Liverpool y John Lennon

Noticias

Foto: udlaspalmas.es

Victoria resucitadora y contundente (4-2) ante el CD Leganés, por fin en el Estadio de Gran Canaria ante tan solo 7000 fieles espectadores casi cuatro meses después de la última desde principios de diciembre del año pasado, 2021, en un gran partido del conjunto grancanario que devuelve la ilusión a gran parte de la afición y coloca a la UD Las Palmas en octava posición a tan solo cuatro puntos de la sexta plaza que la marca la SD Ponferradina que será precisamente nuestro próximo rival en tierras castellanas.


Tras la última victoria ante el conjunto pucelano en la última jornada, García Pimienta volvía a apostar con gran acierto por un once casi idéntico a la pasada jornada exceptuando la obligada ausencia de Alberto Moleiro convocado por la Selección Española sub-19 y en su lugar, jugaría el tinerfeño Óscar Clemente que cuajaría un partido muy completo siendo sustituido por molestias en la segunda parte entre aplausos. Un total de seis canarios en el once inicial.


Antes de comenzar el partido, los jugadores amarillos se conjuraban en el centro del campo para romper la mala racha y tratar de ganar el encuentro. Los primeros minutos se caracterizaron por una presión alta para recuperar la posesión del balón cuanto antes y dejar sin ideas y asfixiar en la medida de lo posible al conjunto pepinero. De hecho, en los primeros minutos, la UD llegó a hacer más faltas que el Lega y protagonizaba las primeras llegadas al área pero inocentemente no las finalizaban por intentar un último pase que facilitaba que la defensa visitante despejase el peligro en varias ocasiones. Muy activos en esta primera fase, Kirian, Óscar Clemente y, cómo no, el capi, JonathanViera21. Llegando al minuto 20, el Leganés se acercaba a portería y forzaba una falta peligrosa al borde del área. Tras el saque y rechace en la barrera, el balón le iba a llegar a Qasmi en posición dudosa, pero Álvaro Lemos, habilitaba la posición legal al delantero marroquí que ajustaba el balón al palo y sorprendía a Álvaro Valles poniendo el primero (0-1) para un Gran Canaria que estaba acostumbrado a que las cosas no salieran como se esperaba en nuestro estadio hace tiempo.


La afición esperaba la reacción y muy pronto la UD iba a dar muestras de que así sería, ya que solo dos minutos después, una buena jugada de Álvaro Lemos que combinaba con Jesé que profundizaba con el gallego por el carril derecho, poniendo un balón fantástico al primer palo para que, de primeras, Armando Sadiku la enganchase con el alma a la escuadra para poner el empate (1-1) y hacer justicia por lo que hasta entonces se había visto en el partido. Sólo dos minutos después, en un córner tras jugada ensayada, Óscar Clemente jugaba en corto con Viera para que el de La Feria pusiera un balón atrás hacia Kirian Rodríguez y el de Candelaria, desde unos 30 metros metiera un derechazo que con una preciosa parábola entrara en la portería de un Dani Jiménez que nada podía hacer a pesar de una estirada espectacular (2-1): "PAPASO". Intentaba reaccionar el Lega tras la remontada del conjunto canario y Saúl Coco, muy contundente cometía una dura falta que era sancionada con tarjeta clara. Además, los pepineros se aproximaban a la portería amarilla a través del peligroso Rubén Pardo que le ponía un balón a Bautista pero Valles respondía con total seguridad. Así y todo, la UD tocaba de forma exquisita el esférico y Óscar Clemente servía un balón para que Sadiku se encontrara, en esta ocasión, con la seguridad de Dani Jiménez. A la media hora de juego, el mago de La Feria se sacaba de la chistera un pase en largo hacia Jesé que tras un control espectacular, encaraba verticalmente a Dani Jiménez pero su disparo se marchaba por muy poco, por encima del travesaño. En el minuto 35, Kirian iba a ser objeto de penalti por codazo claro en el interior del área. Lo ejecutaba Jonathan de manera magistral poniendo el (3-1) para alegría del público asistente al estadio y de la afición amarilla repartida por el mundo. Los últimos minutos de esta primera parte fueron de decoro amarillo y de tarjetas para varios jugadores del Leganés claramente superados por el baño de fútbol del equipo amarillo; de hecho, podría haber expulsado al marroquí Qasmi que no paraba de protestar la tarjeta que le habían mostrado, pero no, el Leganés no es la UD Las Palmas porque nosotros, a buen seguro, nos habríamos quedado con diez. Se llegaba al descanso con muchísima confianza en que este iba a ser el día de la victoria en casa.


