Noticias

Victoria merecida y balsámica (0-1) de nuestra querida Unión Deportiva Las Palmas en el estadio José Zorrilla ante un Real Valladolid que aspira al ascenso directo aunque en esta ocasión, apenas dieran a relucir esta faceta durante el encuentro. 
García Pimienta planteaba el encuentro con un once donde mantenía a Valles tras su última buena actuación en el Gran Canaria a pesar del 1-3; incorporaba a Saúl Coco en el centro de la defensa ante la sanción de Raúl Navas; en el centro del campo, alineaba a un recuperado Kirian Rodríguez en lugar de Fabio González y en punta, un voluntarioso Sadiku debido a la sanción del grancanario Mujica por la doble amarilla que dio origen a la debacle el sábado anterior. Una vez más, un total de seis jugadores nacidos en las Islas Canarias (más de medio equipo).
El partido comenzaba casi sin presión para nuestras aspiraciones y antes del primer minuto de juego, una gran jugada individual de JonathanViera21 en la que se va con facilidad con el balón desde su propio campo, con su disparo, hacía que Jordi Masip tuviera que hacer una gran estirada para evitar el 0-1. Una vez más la presión muy alta de la UD era tan superior que si no lo supiésemos, podría verse que esta UD podría estar luchando incluso por el ascenso directo y el Pucela a media tabla. La primera respuesta local se producía en el minuto 8 a través de un gran centro de Nacho, que ponía el balón a Sergio León para que rematara alto sin marca ante Valles. ¡menos mal que no nos marcaban a las primeras de cambio! En seguida, replicaba un crecido Alberto Moleiro en muy buena jugada personal pero su disparo final, fue algo tímido sin problemas para Masip. Minutos después, una vez más, aparecía omnipresente el todocampista grancanario, el mago de La Feria número 21, poniéndole un balón desde la chistera para Jesé que no desbordaba pero forzaba un córner. Entre córners teníamos agazapado, silenciado y anonadado a todo Zorrilla con un Moleiro , Kirian y, sobre todo, Viera que acechaban a un preocupado Jordi Masip. También Lemos lo intentaba de manera inocente para que Masip blocara una vez más. Pero, en defensa, faltaba fijar mejor las marcas y el Valladolid llegaba y ponía un balón franco en el borde del área y, menos mal que Morcillo la echaba a las nubes en la segunda llegada del conjunto vallisoletano; también Valles mostraba su preocupación. La intensidad era la tónica del encuentro y, en seguida, Kirian lo intentaba y forzaba un nuevo córner que se resolvería sin consecuencias. En la siguiente, iba a producirse la gran parada de la tarde de Valles ante el tiro con rosca del grancanario Roque Mesa desde el borde del área. Parecía revolverse el cuadro local y, las marcas tambalearse, pues menos mal que Weissman cabeceaba solo horrendamente en el segundo palo, en el de Álvaro Lemos. Por fin, nuestro punta hoy, Sadiku también enviaba un balón a las nubes después de una gran recuperación de un resucitado y contundente, Mfulu. En los minutos finales de esta primera parte, Sergi Cardona profundizaba por banda izquierda,  Sadiku remataba al aire y finalmente Jesé en el segundo palo la ponía cruzadísima haciendo meter una mano impresionante, la mano del partido y seguramente de la jornada, a un sensacional Jordi Masip, para evitar el 0-1; se lamentaba Jesé al que se le resistía otra vez el gol. A pesar de la buena actuación arbitral hasta el momento, en un balón dividido, Javi Sánchez se revolcaba por el suelo por la entrada de Moleiro y el colegiado mostraba una tarjeta injusta a Moleiro que además viene precedida de una falta de Roque Mesa que hacía perder el control del balón al del Sobradillo. Se llegaba al descanso con el empate inicial sin goles y la manifiesta superioridad del conjunto grancanario. 
Comenzaba la segunda mitad con el mismo corte que la primera: mucha intensidad y alternancia en las ocasiones. La primera volvía a ser de Morcillo a la que respondía muy seguro, un gran Álvaro Valles. Sólo un minuto después, Sadiku remataba pero su horrendo disparo mandaba el balón hacia la banda. Pacheta era el primero en mover ficha y hacía un doble cambio y solo unos minutos después, a la hora de juego, en el minuto 60, tras un gran centro de Lemos desde la derecha, el albanés Sadiku cabeceaba primero al aire con la suerte de que le rebotaría el balón en sus botas, lo volviera a intentar, rechazara Masip pero se la volvería a encontrar para poner el balón, por fin y al fin, en el fondo de la portería del Valladolid (0-1). Se volvía a aparecer la virgen de La Cuevita de Artenara en Zorrilla para hacer justicia en el marcador. Pimienta hacía sus primeros cambios sacando del terreno de juego a Jesé y a Sadiku y meter a Rober y a nuestro aldeano, Benito. En el minuto 70, Pacheta volvía a hacer un doble cambio, dando la alternativa junto a Iván Sánchez, al tinerfeño Cristo González. Los cambios realizados por Pimienta no llegaban a aportar como se esperaba y tanto Rober como Benito estaban muy escorados hacia los extremos y no volvíamos a entrar con verticalidad hasta la portería de Masip. Sin embargo, un activo Monchu se batía en el centro del campo con un gran Mfulu y un fatigado Kirian tirando para delante a los suyos; así que tocaba aguantar y sufrir. El Yamiq disponía de una gran ocasión que se le marchaba alto, una vez más. A diez minutos del final, el teldense Roque Mesa dejaba el campo entre tímidos aplausos de los suyos y Maikel Mesa entraba en lugar de un bregador Kirian. Tras siete minutos de descuento, otra vez El Yamiq, que se había colocado veinte minutos atrás de delantero centro, encaraba y superaba a Valles pero su tiro final se perdería por el lateral de la portería canaria, protegida además con justicia por la Virgen de la Cuevita; resoplaba la afición amarilla desplazada a Zorrilla y los miles y miles de aficionados repartidos por las televisiones del mundo entero. Y, a falta de un minuto, Saúl Coco incurría en falta en la frontal del área que iba a lanzar Monchu que, momentos antes, era intimidado por nuestro 21 y que se encontraría con una barrera puesta a conciencia que, tras el rechace y un córner en el que alejamos el peligro, el árbitro decretaba el final del encuentro para alivio y cierta esperanza de la afición que trata de no olvidar la ilusión. 
El próximo encuentro será el lunes 28 de marzo a las 20:00 h en el Gran Canaria ante el Leganés, en un encuentro que esperamos que sea, aunque cueste creerlo, el de la primera victoria del año, en nuestro estadio. 
Así que... ¡¡¡ Pa'l Estadio !!! 
¡¡¡¡Riqui raca sinbonbaca, sinnnn, bonnnnn, báaaaa; hurrá, hurrá, hurráaaaaaaaa; Las Palmas, Las Palmas, y nadie mássss!!!
💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛🐥🐥