Noticias

Victoria de primera con remontada (2-1) ante el CD Mirandés, casi dos meses después, en nuestro Estadio de Gran Canaria con poco más de 16.000 espectadores, teniendo en cuenta que la última había sido la del derby canario a finales de noviembre. El conjunto burgalés venía muy fuerte encadenando en los últimos diez partidos, cinco victorias, cinco empates y ninguna derrota. 
Mr. Pimi planteaba el encuentro con un once muy reconocible pero con las importantes bajas como la de Enzo por sanción y Nuke Mfulu y Sandro por molestias (éste último las sentía durante el calentamiento minutos antes del encuentro). En portería, reaparecía Álvaro Valles tras su recuperación después de la lesión de menisco; el centro del campo volvía a contar con Fabio y, en este caso, con Óscar Clemente. Y en punta, en lugar de Sandro, con Marc "Púgil" Cardona. Un total de siete jugadores nacidos en las Islas Canarias.
El encuentro comenzaba con una UD que buscaba el toque y el desborde, fundamentalmente a través de AlbertoMagleiro10 y Francisco Pejiño que trataban de buscar a un Marc "Púgil" Cardona que, como de costumbre, se batía en duelo con cada uno de los contrarios. En el centro del campo, el capitán JonathanViera21 se ayudaba con Fabio y Clemente para enhebrar las llegadas a portería. En cambio, en los laterales, muy seguros atrás Álex y Sergi aunque ambos apenas subían de carrileros. Los primeros diez minutos estuvieron disputados en la posesión del balón pero, a partir de ahí, iban a llegar las mejores ocasiones de esta primera mitad; la primera la iba a tener Marc que, tras asistencia de Magleiro después de una pared con Pejiño, se quedaba en un uno contra uno ante Ramón Juan que emulando a Casillas ante Robben, le sacara el balón con el pie evitando el primero. Sólo un minuto después, el 10 lo iba a intentar desde fuera del área, marchándose alto el balón. La única réplica del Mirandés la iba a dar Juanlu que hacía reestrenar en la portería a Valles que despejaba el peligro. Dos minutos después, en un rectificado, el portero visitante volvía a salvar el primero, otra vez, de un desesperado Marc "Púgil" que no se lo podía creer. Un momento después, una combinación mágica entre el capi, JV21 y el AM10 propiciaba una doble ocasión en la que el portero le sacaba primero el disparo del tinerfeño y a continuación, el balón "trompicado" que de primeras, le llegaba a puerta vacía al de La Feria y se marchaba alto haciéndose llevar las manos a la cabeza a toda la afición congregada en el "Gran Canaria" y frente a las pantallas planetarias. Para colmo, otra llegada, esta vez protagonizada por Óscar Clemente que asistía al 21 y en el interior del área no lograba meterla en el palo corto volviendo a adivinar la intención aparte de que volvía a adivinar el rechace de Clemente enviándolo a córner, quedando el nombre de Ramón Juan  en la memoria de la mayoría de los ojeadores de porteros de Primera que veían el encuentro.
A partir de entonces, aún antes de la media hora de juego, el ritmo decaía como si nos hubiéramos quedado sin pilas; únicamente al filo del descanso hubo una incursión del 21 que no finalizaba poniendo el balón hacia el punto de penalti que sacaba la zaga del conjunto de Miranda de Ebro. 
Se reanudaba la segunda mitad y sin cambios por parte de Mr. Pimi, el encuentro volvía a iniciarse con falta de ritmo y en una contra que parte desde el borde del área del Mirandés donde le roban el balón al 21, una vez llegado al centro del campo, Roberto López sorprendía de un soberbio tiro elevado a un adelantado Álvaro Valles que nada podía hacer para evitar el golazo de la jornada y uno de los mejores en lo que va de temporada (0-1); aplausos en el Gran Canaria emulando a San Mamés y tocaba remar para remontar un marcador tan injusto. En esta ocasión, no sé por qué, tenía la corazonada de que no se cumpliría la dicha de "el que perdona, lo acaba pagando" y sabía que acabarían saliendo bien las cosas. Así y todo, el Mirandés probaba con el goleador en la ida, Raúl García, mediante un tiro que se iba cerca del palo de Valles. Por fin, Mr. Pimi daba entrada para reaparecer más de dos meses después, tras la última lesión, a Marvin Park en lugar de Álex Suárez. 
Se hablaba en la grada de que apenas se tiraba a puerta y así no se podía. Tres minutos después, un centro del recién incorporado, Marvin, propiciaba un fallo en el despeje de la defensa visitante y Óscar Clemente iba a hacer su segundo gol de la temporada poniendo el empate en el marcador (1-1). Unos minutos después, Fabio lo volvía a intentar desde fuera del área mandando el balón muy cerca del palo de un portero que aprovechaba para perder tiempo viendo el asedio que se le venía y era advertido verbalmente por un colegiado abroncado por no mostrar la merecida primera tarjeta amarilla. Unos minutos después, otra vez Magleiro se marcaba un jugadón de todo un 10, llevándose a todo el que se le cruzaba a su paso, sirviendo un balón en bandeja al 21 que junto a la parada de Ramón Juan que se estrellaba junto al palo evitaba que el balón entrara ya que se cantaba el segundo. Tras el impacto, el portero caía lesionada y se perdían varios minutos hasta que fuera sustituido. Se retiraba Óscar Clemente y entraba Florin Andone y el Mirandés aprovechaba el cambio de portero para hacer otro nuevo cambio. La UD se volcaba de lleno sobre la portería y el nuevo portero se dedicaba a tratar de perder tiempo y por fin, se le mostraba la cartulina cuando sólo quedaban cuatro minutos para se cumpliera el tiempo reglamentario. Un minuto después, Francisco "Peji" se marcaba un pase de "Ñooo" por encima de la defensa que cazaba Marc "Púgil" para volearlo por toda la escuadra de un portero sorprendido a media salida haciendo caer el estadio de alegría y celebración a la espera de revisión (2-1). Se confirmaba el gol y, a pesar de los siete minutos de prolongación, Mr. Pimi hacía un triple cambio haciendo debutar al camerunés Kaptoum junto a Jiménez y Enrique Clemente sacando a Moleiro, Pejiño y Marc "Púgilgol" Le tocaba correr al cuadro burgalés, pero los intentos del conjunto visitante hacían emplearse a fondo a la defensa amarilla y, en especial, Saúl Coco se imponía atrás emulando a los grandes centrales uruguayos de la historia. Sin ocasiones para volvernos a empatar, concluía el encuentro con la merecidísima victoria de nuestro querido equipo que nos ponía líderes momentáneos; asegurando una de las dos plazas de ascenso directo una jornada más. 
La próxima cita volverá a ser en el Gran Canaria, el próximo sábado día 28 a las 20:00 h ante la SD Huesca, esperando un estadio con mucha más afluencia que en esta ocasión con el dicho de: "Ni con frío ni calor, nunca falla tu afición" 
¡¡¡VAMO, VAMO, ARRIBA D'ELLOS Y QUE VIVA NUESTRO EQUIPO SEÑERO SIN PAR!!!! ¡¡¡ÚNICO OBJETIVO, ASCENSO DIRECTO!!!
💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛🐥🐥