Comenzaba la segunda mitad y por primera vez desde que dirige a nuestro equipo, García Pimienta, movía el banquillo desde el inicio sacando del campo al amonestado Saúl Coco, que iba a ser sustituido por el señor Raúl Navas. También el Leganés sacaba del terreno de juego a dos jugadores amonestados con amarilla. En los primeros minutos de este segundo acto, iban a producirse tropecientas mil faltas duras y otras no tanto del conjunto pepinero, tratando de neutralizar de cualquier manera la superioridad abrumadora del conjunto grancanario. El colegiado mostraba sendas tarjetas a varios jugadores del Lega pero la UD trataba de temporizar sin arriesgar y sin querer ir con descaro a buscar el cuarto gol que nos diera un colchón de goles suficientes para que no peligrase el marcador. Tampoco el Leganés lograba acercarse a la portería canaria. En el minuto 63 y tras el desgaste de la primera parte, Jonathan iba a sentir molestias en sus gemelos y, por seguridad iba a ser sustituido por Maikel Mesa: también a Óscar Clemente con problemas físicos, lo sustituiría Rober González; ambos jugadores iban a salir del campo ovacionados. Antes del minuto 70, el Leganés llegaba pero Valles se mostraba muy seguro. En la siguiente, el Leganés centraba y había un posible gol en propia meta de Lemos en su intento de despeje que el VAR se encargaría de confirmar (3-2) y el susto en el cuerpo se metía por un momento en la afición. Por suerte, tan solo cuatro minutos después, Kirian combinaba para Lemos en banda y el gallego ponía un balón con rosca medido, para que Maikel Mesa en primera instancia cabeceara e hiciera emplearse a fondo otra vez a Dani Jiménez pero el rechace lo volvía a cazar Armando Sadiku que con los tacos ponía el balón en el fondo de la portería para respiro y tranquilidad de la afición (4-2). En el minuto 81, Benito entraba por Jesé que se iba del campo entre multitud de aplausos. El encuentro volvía a entrar en una dinámica de faltas reiteradas y posibles expulsiones de jugadores visitantes pero no, Iglesias Villanueva parecía confiado en que no quería expulsar a nadie. Entre otros, a Perea le perdonaba la expulsión en lo que hubiera sido la segunda amarilla. Eso sí, la UD atrás tenía el seguro de Eric "Don San" Curbelo que en esta ocasión, el satauteño tras una serie de acciones de máxima calidad, se llamaría "EricBauer', en memoria del gran central alemán Franz Beckenbauer que visitó el Estadio Insular en 1972 con el Bayern de Munich estrechando con honor en su momento la mano con el majestuoso central grancanario, Tonono. A dos minutos del final, el albanés tendría la oportunidad del quinto gol pero se le marchaba por muy poco. A un minuto del final, Kirian Rodríguez era sustituido entre una cerrada ovación para que entrara Fabio. Después de seis minutos de prolongación, se llegaba al final del encuentro con una nueva victoria ante nuestra afición situándonos con 47 puntos, virtualmente salvados, muy cerca de los puestos de privilegio y con la vista puesta en el Estadio de El Toralín, Ponferrada el próximo Domingo, día 3 de abril a las 15:00 h (h.c.), para confirmarnos como firme candidato a los puestos de promoción de ascenso.


¡¡¡¡Riqui raca, sinbon baca, sinnnn, bonnnnn, báaaaaaa, hurrá, hurrá, hurráaaaaaa, Las Palmas, Las Palmas, y nadie mássss!!!!
💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛🐥🐥