Noticias

El Ojo Luítico #LasPalmasRayo #J28

Empate (1-1) más que justo, en el Gran Canaria, en un nuevo NO GLORIA NO VAR debido a un penalti sobre Álex Suárez más que claro tras ser abrazado y derribado por un defensor rayista al final de la primera parte después de que el conjunto visitante se acogieran a la "barra libre" por otro posible penalti por mano de Advíncula en la jugada anterior. 
Buen planteamiento inicial de Pepe Mel con Álex Domínguez en portería; la novedad de Jonathan Silva en el lateral zurdo, tras el bajón de Dani en los últimos encuentros, la recuperación de Maikel Mesa en el centro del campo tras el partido de sanción y, por supuesto, la necesaria titularidad de Jesé tras la sanción por la injusta doble amarilla al Chino Araujo que apelación, ya que somos la UD LAS PALMAS, no levantó. Seis canarios en el once inicial y la UD volvía a generar la ilusión de nuestros mejores partidos contra los gallitos de la categoría. 
El partido comenzaba con alternativas en ambos conjuntos pero iba a ser el colegiado el que señalaría la primera tarjeta amarilla, cómo no, al amarillo Ale Díez, en la primera falta del partido, en el minuto 5. Tres minutos después, llegaba la primera oportunidad clara de Álvaro García tras un error de Eric Curbelo. Un minuto después, nueva llegada del Rayo que nuestra defensa se encargaría de que no llegase a nada. La réplica vendría en el minuto 10 por parte de Jesé tras asistencia de Rafa Mujica, pero su disparo a puerta, al cruzar el balón, la paraba el portero, Dimitrievski con gran acierto. El Rayo tomaba la iniciativa y volvía a sacar un balón peligroso Álex Suárez en una internada, esta vez, por la izquierda del Rayo. Otra peligrosa llegada, la rechazaba Ale Díez evitando un tiro muy peligroso. Por nuestra parte, empezaba a hacerse notar Sergio Ruiz en el centro del campo. Sin embargo, Maikel Mesa se mostraba algo lento. Buena jugada entre Jesé y Maikel Mesa pero el lagunero no llega a combinar a la primera con el grancanario. Otra combinación entre Rafa Mujica y, otra vez, Jesé, que ante la salida de Dimitrievski intentaba un autopase que se le iba largo. En el minuto 39, penalti de Ale Díez que no calcula y arrollaba al jugador del Rayo que estaba a punto de rematar. Lo tiraría Trejo muy ajustado al palo y, a pesar de que Alex Domínguez adivinaba el lado, nada podía hacer y marcaba haciendo el 0-1.
En el minuto 44, Bebé ponía un centro al área y Álex Domínguez se quedaba "a media salida"; el balón le llegaba a placera Álvaro García para hacer el segundo pero su tiro iría al palo para alivio de la afición grancanaria distribuida por el mundo. Cuando la afición pedía que el árbitro pitase el descanso para irnos perdiendo por la mínima en lugar de por 0-2, llegaba la polémica del partido. Primero, tras un centro en el que hay mano clara de Advíncula, pero que al parecer viene de rebote primero de la pierna, aunque también, de no haber ocurrido, el balón le llegaba con mucho peligro a Jesé, por lo que, como mínimo, desde la sala VOR, le podrían haber dicho que fuera a verla además de que Álex Suárez y Jesé le suplicaban al árbitro que lo hiciera, pero no. Lo que no nos esperábamos es que en el saque de ese mismo córner, el defensor Martos, que sabría de antemano que habría "barra libre" para no pitarles en contra, abrazara y derribase con claridad al propio Álex Suárez, en un penalti clamoroso y el árbitro se pusiera la mano en el pinganillo y, seguramente, con prisas porque ya era el descanso y, sobre todo, porque somos la UD LAS PALMAS, decretase el final de la primera parte en un nuevo y penoso NO  GLORIA NO VAR. 
