UD Las Palmas

Noticias

UD Las Palmas 1 - 0 Villarreal CF

Partido emocionante hasta el final el vivido este viernes en el estadio de Gran Canaria que significó el inicio de la jornada 28 de la Primera División y una nueva victoria en casa de la UD que sigue mostrando su mejor cara cuando juega en la isla.

Para este partido, Quique Setién recuperaba a Roque Mesa, que volvía de cumplir ciclo de tarjetas, y eso se notó en el control del juego por parte del equipo que tomó el control del balón desde el inicio y, más aún, cuando los visitantes se quedaron con un jugador menos por la expulsión de Víctor Ruíz.

El encuentro comenzó con mucha igualdad entre los dos equipos y, aunque Las Palmas era el equipo que tenía más posesión, era el Villareal el que daba más sensación de peligro con internadas muy fáciles por el lateral izquierdo de su ataque. Pero en el minuto 10, Dani Castellano puso un centro maravilloso para que Kevin Prince Boateng enviara el balón a la red con un cabezazo poco ortodoxo.

Tras el gol, el equipo local manejaba la posesión del esférico pero sin llegar a inquietar la portería defendida por Andrés Fernández, hasta que, en una buena presión de la UD (minuto 19), Musacchio cometió un error que dejó solo a Boateng para encarar la portería visitante. Víctor Ruíz le derribó en la frontal del área y el colegiado le mostró la tarjeta roja directa ya que era el último defensor.

A partir de este momento, hubo más dominio aún de los amarillos que generaron peligro por todos los medios sobre la portería visitante (hasta 5 ocasiones generadas), pero la gran actuación durante todo el partido de Andrés Fernández evitó que nos fuéramos al descanso con más de un gol reflejado en el luminoso.

La segunda parte comenzó igual que terminó la primera, con dominio de Las Palmas que llegó a acumular un 70% de posesión del balón aunque sin generar demasiado peligro. Las pocas ocasiones que generaba el equipo local eran bien desbaratadas por Andrés Fernández, que se convertiría poco a poco (y a pesar de la derrota) en el mejor del partido para el equipo castellonense.

A partir del minuto 65, el Villarreal, que no perdía fuera de casa desde el día 20 de Noviembre, se fue con todo a por el partido ya que habían aguantado el marcador con un hombre menos desde el minuto 20. Así, la última media hora de encuentro fue un ir y venir de un área a otra sin generarse grandes ocasiones de peligro por ninguno de los dos bandos y con alguna que otra acción que desembocó en varias tarjetas amarillas. Entre ellas, una a Mauricio Lemos que se perderá el próximo partido por acumulación.

En lo últimos minutos, la UD se encerró atrás con buen resultado ya que los visitantes no fueron capaces a generar peligro en la portería que defendía Raúl Lizoaín y el marcador no se movió más hasta el final del encuentro. Con esta victorio, Las Palmas se sitúa a 14 puntos del descenso, que marca el Sporting de Gijón con 35 puntos.

Por otra parte, el sábado se produjo una noticia triste al anunciar el técnico Quique Setién su decisión de no continuar al frente del equipo la temporada que viene al no llegar a un acuerdo con la directiva del club. Desde aquí queremos darle las gracias por estos casi dos años maravillosos y por todos los grandes momentos vividos. Le deseamos suerte en cualquier proyecto que emprenda a partir de aquí, siempre serás bienvenido.

No habría mejor forma de comenzar a despedirnos de Setién que una victoria en el próximo partido fuera de casa: Lunes 3 de Abril (20:45 h.p. - 19:45 h.c.) contra el Celta de Vigo.

#vamosUD

RCD Espanyol 4 - 3 UD Las Palmas

Emocionante hasta el final el partido vivido este viernes en el RCDE Stadium de Barcelona, en el que el equipo local se tuvo que poner hasta tres veces por delante para acabar sufriendo hasta el final y poder llevarse los tres puntos que le permiten soñar con Europa.

Por su parte el equipo amarillo, sigue negado de cara a la victoria fuera de casa y parece que no hay manera de cambiar esta dinámica, ya que se intenta por todos los medios pero, ni marcando 3 goles fuera de casa, se consigue el objetivo. Hay que seguir intentándolo.

