Noticias

Esperpento amarillo total el vivido este sábado en el estadio de Montilivi de Girona donde la UD dio una imagen horrible ante un equipo en buen estado de forma pero, igualmente, recién ascendido. Paco Jémez no logra dar con la tecla para revertir la mala racha del equipo y Las Palmas presenta un juego falto de carisma, sin ideas en ataque y con unas lagunas defensivas que hacen las delicias de los rivales.

Para este encuentro, el entrenador probó con una defensa de 3, algo demasiado arriesgado para enfrentar a un equipo catalán en estado de gracia y, además, en su campo. Una jugada muy arriesgada por parte de Jémez que vio como le endosaban media docena de goles a un equipo que, si ya de por si tiene lagunas defensivas, jugando con 3 centrales y sin laterales, aún más.

Todo el partido fue un monólogo atacante del Girona, pero en la primera parte la UD consiguió defenderse bien de las acometidas locales a pesar de no poder salir de su campo con el balón debido al buen hacer defensivo de los catalanes. Sólo un claro penalti cometido por Javi Castellano sobre Portu en el minuto 25 y el posterior gol de Stuani permitió que los rojiblancos se adelantaran en el marcador.

En la segunda mitad, las cosas siguieron igual. Las Palmas no era capaz de sacar el balón de su propio campo y, además, el Girona hizo entrar a Olunga que se convertiría en el protagonista del partido. Así, a los 10 minutos de la reanudación, un buen centro de Mojica fue rematado por el keniata para aumentar la ventaja en el marcador y (casi) sentenciar el partido ante la pasividad del ataque de la UD.

Tras esto, llegó la sangría con 4 goles en 15 minutos que mostraron las carencias defensivas del conjunto amarillo, unido al mal día de Lizoain que defendía la portería canaria. En el minuto 64 Borja García hacía el tercero tras un buen pase en profundidad de Pere Pons. Cinco minutos después, Olunga conseguiría su doblete tras un error garrafal de Lizoain a la hora de despejar. Pocos minutos después, Portu redondearía la manita tras otro error defensivo y, para terminar, Olunga conseguiría su hattrick tras encontrarse con un balón muerto en el área tras un mal despeje de la defensa canaria.

El partido no dio para más y Las Palmas se sume en una crisis de juego y resultados que va a ser complicada de revertir si no remamos todos en la misma dirección. Esperemos que Paco Jémez pueda encontrar la tecla correcta para sacar adelante la situación y no haga más experimentos de los suyos que provoquen resultados como este.

Próximo partido: Sábado 20 de Enero (20:45 h.p. - 19:45 h.c.) contra Valencia CF en el estadio Gran Canaria.

#vamosUD