Comenzaba la segunda mitad con el cambio de Ale Díez por el canterano Saúl Coco y con una UD que intentaba buscar el empate, seguramente alentados por la nueva injusticia del final de la primera mitad. La primera gran ocasión para empatar, nada más comenzar esta segunda parte, la iba a originar Pejiño que ponía un pase interior al que llegaría Maikel Mesa y ante la salida de Dimitrievski, lo regataeba pero se quedaba con poco ángulo y con todo a placer, el balón se le iba al poste. La UD dominaba con claridad en esta segunda mitad y, ante tanta evidencia, los jugadores del Rayo, ya les hicieran falta o aunque nos hicieran falta, gritaban como que también nosotros se las hacíamos, supongo que para tratar de influir en que el árbitro nos tupiera a tarjetas buscando la enésima expulsión en lo que va de liga. En el minuto 60, Rafa Mujica recibía una falta de clara tarjeta pero el teatrero jugador rayista también se quejaba "de absolutamente nada" y el árbitro no mostraba la descarada tarjeta. Hasta los comentaristas alucinaban con la acción. Por cierto, chapó por ellos, una vez más. En el minuto 63, el canterano madrileño, Elejalde, debutaba con el primer equipo, sustituyendo a Rafa Mujica (delantero por delantero); marca de la casa del conservadurismo de Pepe Mel, aunque vayamos perdiendo. En el centro del campo imponía cada vez más su poderío, nuestro cántabro, Sergio Ruiz que avisaba con acercamientos peligrosos hasta el borde del área. En el minuto 69, Mel volvía a mover el banquillo, dando entrada a Benito y a Óscar Clemente tras su larga ausencia por las secuelas del COVID,  por Jonathan Silva y un irregular Javi Castellano. Apostaba, eso sí, por más creación en la medular. En el minuto 74, Álex Suárez vuelve a salvar una llegada muy peligrosa del Rayo. En el minuto 77 se marchaba Pejiño y entraría Kirian Rodríguez. El aldeano, Benito, se internaba por banda izquierda y conectaba un tiro al larguero. Dos minutos después, pase impresionante de Kirian, y controlazo, desde Santa Brígida, de Eric Curbelo y su remate posterior, haría emplearse a fondo a Dimitrievski poniendo su manopla en un paradón. En el minuto 86, se volvía a escapar Sergio Ruiz desde el centro del campo y el árbitro recordó que tenía tarjetas en su bolsillo, mostrándosela al rayista, Óscar Trejo. El coraje y, seguramente, la rabia de Sergio Ruiz, hizo el resto en otra rápida aproximación hasta el borde del área y, por fin, su ajustado y duro disparo superaba a Dimitrievski que, aunque la tocaba, no evitaba que subiera el empate (1-1), más que merecido para que la alegría del gol se oyese en lugares como Indonesia y Nueva Zelanda y parte de la afición se le quebrasen las cuerdas vocales. Cuatro minutos de descuento y el Rayo era un animal herido que ya se veía ganador y tuvieron la última que salvaba, por si acaso, el fantástico Sergio Ruiz, aunque luego se apreció que estaba en fuera de juego. Empate (1-1), que nos deja casi a mitad de tabla y nos acerca más a la tranquilidad de la permanencia.
Ahora, el sábado a las 15:00 hrs. jugaremos en Madrid ante el Fuenlabrada que se encuentra en una situación parecida a la nuestra en la clasificación. 
¡¡Que viva nuestro querida Unión Deportiva Las Palmas!! 
 
