Tropical en Suecia

Noticias

Victoria (1-0) merecida, ilusionante y muy sufrida de nuestra querida Unión Deportiva Las Palmas en el Estadio de Gran Canaria ante un sólido, valiente y ascendente CD Mirandés que venía a la isla con el claro objetivo de puntuar para tratar de lograr la permanencia de forma matemática en la categoría de plata del fútbol español.
García Pimienta planteaba un once con las importantes ausencias de Saúl Coco por lesión en el hombro que, tristemente le apartará posiblemente de los terrenos de juego para el resto de la temporada y de Mfulu por sanción debido al ciclo de cartulinas amarillas acumuladas. Al primero lo sustituiría Raúl Navas y al nigeriano, lo haría Fabio González que cuajaría una gran actuación. Además, el técnico catalán volvía a contar de entrada en el once con Jesé Rodríguez y con Sadiku tras cumplir con su partido de sanción. En el CD Mirandés, bajo palos, se encontraba el portero grancanario, ex de la UD Las Palmas, el gran Raúl Lizoain (único guardameta canario entre Primera y Segunda de la LFP). También contaba en sus filas con el defensor tinerfeño Jorge Sáenz que cuajó un buen partido en la zaga del conjunto visitante. 
En los prolegómenos del encuentro, se guardaría un respetuoso minuto de silencio por el fallecimiento del gran jugador palmero Macario Fernández, muy querido por la afición,  que jugó durante ocho temporadas en la década de los 50 en la Unión Deportiva Las Palmas. El partido comenzaba sorprendentemente con unos primeros minutos en los que el Mirandés mediante presión alta trataba por todos los medios de llegar a la portería de Valles. Así, en el primer minuto Vicente probaba a nuestro cancerbero que blocaba sin problemas y en el minuto 2, Camello forzaba el primer córner a su favor. En seguida, un tal JonathanViera21, jugador pesadilla de todos los equipos de la categoría, tomaba el mando del juego, respaldado por Kirian y Moleiro, que ponían balones para que Jesé tratara de crear peligro por banda derecha apoyado por un activo Álvaro Lemos. Tras varios saques de esquina de nuestro equipo, a los ocho minutos, Álvaro Lemos intentaría el gol olímpico hacia el palo corto pero el balón se estrellaba en el palo corto. Reiteradas faltas sobre los nuestros eran señaladas y no punibles para el colegiado que comenzaba a encontrar las protestas del público asistente (unos escasos 11.300 espectadores). En el minuto 13, Viera iba a disponer de una falta ideal para su lanzamiento directo que iba a chutar magistralmente con gran concentración pero, a pesar de ser inalcanzable para Raúl, se iba a estrellar en la madera de la cruceta por fuera con el "uyyyy" correspondiente de la afición. Cuatro minutos después, el 21 iba a combinar con Jesé que encaraba solo ante Raúl, y el disparo de éste se iba a marchar muy alto perdiéndose una clara ocasión. Cuando nos estábamos lamentando de lo sucedido, otra vez el mago de La Feria, recibía un balón de Fabio González y desde el borde del área encaraba y viendo la posición del guardameta, se iba a sacar un trallazo impresionante que entraba como una exhalación por la escuadra contraria a la posición de Raúl Lizoain para hacer el 1-0 con la consiguiente alegría del público asistente y de los miles de aficionados que seguían el encuentro desde los lugares más insospechados de los hemisferios del planeta. A partir del gol, el CD Mirandés iba a tratar de reaccionar incurriendo en faltas que debieron sancionarse pero el colegiado parecía erigirse en uno de la Premier donde para sacar tarjeta, la dureza no solo debe ser manifiesta sino casi violenta. En el minuto 26, otra vez Jonathan lo iba a intentar pero Lizoain pararía en dos tiempos. En el minuto 32, un irregular Raúl Navas era superado por Riquelme y el andaluz cometía un penalti claro al dejar la pierna atrás derribando al jugador visitante; Camello lo iba a lanzar pero un enorme Álvaro Valles le iba a adivinar su intención y lo rechazaba para que Eric Curbelo evitara un segundo remate enviando el balón a córner. Sergi Cardona se había lesionado y había protestado el penalti con la intención de forzar la quinta tarjeta amarilla para aprovechar y cumplir ciclo en el próximo encuentro; lo iba a sustituir el aldeano Benito Ramírez como lateral, recordando el auténtico infierno que vivió el grancanario en el partido de ida en Miranda donde fue anulado por el jugador Hassan que, por suerte, se encontraba en el banquillo visitante. En el minuto 43, Fabio iba a ser amonestado con cartulina amarilla muy protestada por el público porque a ningún jugador visitante de la había mostrado ninguna habiendo realizado el doble de faltas, y, el Mirandés iba a tener la última ocasión de esta primera parte con la ocasión de Brugué a pase de Camello que era tapada con una salida perfecta un crecido Álvaro Valles y con esta oportunidad se alcanzaba el descanso con la momentánea victoria esperanzados que en la segunda parte, pudiéramos incrementarla y llevarnos los tres puntos. 