El partido comenzó con un mazazo para la UD que vio como, en la primera jugada del partido (minuto 1) y tras un córner mal defendido por la defensa amarilla, David López entraba solo desde fuera del área y, con un gran cabezazo, enviaba el balón al fondo de la portería defendida, este encuentro, por Raúl Lizoaín. Tocaba remar contracorriente desde el primer minuto.

Pero los canarios no se iban a rendir tan fácilmente y enseguida se hicieron con el control total del balón, ayudados en parte porque el equipo local se encerró atrás esperando un robo de balón que les permitiera salir a la contra. Así, Las Palmas tocaba y tocaba sin peligro, hasta que en el minuto 31 Mauricio Lemos dio con la solución. El uruguayo, que jugaba como mediocentro organizador ante la ausencia por sanción de Roque Mesa, soltó un buen zapatazo desde 30-35 metros que botó justo delante de Diego López y se alojó en las redes pericas.

Tras el empate, el Español empezó a apretar en la presión y a sacudirse el control canario para convertirse en los dueños del balón en los últimos minutos de la primera parte. Hasta el final, hubo ocasiones por ambos lados pero sin gran sensación de peligro, hasta que en el minuto 46, un inoportuno resbalón de Helder Lopes dejó a Piatti sólo en la zona derecha del área visitante. Éste se la puso a Gerard Moreno que, sin piedad, fusiló a un Raúl Lizoaín que poco pudo hacer ante el buen disparo del jugador perico.

En la segunda parte volvió el dominio canario y, en una buena falta colgada por Viera, Lemos conseguiría el empate y el segundo en su cuenta personal (minuto 49) con un buen cabezazo. El partido volvía a empezar a falta de 40 minutos para el final, pero tres minutos después, tras un buen pase en profundidad, Felipe Caicedo ganaría la partido a David García y se plantaría solo ante el portero que, en una salida mal medida, derribó al delantero ecuatoriano. Penalti y gol de Piatti que ponía de nuevo por delante al conjunto catalán.

A partir de aquí, Las Palmas dio entrada a hombres de refresco como Tana y Mateo y se volcó al ataque, pero el Español no lo iba a poner fácil y, en una buena contra (minuto 74), Jurado se plantaría solo ante Lizoaín y pondría el 4-2 en el marcador que parecía definitivo. Pero Las Palmas echaría el todo por el todo y diez minutos después conseguía recortar distancias con un gol de Mateo que remató a las redes una asistencia genial de Halilovic.

La UD lo intentó hasta el final pero no fue capaz de obrar una remontada ante un buen equipo que en todo momento jugó su juego confiando en sus posibilidades. Con esta derrota, los canarios se mantienen a 13 puntos de los puestos de descenso, objetivo primordial del equipo.

Toca seguir mejorando de cara al próximo partido, no nos olvidamos del robo de la ida: Viernes 17 de Marzo (20:45 h.p. - 19.45 h.c.) contra el Villarreal en el estadio de Gran Canaria.

#vamosUD

UD Las Palmas 5 - 2 CA Osasuna

Partido bien solventado por la UD a pesar de una desastrosa primera mitad en defensa que metió el susto en el cuerpo a toda la afición. Sin embargo, la calidad y el buen juego de los amarillos se impusieron en la segunda parte y, al final, los aficionados pudieron disfrutar de un partido entretenido y con muchos goles.

Con esta victoria, Las Palmas rompe una racha de 5 encuentros consecutivos sin ganar, y lo hace después de un empate en el Bernabéu que exigió darlo todo. Parece que poco a poco el equipo supera el bache de juego en el que se había metido y empiezan a salir las cosas que Quique quiere plantear en el terreno de juego.

Desde el primer minuto del partido se vio lo que quería cada equipo: la UD dominaba el balón y el Osasuna se encerraba esperando algún robo que le permitiera salir a la contra e intentar pillar por sorpresa a la defensa del equipo local, acostumbrada a jugar adelantada debido al juego de toque de los amarillos.

Así, en el minuto 7, llegó el primer atisbo de magia de Viera, que cuajó un partido digno de enmarcar. El 21 canario recibió el balón cerca de la frontal del área y, tras girar sobre sí mismo llevándose a dos contrarios, inventó un pase de fantasía por encima de la defensa hacia Jesé. Éste controló y, ante la pasividad de la defensa rojilla, batío a Sirigu con un fuerte disparo cruzado. Por fin se estrenaba el ex del Real Madrid y el partido pintaba para fiesta.