¡¡ARRIBA D'ELLOS!! 
#CanteraSiempreAvante
 
💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛🐤🐤

El Ojo Luítico #CastellónLasPalmasLugo #Jornada27

Derrota indignante y bochornosa (4-0) de nuestra querida Unión Deportiva Las Palmas en Castalia ante el colista que, a pesar del resultado, demuestra que será un equipo candidato a estar en Segunda B la temporada próxima.

Ante la baja por sanción de Maikel Mesa, el único cambio de entrada que Pepe Mel introducía, iba a ser la alineación del aldeano Benito Ramírez que cuajó un partido muy flojo, a años luz de demostrar lo que se espera de él.

El partido comenzaba con una UD que rápidamente mandaba en el dominio del juego pero que arriba no acababa de llegar. En el minuto 11 Javi Castellano lo intentaba desde fuera del área pero el balón se le marcharía fuera, algo desviado por encima del larguero. Un minuto después, en un córner iba a ser Sergio Ruiz el que cabecearía apurado mansamente a las manos del portero. Sólo dos minutos después, llegaba la primera del Castellón y Álex Domínguez se empleaba a fondo para desvíar el remate de Señé a centro de Marc Mateu. Llegaba la primera tarjeta del partido a Moyano del Castellón en una disputa con Eric Curbelo donde el sucio jugador castellonense le saca la pierna con mala intención en el último momento estando ya los dos fuera del campo tras la disputa del balón. Pero solo dos minutos después, llegaría un inexistente penalti regalado al Castellón tras un salto de Javi Castellano por supuesta mano y, como es la UD, desde la sala VOR llaman rápidamente al árbitro que, aunque en principio no había apreciado nada, va a mirar la pantalla del VAR y hace rectificar al árbitro. ¿Quiénes estarán en la sala VOR? ¿Saúl Ais Reig o su compañero favorito, que nos pitó el no penalti en el último minuto ante el Tenerife hace dos temporadas en el Gran Canaria? Pues sí, ese mismo era, el protagonista del no penalti en el derby en el último momento del encuentro. Marc Mateu de tiro inapelable hacía el 1-0 para el Castellón. A partir de ahora, para saltar, vamos a tener que saltar con una camisa de fuerza para no tener brazos al impulsamos. Para colmo de mares, la historia iba a cambiar en tres minutos, tras dos entradas y dos amarillas tocando el balón al Chino Araujo. En la primera, toca claramente el balón pero los jugadores teatreros del Castellón, venían aprendidos y exageraban cualquier caída. Sabían perfectamente que jugaban contra el equipo más maltratado por los arbitrajes de, al menos, todas las ligas europeas y la afición amarilla repartida por el planeta trinaba, trinaba y rechinaba ante tanta injusticia. Por cierto, entre una amarilla y la otra, los crecidos jugadores indultados por el colegiado, incurrieron en falta contra el Chino, seguramente haciendo calentar al jugador argentino. Dos minutos después, el árbitro no se conformaba con el daño producido y mostraba una nueva amarilla de risa a Eric Curbelo. En la siguiente faltita, otra tarjeta a Dani Castellano que no es para nada, intencionada. Por cierto, lo que estaba pasando era tan evidente que hasta los comentaristas decían una y otra vez que este árbitro no dirigía sino que se cebaba con todo lo que señalaba contra la UD Las Palmas; chapó por los comentaristas. En el minuto 46, tarjeta a Rafa Mujica ya de desesperación y de impotencia de uno de nuestros jugadores ante tanta barbarie arbitral. Se llegaba al descanso con un 1-0 que aún nos daba esperanza de posible remontada aunque tuviéramos diez, viendo lo poco que tenía el Castellón.

