemos iba a derribar en el área a Nahuel y el árbitro en principio pitaba penalti pero lo volverían a avisar por parte del VAR y, finalmente la falta de Lemos se había producido al borde pero fuera del área. Hasta cinco minutos se añadían en esta primera parte y el Girona achuchaba y tanto Bueno como Baena tendrían dos claras ocasiones y se llegaba al descanso con sensaciones dudosas para una segunda mitad con inferioridad numérica.
Comenzaba la segunda parte y con ella el asedio a una agazapada Unión Deportiva Las Palmas y lo que es peor, el sometimiento asumido sin respuesta, ni de parte de los jugadores ni tampoco de un pasivo entrenador, Xavier García Pimienta. Sin embargo, el Girona FC, desde el descanso, movía el banquillo por partida doble dándole un sentido ofensivo. Las primeras ocasiones del conjunto catalán, encontraron la respuesta de un sobresaliente Álvaro Valles. Le sacaba una ocasión al recién incorporado Samu Saiz y unos minutos después, desde la frontal, a Baena. Pero, claro, en el minuto 62, una buena combinación ante la pasividad de los nuestros, Nahuel iba a marcar el empate (1-1). Hasta ese momento, Pimienta no había movido el banquillo a pesar del desgaste de tener que jugar con uno menos. Pimienta, por fin aunque tarde, haría un triple cambio: saldrían Moleiro, Mfulu, que había estado caminando estos más de quince minutos con molestias y Lemos para que entraran Maikel Mesa, Saúl Coco y Rober González. Pero sólo dos minutos después, Jairo se la pondría a Nahuel que, a placer, hacía el segundo para el Girona FC (1-2). Pasado el minuto 70, lo que parecía tarjeta amarilla para Navas, el VAR llamaba al colegiado para que lo viese y se señalaba tarjeta roja por agresión (yo aún sigo sin verla). 
En el tramo final, en el minuto 74, la UD con 9 trataba de aguantar y Pimienta la daba salida a Fabio y Jesé y entraban Peñaranda y Sadiku. Ya en el descuento, Nahuel volvía a poner un gran balón al larguero. En el minuto 92, el 21 en labores de defensa le arrebataba el balón a Samu Saiz pero en la siguiente, iba a llegar el gol definitivo (1-3) a placer de Valery. 
Este sábado día 19 a las 17:15 h nos enfrentaremos en Zorrilla al Valladolid, uno de los gallitos de la categoría, feudo donde llevan solo una derrota en lo que va de temporada. ¡¡A ver si somos nosotros los que logramos la segunda!!
¡¡¡Riqui raca, sin bon baca, sinnn, bonnn, báaaaaa; hurrá, hurrá, hurráaaaa; Las Palmas, Las Palmas y nadie más!!!
💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛🐥🐥