Las Palmas seguía dominando y teniendo las oportunidades: una nueva de Jesé, dos faltas bien ejecutadas por Lemos y alguna llegada con peligro de Marko Livaja, que era titular en lugar de Boateng. El Osasuna no olía el balón y la UD llegó a acumular un 85% de posesión, que los rojillos solo sabían combatir a base de faltas. Increíble el doble rasero que aplicó el árbitro en cuanto a faltas-tarjetas se refiere: UD, 4 tarjetas con 5 faltas (todas en campo contrario). Osasuna: 1 tarjeta, 15 faltas a cada cual más a destiempo.

Cuando más estaba dominando el equipo local, los rojillos dieron la sorpresa tras un robo en el centro del campo y una buena internada por la banda izquierda que terminó con gol (minuto 31) de Kenan Kodro, que no debió subir al marcador por fuera de juego. Y sólo 5 minutos después, y tras una ocasión clarísima errada por Jesé, Osasuna conseguía la remontada con otro gol de Kodro en el que Javi Varas pudo hacer más.

El equipo se quedó perplejo y así llegamos al final de la primera parte. Uno abajo en el marcador a pesar de haber acaparado la posesión del balón. Pero después del 1-0, Las Palmas bajó la intensidad y se relajó, algo que nunca se puede hacer en una liga como la española a pesar de que el contrario sea el colista.

La segunda mitad empezó con un susto que pudo cambiar el sino del partido. En una contra, Jaime Romero pone un buen centro al que Olavide llega solo en el área pequeña, pero su remate se va por encima del larguero. De haber entrado, el partido se hubiera puesto muy cuesta arriba para el equipo local que, a partir de aquí, reaccionó y se hizo con el partido.

Así, en el minuto 55, llegó el gol del empate. Livaja batió a Sirigu de cabeza tras una buena jugada de saque de esquina que terminó con un gran centro de Roque Mesa que el croata no perdonó y envió a las redes. Tras el gol, Las Palmas se volcó a por la victoria creando grandes ocasiones, pero no sería hasta el minuto 70 cuando se adelantaría en el marcador. Boateng, que entró por Tana, hace un centro raso y sin peligro desde la banda derecha, pero Unai García resbaló a la hora de despejar y terminó por introducirse el balón en su propia portería. Un golpe de suerte para los amarillos que ahora estaban por delante en el marcador.

A partir de aquí, Las Palmas no dió más opciones al cuadro rojillo y, en el minuto 76, conseguiría cerrar el partido con un gran gol de Roque Mesa. Jugada ensayada a partir de una falta lateral en la que la defensa navarra no defiende la frontal del área dese la que Roque, con un disparo raso y colocado, bate a Sirigu. El marcador se cerraría en el minuto 87 con otro gol de Jesé que, tras recibir un gran pase interior de Viera, consiguió batir por segunda vez a Sirigu que, esta vez, no pudo hacer nada por evitarlo.

Victoria contundente del equipo a pesar del susto de la primera parte. Gran partido de control de juego y enorme encuentro de Viera que cumplía su partido número 100 en primera división, y que día a día sigue demostrando su magia sin falta de marcar goles. Un escándalo de jugador.

Toca seguir creciendo y evitar los errores cometidos en la primera parte del partido, ya que otros días no nos perdonarán. Volver a ganar fuera de casa es la meta más inmediata para el próximo partido: Viernes 10 de Marzo (20:45 h.p., 19:45 h.c.) contra el RCD Espanyol.

#vamosUD

Real Madrid 3 - 3 UD Las Palmas

Partido emocionante y vibrante hasta el final el disputado este miércoles entre la UD y el Real Madrid en el Santiago Bernabéu. El equipo amarillo estuvo cerca de conseguir el sueño de la victoria en uno de los feudos más complicados del mundo, pero el empuje de los blancos, y una ayudita de los árbitros, hizo que la ventaja se desvaneciera en los minutos finales.

Con este empate, la UD rompe la racha negativa de 4 partidos consecutivos perdiendo y muestra una gran mejoría en el juego ya que durante casi todo el encuentro, dominó el balón y a todo un Real Madrid que no tuvo su mejor noche y salvó el encuentro a la heroica.