Comenzaba la segunda parte con dos cambios por jugadores con tarjetas para evitar más expulsiones. Fabio por Dani Castellano, pasando Benito al lateral zurdo y, conociendo a Pepe Mel, delantero por delantero, Espiau entraría por Rafa Mujica. Una vez más, empezábamos a dominar con claridad con diez. Eso sí, "el descolegiado" volvía a señalar otra falta sin trascendencia en ataque a Pejiño con tarjeta (no sea que se motivara demasiado para lograr el empate nuestro gran jugador). Así y todo, un minuto después, Pejiño se la brindaba a Espiau para que rematara pero, en el último momento, la rechazaba un defensor del Castellón. Lo peor vendría en el minuto 58 tras una pérdida de Sergio Ruiz que propiciaba en dos toques, la jugada del segundo gol, sorprendiendo a nuestra defensa que poco pudo hacer e incluso a Álex Domínguez, que pudo haber hecho más. En el minuto 60, entraban Jesé y Kirian por Pejiño y Javi Castellano. No entiendo el cambio de Pejiño, pero supongo que fue por la tarjeta. Da la impresión de que los comentaristas les gustaría que se hiciera justicia y que la UD pusiera el 2-1, pero no tras un gran robo en la medular del área del recién incorporado Jesé y su tiro posterior lo atraparía con una manopla espléndida el guardameta Whalley. También el recién incorporado, Fabio, muy flojo, no paraba de errar y perder balones y, en una gran combinación, nos hacían el tercero en el minuto 69, por mediación de Rubén Díez. Aunque Kirian lo intentaba, tampoco lograba entrar en juego como nos suele acostumbrar. La realidad es que, además, llegaba el cuarto gol, en una jugada de Marc Mateu para que Rubén Díez hiciera su doblete, inesperado ni en sus mejores sueños porque se mira el marcador y no se puede creer.

Con 4-0, por fin se internaba Kirian dentro del área pero iba a ser atropellado por "el trailer" defensor Iago Indias, que ya tenía tarjeta, y pidió penalti, pero se supone que el árbitro recordaría que ya tenía tarjeta, por lo que sería expulsado y no señalaba nada. Los de la sala VOR, que no puedo decir lo que pienso que estarían pensando, no le decían al descolegiado nada punible. Y ya para finalizar y disimular, pitarían un penalti, menos claro que el anterior a Ale Díez, que el propio lateral lo fallaría porque Whalley se lo paraba de forma espectacular, dejando al conjunto canario sin estrenar nuestro casillero. Terminaba la peor de las pesadillas de la temporada y ver para creer y, a pasar página y pensar en seguir sumando para asegurar los dos pies en la categoría de plata, cuanto antes. Seguiré defendiendo y denunciando estos arbitrajes hasta el día en que me muera (ojalá algún día sean menos las veces de las que son, que son la mayoría desde hace algunos años, estando incluso en Primera). El próximo encuentro será el próximo sábado día 6 ante el Rayo Vallecano en el Gran Canaria a las 17:15 hrs.

Que viva nuestra querida Unión Deportiva Las Palmas, ayer, hoy y siempre a pesar de tener que lidiar con estas injusticias. Arriba d'ellos, sobre todo, de la secta arbitral.

