Tropical en Suecia

Noticias

Foto: La Liga
 
Valiosísimo empate sin goles (0-0) de nuestra querida Unión Deportiva Las Palmas en el segundo encuentro consecutivo en tierras asturianas, esta vez en el Carlos Tartiere, ante un conjunto local que a sabiendas de haber podido disponer de tres días más de descanso y preparación para este encuentro, entraron enchufados con una presión asfixiante en todo el campo que dejaba a la afición grancanaria sorprendida por un Real Oviedo que salía con una intensidad que hasta ahora no habíamos visto en lo que va de temporada.
La novedad en el once amarillo iba a ser el regreso tras sanción de Nuke Mfulu en el centro del campo y, esta vez en punta, Mr. Pimi  apostaba por Marc Cardona, una vez más solo en punta, ¿cuándo veremos jugar a dos delanteros a la vez? Sin embargo el Real Oviedo jugaba tanto con Borja Bastón como con Sergi Enrich de entrada. 
El partido comenzaba con una UD que trataba de mandar como siempre pero que se encontraba con un equipo que, por su intensidad, parecía que se jugaba algo más que los tres puntos. El colegiado designado era el archiconocido Ais Reig que, curiosamente, nada más comenzar, en la segunda falta del Oviedo, Borja Bastón, emulando a Enric Gallego, iba a ser amonestado con cartulina amarilla por una fea entrada a Óscar Clemente. Un minuto después, precisamente nuestro jugador tinerfeño iba a tener la primera ocasión con un tiro poco contundente desde fuera del área que atraparía sin problemas, Braat. Unos minutos después, un fallo de Eric "Don San" en la salida del balón, iba a dar lugar al primer tiro entre palos del Oviedo, muy flojo sin problemas para Domínguez. Se convertía este atractivo encuentro en un auténtico toma y daca y al cuarto de hora del mismo, Marc Cardona se sacaba de la manga, un tiro de rosca con poco ángulo que estuvo a punto de colarse en la portería oviedista. Un minuto después, la sincronizada defensa canaria dejaba en fuera de juego a Bastón en un pase que intentaba ponerle Enrich. La presión del Oviedo originaba un segundo fallo de Eric Curbelo que, por suerte, no aprovechaba el conjunto asturiano para crear el peligro esperado por su afición que cada vez llenaba más su estadio. La intensidad del conjunto local acumulaba cada vez más faltas que empezaban a ser reiteradas, por ejemplo, en el caso de Hugo Rama pero Ais Reig no mostraba nuevas tarjetas. Del lanzamiento de una falta botada por un activo Clemente, un mal despeje de la defensa caía en botas de Fran Peji que, desde la frontal, intentaba enchufar el balón que se le marchaba un poco alto por encima del larguero en la ocasión más clara de la UD en esta primera parte. En el tramo final de esta primera mitad, el empuje de un buen Oviedo, ayudado por la permisividad de la impunidad arbitral, asfixiaba el juego amarillo e, incluso a Pejiño le mostraban una tarjeta amarilla justa por pisar a un jugador local; un minuto después, Hugo "Falta" digo Rama, arrollaba a Moleiro que había pasado bastante desapercibido en cuanto a lo que acostumbra, y no le sacaban tarjeta alguna. Se llegaba al descanso con las alarmas puestas en lo que pudiera pasar en la segunda parte. 
Como se podía esperar en este tipo de situaciones, Mr. Pimi hacía dos cambios de partida y retiraba del terreno de juego a Eric Curbelo tras dos errores graves en la salida de balón, para que entrara Sidnei y a un desquiciado Pejiño que ya estaba amonestado y entrara Marvin Park. Nada más comenzar , se producía un jugadón de Óscar Clemente que se metía entre cuatro rivales hasta el área chica y Braat tenía que despejar a córner. Pocos minutos después, Ais Reig ignoraba una clara falta a Enzo en el centro del campo y al dejar continuar con el desconcierto e indignación de los amarillos, después de un gran centro, llegaba un "voleón" espectacular de Borja Bastón que se marchaba al travesaño de Domínguez (menos mal que no entró porque no hubiera sido justo por falta previa al francés). Milagrosamente, por fin, Ais Reig le mostraba a "Sucio" Rama su primera cartulina amarilla después de su enésima falta que podría haber significado su expulsión, de haber tenido una.
En el minuto 63, Mr. Pimi daba entrada a VitorMachín7 por un apagado Moleiro en el Tartiere. Un minuto después, Enzo iba a recibir también su primera cartulina que significaba estar sancionado para el encuentro con el Albacete. A partir de entonces, el conjunto local, con la entrada de un activo Borja Sánchez, ganaba en confianza y, sin embargo, en el centro del campo amarillo, ni Mfulu ni Enzo estaban lo acertados que se podría esperar y, al menos en mi caso, me acordaba de que hubiera sido clave y determinante, haber dispuesto del capitán, del líder indiscutible de nuestro equipo y horas antes, incluso de la selección, el mago de la Feria, JonathanViera21 en el campo en esos momentos. A falta de menos de un cuarto de hora para el minuto 90, entraba al campo Andone en lugar de un desasistido y solitario en punta, Marc "púgil" Cardona. Nada más entrar, Enzo volvía a ser objeto de una nueva falta no pitada por el "amigo" Reig y perdía los nervios incurriendo el francés en una nueva falta merecedora de tarjeta y, por tanto, iba a ser expulsado y nos quedábamos con diez para levantar todas las alarmas. Mr. Pimi daba entrada a Fabio para que saliese un genial Óscar Clemente. Una jugada a balón parado del Oviedo propiciaría un tiro de Hugo Rama que hacía emplearse a fondo a Álex Domínguez que con la manopla despejaba a córner el peligro. Suspiraban los cientos de espectadores desplazados al Tartiere y los cientos de miles que veían el encuentro en las pantallas del planeta. Álvaro Cervera apuraba las opciones para intentar la victoria local e introducía a Obeng y a Viti sacando a Enrich y al amonestado Hugo Rama. Pero también Sidnei acompañado de Coco, se había impuesto en casi todos los duelos de esta segunda parte y el que sí iba a disponer con una última ocasión, era Florin Andone que remataba tras botar el balón de volea de primeras que desviaba a córner no concedido un seguro, Braat. En los cinco minutos de prolongación, el Oviedo tuvo una última ocasión que blocaba Domínguez y luego la UD profundizaba en el campo oviedista como en El Molinón para apagar el encuentro y que terminara con este empate valioso que nos mantendrá en posiciones de ascenso directo a buen seguro después de que el Tenerife venciera al Alavés. 
La próxima cita será este domingo día 11 de diciembre a las 20:00 h en el Estadio de Gran Canaria ante el Albacete Balompié, esperemos que con una gran asistencia que supere los 20.000 espectadores. 
¡¡¡VAMO, VAMO, ARRIBA D'ELLOS Y QUE VIVA NUESTRO EQUIPO SEÑERO SIN PAR!!! ¡¡ÚNICO OBJETIVO, ASCENSO DIRECTO!!
💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛🐥🐥