El partido comenzó con un gran susto para el equipo visitante que vio como, antes de que se cumpliera el minuto 1 de juego, Morata empujaba el balón a la red de la portería defendida por Javi Varas, pero el linier señalaba fuera de juego. Tras esto, enseguida se notó que los amarillos venían a por el control del balón y dispusieron de una ocasión de Roque Mesa que disparó desde la frontal del área pero el balón salió por encima del travesaño.

A pesar del buen juego de la UD, en el minuto 8 llegó un jarro de agua fría en forma de gol en contra. Kovacic filtra un pase hacia Isco que recibe en fuera de juego, encara a Varas y consigue poner el 1 a 0 en el marcador. Pero Las Palmas no iba a rendirse y, dos minutos después, conseguiría el empate por medio de Tana. Éste recibía un buen balón de David Simón y, con un gran movimiento, rompió la cadera a Sergio Ramos y batió a Keylor Navas con un gran derechazo a la escuadra.

A partir del empate, y tras un nuevo gol de Morata anulado por fuera de juego, Las Palmas se hizo con el control del balón y gozó de un par de buenas ocasiones para poder adelantarse en el marcador: una salvada por Ramos en la línea y una llegada clara de Boateng que no acertó a rematar a portería a pesar de tenerlo todo a favor. Por su parte, el Real Madrid llevaba el peligro al área amarilla con balones colgados pero bien solventados por la defensa y el portero.

La parte negativa de la buena primera parte del equipo fue la lesión de Pedro Bigas tras un choque fortuito con Dani Castellano en el área visitante en el minuto 25. El jugador balear no pudo continuar y tuvo que abandonar el terreno de juego y dar entrada a Aythami que formaría la pareja de centrales con Lemos.

La segunda mitad empezó con tensión. Gareth Bale, en una buena escapada de Viera en campo propio en la que no podía hacer nada, le propina una patada por detrás al jugador canario que cuando le recrimina la acción recibe un fuerte empujón del galés que lo deja por los suelos. Roja a Bale por agresión (minuto 47) y un jugador menos para el Real Madrid que jugaría toda la segunda parte con diez.

Ocho minutos más tarde, llegaría el segundo gol amarillo. Sergio Ramos se lanza bien para arrebatarle el balón a Boateng y el rechace le cae a David Simón que intenta el lanzamiento a puerta. El central de Camas hace una buena estirada para evitar que el balón llegue a la portería ... ¡penalti! Viera toma la responsabilidad y bate, no sin suspense, a Keylor Navas.

Pero el apogeo del juego canario llegaría 3 minutos después cuando, tras un pase en largo de Viera hacia Boateng, Keylor hace una mala salida que permite al ganés llegar antes al balón, evitar al portero costarricense y rematar plácidamente a puerta vacía. Parecía un sueño, pero con el Real Madrid nunca se sabe y hay que estar atentos hasta el final.

Los siguientes 20 minutos fueron un ir y venir de oportunidades por ambos bandos. Los merengues empujaban buscando la épica y los canarios aprovechaban los huecos defensivos que dejaba el equipo de la capital para intentar solventar el partido, pero Jesé sigue con su mala racha de cara a puerta y debería pensar más en el equipo a la hora de jugar.

El punto de inflexión en el juego de la UD fue la sustitución de Viera (75') por una sobrecarga. A partir de aquí el equipo se quedó cojo en el centro del campo y no fue capaz de controlar el balón como deberían para cerrar el partido utilizando la mejor arma: la posesión.

Con todo el Madrid volcado en ataque, los árbitros se sumaron a la fiesta y así, en el minuto 86, Ronaldo conseguiría recortar distancias tras un penalti señalado por mano involuntarias de Dani Castellano a un centro del propio Cristiano.

Había que sufrir 5 minutos más y, en el minuto 89, tras otro regalo del juez de línea que concedió un córner que no era, los locales conseguían el empate con un buen cabezazo del 7 blanco ante el que Javi Vara no pudo hacer nada. No hubo tiempo para más y el encuentro terminó con un sabor agridulce para la UD.

Agridulce porque, a pesar de desperdiciar una ventaja de dos goles, el equipo desplegó un gran juego y dominó completamente al Real Madrid en gran parte del partido. El problema fue que en los últimos minutos no se manejó bien el balón y el Real Madrid apretó mucho en el partido (y al árbitro), al igual que su afición.