#CanteraSiempreAvante

💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛🐤🐤

El Ojo Luítico #LasPalmasCartagena #J26

Victoria (2-0) cómoda aunque sufrida de nuestra querida Unión Deportiva Las Palmas ante el FC Cartagena en el Gran Canaria, tras haber padecido tres derrotas consecutivas anteriormente y que nos había vuelto a situar con un ojo en los puestos de descenso. 
Pepe Mel volvía a plantear el once, muy acertadamente, con dos atacantes como el joven canterano, Rafa Mujica y el argentino, Sergio "El Chino" Araujo, con seis canarios y, por fin, el andaluz, Pejiño, que sería determinante en el segundo gol. 
El partido comenzaba con una UD muy vertical y un tiro demasiado alto de un motivadísimo jugador lagunero, Maikel Mesa y una aproximación de Rafa Mujica. En el minuto 6, el grancanario Rafa Mujica, recibiría la primera tarjeta amarilla del partido en la disputa de un balón por alto y en el salto, entraba con el brazo por delante cometiendo falta. Primer córner en el minuto 10 en el que el Chino Araujo controlaba y se internaba en el área, y cuando ya se palpaba el gol, el defensor, ex primera  división, Raúl Navas bloqueaba el balón, cuando ya se colaba. Un minuto después, El Chino, con muchas ganas, forzaba otro córner y en el lanzamiento del mismo, se producía un penalti a favor de la UD, por mano clara de un defensor, que lo iba a transformar "a lo Panenka", Maikel Mesa, 1-0 merecido, minuto 13. En el minuto 18, una gran jugada personal de Pejiño y tras sortear a varios defensas, tira desde fuera del área rechazando, en este caso, en Raúl Navas, desvíandole la trayectoria al ex portero de la UD, Chichizola, que nada podía hacer para que entrara el segundo (2-0), para alegría de la afición azul y amarilla repartida por las televisiones de medio mundo.
Con el paso de los minutos, el Cartagena tiraba de orgullo y trataba de acortar distancias pero la UD no se achicaba y entraba con dureza. Por supuesto, se mostraban nuevas tarjetas amarillas, tanto al Chino Araujo, como a Maikel Mesa y llegaban varias ocasiones del Cartagena para reducir diferencias; en especial, una de Rubén Castro a la que respondería perfectamente Álex Domínguez con una gran intervención. Se prolongaba dos minutos  esta primera parte y, en el minuto 47 terminaba para respiro del conjunto canario.
Comenzaba la segunda mitad con varios cambios en ambos equipos. El Cartagena ponía al grancanario David Simón y al ex amarillo, Cristian López. Muchas interrupciones por faltas y accidentes en el juego, donde el cedido, Alberto De la Bella, tendría que salir por lesión. Juego duro de ambos equipos y más tarjetas sólo para el equipo canario; incluso a un Pepe Mel desquiciado por la evidencia de que no se medían por igual las amonestaciones en ambos conjuntos, porque somos la UD Las Palmas. La mejor oportunidad de esta segunda mitad llegaba tras un gran tiro de Maikel Mesa de volea desde la frontal del área que Leandro Chichizola despejaría a córner mediante una bonita palomita. En el minuto 70 redebutaría el grancanario Jesé Rodríguez, en lugar de Rafa Mujica ; nada más entrar, intentaría un tiro con mucha intención que se iría fuera muy cerca de la escuadra. Entró con muchas ganas y además, más tarde, tendría otra ocasión. Tan solo, se le notó que aún no está en su óptima forma, pero sí con una gran actitud. Tras otro duro pisotón a Pejiño, Pepe Mel tenía que sustituirlo por Benito Ramírez, para evitar riesgos. La gran oportunidad de reducir diferencias la iba a tener, otra vez, Rubén, pero, gracias al despeje en el primer remate de Álex Domínguez, el rechace le llegaría a Rubén Castro, que se le iría por fuera de la portería y gracias, era el minuto 81 y seguíamos respirando. Tras otra ocasión que Álex Domínguez, se anticiparía con acierto a Carrasquilla. En el minuto 86, Fabio González sustituía a un brillante Maikel Mesa, fajador nato en el encuentro. Después de seis minutos de descuento, el partido finalizaba con una nueva gran victoria que colocará a la UD en tierra de nadie a mitad de tabla.
El próximo sábado a las 19:30 hrs., jugaremos en Castalia ante el colista, CD Castellón para tratar de seguir sumando, a ser posible, tres puntos para salir, casi definitivamente, de la zona de abajo de la tabla.
Que viva nuestra querida Unión Deportiva Las Palmas. Arriba d'ellos.
#CanteraSiempreAvante
💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛🐤🐤