Comenzaba el segundo acto del encuentro y el cuadro burgalés trataba de hacerse con el control y la UD concedía dos córner seguidos que iban a ser solventados con un inconmensurable Eric "DonSan" Curbelo. La UD respondía por medio de Jesé que se revolvía en el área y se sacaba un derechazo al que respondía con una mano salvadora un gran Raúl Lizoain que despejaba el peligro a córner. También atrás, echaba una buena mano para recuperar balones, un enchufado Benito Ramírez que se sacudía los fantasmas del pasado de Miranda de Ebro. Alrededor del minuto 70, ambos equipos realizaban respectivos cambios; en la UD saldrían unos irregulares y agazapados Alberto Moleiro y Sadiku para que entraran Maikel Mesa y Rober. Nada más entrar, ambos jugadores se mostraban muy participativos en el juego y pocos minutos después, iba a salir, muy aplaudido un trabajador Jesé Rodríguez y entrase Peñaranda. Rober lo intentaría desde el borde del área de un fuerte disparo que se iba a marchar por encima del larguero. En el minuto 81, otra vez Raúl Lizoain se volvía a lucir después de una vaselina que le trató de hacer Maikel Mesa. Dos minutos después, entraba al campo el autor del "descosío" a Benito y a la UD en la primera vuelta pero, nuestro jugador aldeano, le dejaba un recadito en forma de falta con cartulina. Un dato positivo de esta segunda parte ha sido el buen juego de Raúl Navas pero a su vez las acciones del encuentro se volvían turbias con muchas faltas por ambos lados y el árbitro se iba a convertir en fiel aliado del conjunto visitante, prácticamente el jugador número 12 por favorecer en cada una de las decisiones, solo al Mirandés. Faltas no pitadas a nuestro favor y cuatro tarjetas en cuatro minutos a nuestros jugadores: Curbelo, Benito, Rober y Maikel Mesa. Los fantasmas del posible empate se hacían presentes en los cuatro minutos de prolongación y Álvaro Lemos concedía un córner en el minuto 93 al que subía a rematar el mejor jugador del CD Mirandés en el encuentro, un tal Raúl Lizoain, a ver si lograban el empate; muchísimos nervios, nos tirábamos de los pelos pero despejábamos comtundentemente y se pitaba el final del encuentro. 
La próxima cita será en Alcorcón (Madrid) el próximo domingo 15 de Mayo a las 13:00 h en el Estadio Municipal de Santo Domingo para seguir sumando de tres en tres en la mejor racha de resultados en los veintidós años del actual siglo y seguir optando para meternos entre los seis primeros ya tan solo a la espera de que la Ponfe pinche (empate o derrota) un día antes en Pucela (el próximo sábado), teniendo en cuenta que este sábado ya ha pinchado el Real Oviedo en Málaga. 
¡¡¡¡Riqui raca, sinbon, baca, sinnn, booooonnn, báaaaaaaa, hurrá, hurrá, hurraaaaaaaa, Las Palmas, Las Palmas, y nadie mássss!!!!
💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛🐥🐥