Estamos orgullosos del equipo. Sólo nos falta creernos que somos mejores de lo que nos pensamos y seguir creciendo de cara al próximo partido: Domingo 5 de Marzo (18:30 h.p. / 17:30 h.c.) contra el Osasuna.

#vamosUD

UD Las Palmas 0 - Real Sociedad 1

Buen partido de la UD este viernes pasado en un estadio de Gran Canaria que ha visto como el fútbol puede ser injusto y cruel. Tras una soberbia segunda parte, el equipo volvió a pagar la falta de acierto de cara a puerta y dejó escapar un partido que significa la cuarta derrota consecutiva en un tramo de Liga. Parece que, a pesar de los buenos fichajes, a los amarillos se les está haciendo cuesta arriba esta segunda vuelta.

El detalle positivo del encuentro fue la mejoría del juego del equipo. Nada que ver con el juego desplegado en el partido ante el Málaga, en el que se vio un equipo sin alma y sin ganas. Los cambios de Quique Setién hicieron efecto en la alineación y la afición pudo disfrutar de un gran partido a pesar de la derrota.

El partido comenzó con una presión intensísima de la Real Sociedad que no permitía que el equipo local se sintiera cómodo ya que no era capaz de asentar el control del balón que tanto gusta al equipo canario. Hubo ocasiones para ambos equipos que intentaban hacer su juego. De esta manera, los donostiarras aprovechaban su presión para robar y montar contras rápidas que solventaba bien la defensa canaria formada esta vez por Bigas y Aythami.

Las ocasiones locales llegaban sobre todo en subidas de los laterales. Tanto David Simón como Hélder Lopes, cuajaron una gran actuación y generaron muchos problemas a la zaga vasca que se defendía muy bien, ya que, además de las internadas por las bandas, tenían que cubrir las combinaciones de los jugadores de la UD por el centro de la defensa.

Al final de la primera parte, y en una de estas combinaciones, llegó la mejor ocasión para el equipo local en las botas de Jesé que, tras una buena combinación con Boateng, recibió un balón muerto a la altura del punto de penalti, pero no fue capaz de batir a un atento Rulli que cuajó un partidazo. El jugador canario cedido por el PSG no está teniendo suerte de cara a puerta, pero está generando buen juego y se entiende bien tanto con Prince como con Viera.

En la segunda parte, Las Palmas fue un vendaval en ataque. Por las bandas, por el centro ... la UD no dejaba de generar ocasiones, con un inconmensurable Tana, que fue el mejor de esta segunda parte y, seguramente, tuvo la ocasión más clara del equipo amarillo en todo el partido, pero la gran actuación de Rulli impidió que se adelantara en el marcador. Minutos más tarde, Jesé gozó de otra gran oportunidad tras un buen pase de Roque Mesa, el cual realizó un gran partido en el centro del campo.

Pero, en el minuto 74 y cuando mejor estaba el equipo local, llegó el mazazo de la Real. Javi Varas, en un fallo en la salida controlada del balón, le entregó el esférico directamente a Xabi Prieto en la frontal del área. Éste no dudo y, fácilmente, envió el balón dentro de la portería a pesar de los esfuerzos del portero andaluz.

A partir de este momento, los amarillos aún gozaron de un par de buenas ocasiones, pero la mala puntería y el gran partido del portero del equipo donostiarra impidieron que se produjera el empate en un partido en el que Las Palmas mereció mucho más que una derrota.

Nada que reprochar al equipo, y mucho menos a Javi Varas que, a pesar del fallo en el gol, sigue cuajando grandes actuaciones partido tras partido. La UD necesita mejorar de cara a puerta para volver a la senda del triunfo, que ya se resiste desde hace 4 jornadas.

Olvidar este partido y seguir mejorando para conseguir cuanto antes el objetivo de la permanencia y poder marcarnos otras metas. Ahora llega un partido grande contra un gran rival: Miércoles 1 de Marzo (21:3 hora peninsular) contra el Real Madrid en el Santiago Bernabéu.

#vamosUD

logocentropolitenico.pnglogoidecnet.jpglogoigramar.JPGlogoinventiaplus.jpglogotirma.jpglogotropical.jpg