El Ojo Luítico #AlmeríaLasPalmas #Jornada25

Nueva derrota justa (3-1) y ya van tres consecutivas, ante una sólida UD Almería en el estadio "Juegos del Mediterráneo" en un partido que, como de costumbre, el árbitro evitó ir a consultar sus dudas en el VAR por algo muy sencillo, porque somos la UD Las Palmas, seguramente el equipo profesional "más maltratado" de toda España. 
Pepe Mel planteaba el encuentro con novedades como, en la portería, de nuevo, Álvaro Valles ante la ausencia por la injusta expulsión de Álex Domínguez la semana pasada en el Gran Canaria; en el centro de la defensa, volvía a jugar Tomás Cardona, acompañando a Álex Suárez. En el medio del campo, incorporaba a Fabio González tras varios partidos ausente y arriba, alineaba de titular al canterano recién incorporado, Rafa Mujica y Aridai, acompañando al Chino Araujo. 
El partido empezaba con alternativas por ambos equipos y una primera aproximación por el extremo izquierdo del Almeria y el balón, en el tiro, lo rechazaba de espaldas Álex Suárez. Con el paso de los primeros minutos, el balón lo controlaba, cada vez mejor, el conjunto canario. Pero tras el primer cuarto de hora, el Almería con su empuje empezaba a equilibrar el dominio del juego. A partir de ahí, se producían una serie de faltas, como de costumbre hacia los amarillos pero, es árbitro, en este caso, con buen criterio amonestaba con tarjetas a los jugadores del cuadro andaluz hasta en tres ocasiones (dos por faltas y otras por protestar). La UD Almería dispondría de su mejor ocasión hasta el momento tras un gran pase entre líneas donde se queda dormido, Cardona, y el balón lo controlaría Lazo para que su intento de vaselina se fuera rozando la escuadra de Valles. Lo más peligroso de la UD en esta primera parte llegaba por banda derecha en una internada de Aridai donde su tiro, algo ciego, rechazaba en el costado de Álex Suárez, malográndose la ocasión. Fue la más clara de la UD hasta ese momento, escaso bagaje ofensivo. Pero, para disgusto de la afición repartida por el mundo, en el minuto 44 llegaba el "no penalti, no gloria, no VAR", cuando el delantero del Almeria se tira al sentir la cercanía de Javi Castellano que, aunque puede ser que lo toque, exagera descaradamente en la caída y, viendo las repeticiones de TV, para nada parece que pueda decretarse penalti, y claro, como era de esperar y, a pesar de ponerse la mano en el pinganillo durante más de un minuto, este árbitro, a pesar de su impecable arbitraje hasta ese momento, tampoco va a ver por él mismo, el VAR. Marcaba Juan Villar engañando a Valles y concluiría la primera parte con el 1-0 regalado. 
Comenzaba la segunda mitad, y el Almería hacía el segundo, otra vez a través de Juan Villar, solo en el segundo palo, tras una rápida jugada del Almeria (2-0). Y cuando los comentaristas ya daban por hecho que al ganar el Almería el encuentro y con un partido menos, de ganarlo se pondrían líderes, sólo unos minutos después, Rafa Mujica aprovechaba un mal despeje hacia atrás del conjunto andaluz, y reducía diferencias poniendo el (2-1) . Pero, la ilusión duraría un minuto, dado que las carencias defensivas quedaban en evidencia cuando el Almeria entraba como "Pedro por su casa" y Ale Díez le daba dos metros para que, también los "dormidos" Alex Suárez en el corte y Valles en la portería, le dejaran "a huevo" el balón al segundo palo para que Akieme solo, pusiera el tercero (3-1). 
Pepe Mel movía el banquillo rápidamente en esta ocasión, y daba entrada, tanto a Benito Ramírez como a Pejiño y sacaba a Fabio y a Aridai (minuto 57). La UD arriesgaba pero se descolocaba y el Almería tuvo la ocasión del cuarto por mediación de Lazo, que se le iba fuera junto al palo. En el minuto 72, llegaba la primera tarjeta amarilla para los amarillos, para Dani Castellano que estará sancionado por acumulación de tarjetas el próximo encuentro. En el minuto 74 entrarían Maikel Mesa e Ismael Athuman para que salieran el chino Araujo y el recién amonestado Dani Castellano. En el minuto 76, Rafa Mujica tendría una oportunidad de cabeza que salvaría con una buena estirada el cancerbero almeriense, Makaridze. En el minuto 83, saldría Rafa Mujica para que entrara, casi sin tiempo, Edu Espiau, delantero por delantero; incomprensible. En el minuto 84, la UD lograría que Álex Suárez hiciera un gol, injustamente anulado a la UD por fuera de juego posicional de Cardona, que no llega a rematar, pero que, como mínimo, tendría que haberlo ido a ver, otra vez al VAR. Para colmo de mares, dos minutos después, se producía un penalti tonto de Akieme sobre Alex Suárez pero el árbitro mira para otro lado, por enésima vez, (por el micro, entre carcajadas, le habrán dicho que no se ponga la mano en el pinganillo, para no levantar sospechas). 
Tras un último paradón de Valles, evitando el cuarto, el partido concluía con este resultado, esperando que el próximo partido volvamos a ganar, este sábado día 20 a las 19:30 hrs. en el Gran Canaria frente al Cartagena de los ex amarillos Rubén Castro, David Simón y Alberto De la Bella. 
Que viva nuestra querida Unión Deportiva Las Palmas. 
 
¡¡Arriba D'ellos!!!
#CanteraSiempreAvante 
💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛🐤🐤

El Ojo Luítico #LasPalmasSabadell #J24

Derrota indignante (0-1) en el Gran Canaria ante un sólido Sabadell y un "equipazo arbitral", formado por los conocidos, Iglesias Villanueva y en la sala VOR, "el amiguísimo", Saúl Ais Reig, tándem despreciable especial para la afición amarilla repartida por el mundo.
Pepe Mel planteaba el encuentro de manera prometedora, con un once con el que volvía a apostar por dos hombres arriba como, Sergio "El Chino" Araujo y el conejero, Clau Mendes, uno de los siete canarios de entrada. 
El partido comenzaba con un Sabadell muy serio y que mandaba, sorprendemente, en el terreno de juego. La UD intentaba llegar a la portería rival con dos o tres toques a partir de balones en largo, tal y como ocurría en Anduva, volviéndonos a equivocar en la forma de jugar. Trataban de llegar con peligro con descaro, tanto Araujo como Benito Ramírez pero, la defensa neutralizaba muy bien los acercamientos. En varias llegadas del cuadro catalán, daba la impresión de que no se entendían Álex Domínguez con Álex Suárez y Eric Curbelo que por no pedirla, nuestros canteranos tenían que despejarla con apuros cuando eran balones claros del portero. El satauteño Eric se quejaba de una indisposición y parecía que se tendría que retirar pero seguiría jugando. En el minuto 24, Álex Domínguez salvaba el primero del Sabadell con una buena manopla tras un remate de Álvaro Vázquez. Y, seguidamente, llegaría la más clara ocasión de la UD cuando Maikel Mesa se la ponía "a huevo" al Chino para que el argentino no lograra enganchar y hacer el primero para la UD. Un minuto después, un gran balón de Araujo dejaba solo al aldeano, Benito Ramírez para que se internase por banda derecha y su tiro se fuera muy cerca del palo del portero, una lástima para adelantarnos hasta en dos ocasiones. Acto seguido, llegaría la jugada clave del partido cuando el Sabadell metía un balón en profundidad a través de Stoichkov para Álvaro Vázquez que ante la salida de Domínguez, se tira haciendo creer a Iglesias Villanueva y a los telespectadores que ha habido contacto fuera del área pero que, al momento, cuando nuestro portero le jura que no lo toca y el piscinero delantero no dice nada, hacía dudar a todo el mundo, también el árbitro. Tras consultar unos dos minutos a través del pinganillo con la sala VOR, donde estaba "el amigo", Saúl Ais Reig, le ratificaba que sí hay contacto y asombrosamente, no va a ver el VAR, incurriendo en un nuevo NO GLORIA NO VAR y recordándonos que somos la Unión Deportiva Las Palmas. En inferioridad numérica, Pepe Mel no le queda más remedio que sacar del campo a Clau Mendes para que entrara Álvaro Valles que regresaba a la portería amarilla, meses después de su último partido de liga.
En el minuto 40, empezaba la barra libre para el Sabadell y el carrusel de faltas sin tarjeta para el conjunto catalán. Falta durísima sobre Álvaro Lemos que casi no se pita e impunidad para el jugador visitante. Empezábamos a aceptar que jugábamos 10 contra 13. El Sabadell tenía dos más: Iglesias Villanueva en el campo y Ais Reig, "el Reig castellano conquistador" en la sala VOR. En el minuto 44, Eric Curbelo no podría continuar y pide el cambio, entrando en su lugar, Ismael Athuman. Tres minutos de descuento para el descanso y Álvaro Valles le pararía extraordinariamente un balón a Stoichkov a bocajarro en el borde del área chica y se llegaba al descanso con el 0-0 inicial.
Se reanudaba el encuentro en la segunda mitad y la UD en inferioridad numérica hacía otro cambio entrando y reapareciendo por fin, Pejiño por Benito que había participado bien en la primera parte. La UD parecía que podría morir matando o bien, lograr algo positivo tras tanta desgracia de la primera parte. El Sabadell intentaba de córner un gol olímpico que evitaba un atentísimo y reaparecido Valles. El Sabadell movía el banquillo y entraba el delantero Juan Hernández que avisaba nada más entrar a Valles que tenía que parar en dos tiempos, un primer intento del delantero del Sabadell. Sin embargo, en la siguiente ocasión del recién incorporado, Valles no podría parar su tiro tras una llegada rápida al perder el balón, Javi Castellano en la salida de la UD; 0-1, cabreo de Pepe Mel y preocupación en el cuadro amarillo, en la afición y, teniendo en cuenta que aún era el minuto 63, quedaba un mundo para tratar de buscar un gol para lograr el empate. Pero no, los tres jugadores que estaban calentando se cansaban en la banda y la UD en inferioridad numérica se asfixiaba y la pasividad de Pepe Mel y el consentimiento de reiteradas faltas sin tarjeta del arbitraje de Iglesias Villanueva, hacían crecerse al Sabadell. Pejiño lo intentaba al borde del área pero, el rechace de un defensor del Sabadell hacía que su portero Mackay parase sin problemas. En el minuto 78 Juan Hernández le metía un codazo a Dani Castellano y el árbitro volvía a mirar a tierras castellanas y dejaba de sacar una nueva tarjeta al autor del gol, Juan Hernández, que, por supuesto, ni se disculpaba. En el minuto 82 (tarde es poco), Pepe Mel miraría para la banda y recordaría que a nuestro desgastadísimo equipo, le hacía falta cambios como respirar. Y le daba entrada y la oportunidad de obrar un milagro debutando con el primer equipo, al recién incorporado, el canterano, Rafa Mujica y Aridai por Araujo, (que saldría muy enfadado, rompiendo de una patada, una butaca) y Maikel Mesa que había ido a menos en esta segunda parte. Así y todo, Rafa Mújica lo intentaba pero el balón se marchaba muy cerca del palo. Ya en el descuento, el Sabadell casi lograría la sentencia pero Athuman despejaría la ocasión del Sabadell. Y cuando parecía que tendríamos la última ocasión en un saque de banda en ataque, Iglesias Villanueva olía el peligro del empate canario, y, sin dejar sacar de banda, por peligro de empate, decretaría el final del encuentro. Lamentable, el tándem Villanueva-Reig, personas non gratas en Gran Canaria, a pesar del buen partido del Sabadell al que se le reconoce y se le felicita por su victoria pero, a su vez, se critica y se indigna de que los árbitros nos traten como colonia española.
Ahora a Almería, Domingo 15:00 hrs., a ver si, como de costumbre, con los grandes y sin complot arbitral, podemos demostrar quienes somos realmente: un equipo grande, que trata de jugar al fútbol y no sobrevivir a base del antifútbol que tanto daño y perjuicios nos hace padecer.
Que viva nuestra querida Unión Deportiva Las Palmas. 
 
Arriba D'ellos. Nos sentimos de Primera, tarde o temprano.
#CanteraSiempreAvante
💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙🐤🐤