UD Las Palmas

Noticias

UD Las Palmas 0 - Real Sociedad 1

Buen partido de la UD este viernes pasado en un estadio de Gran Canaria que ha visto como el fútbol puede ser injusto y cruel. Tras una soberbia segunda parte, el equipo volvió a pagar la falta de acierto de cara a puerta y dejó escapar un partido que significa la cuarta derrota consecutiva en un tramo de Liga. Parece que, a pesar de los buenos fichajes, a los amarillos se les está haciendo cuesta arriba esta segunda vuelta.

El detalle positivo del encuentro fue la mejoría del juego del equipo. Nada que ver con el juego desplegado en el partido ante el Málaga, en el que se vio un equipo sin alma y sin ganas. Los cambios de Quique Setién hicieron efecto en la alineación y la afición pudo disfrutar de un gran partido a pesar de la derrota.

El partido comenzó con una presión intensísima de la Real Sociedad que no permitía que el equipo local se sintiera cómodo ya que no era capaz de asentar el control del balón que tanto gusta al equipo canario. Hubo ocasiones para ambos equipos que intentaban hacer su juego. De esta manera, los donostiarras aprovechaban su presión para robar y montar contras rápidas que solventaba bien la defensa canaria formada esta vez por Bigas y Aythami.

Las ocasiones locales llegaban sobre todo en subidas de los laterales. Tanto David Simón como Hélder Lopes, cuajaron una gran actuación y generaron muchos problemas a la zaga vasca que se defendía muy bien, ya que, además de las internadas por las bandas, tenían que cubrir las combinaciones de los jugadores de la UD por el centro de la defensa.

Al final de la primera parte, y en una de estas combinaciones, llegó la mejor ocasión para el equipo local en las botas de Jesé que, tras una buena combinación con Boateng, recibió un balón muerto a la altura del punto de penalti, pero no fue capaz de batir a un atento Rulli que cuajó un partidazo. El jugador canario cedido por el PSG no está teniendo suerte de cara a puerta, pero está generando buen juego y se entiende bien tanto con Prince como con Viera.

En la segunda parte, Las Palmas fue un vendaval en ataque. Por las bandas, por el centro ... la UD no dejaba de generar ocasiones, con un inconmensurable Tana, que fue el mejor de esta segunda parte y, seguramente, tuvo la ocasión más clara del equipo amarillo en todo el partido, pero la gran actuación de Rulli impidió que se adelantara en el marcador. Minutos más tarde, Jesé gozó de otra gran oportunidad tras un buen pase de Roque Mesa, el cual realizó un gran partido en el centro del campo.

Pero, en el minuto 74 y cuando mejor estaba el equipo local, llegó el mazazo de la Real. Javi Varas, en un fallo en la salida controlada del balón, le entregó el esférico directamente a Xabi Prieto en la frontal del área. Éste no dudo y, fácilmente, envió el balón dentro de la portería a pesar de los esfuerzos del portero andaluz.

A partir de este momento, los amarillos aún gozaron de un par de buenas ocasiones, pero la mala puntería y el gran partido del portero del equipo donostiarra impidieron que se produjera el empate en un partido en el que Las Palmas mereció mucho más que una derrota.

Nada que reprochar al equipo, y mucho menos a Javi Varas que, a pesar del fallo en el gol, sigue cuajando grandes actuaciones partido tras partido. La UD necesita mejorar de cara a puerta para volver a la senda del triunfo, que ya se resiste desde hace 4 jornadas.

Olvidar este partido y seguir mejorando para conseguir cuanto antes el objetivo de la permanencia y poder marcarnos otras metas. Ahora llega un partido grande contra un gran rival: Miércoles 1 de Marzo (21:3 hora peninsular) contra el Real Madrid en el Santiago Bernabéu.

#vamosUD

Málaga CF 2 - 1 UD Las Palmas

Partido sin alma ni ambición el jugado por la UD este lunes en La Rosaleda que desembocó en una nueva derrota fuera de casa ante un equipo que se suponía inferior debido al juego mostrado por ambos equipos a lo largo del campeonato. De nuevo, al igual que el día del Granada, Las Palmas nutrió de puntos a un equipo necesitado que llevaba 9 jornadas sin conocer la victoria.

El equipo amarillo dio la sensación de llegar al partido con los brazos bajados de antemano. El Málaga salió fuerte a la presión y la UD no conseguía hacerse con el control del balón en ningún momento. Cabe destacar, al igual que el día ante el Granada, la permisividad del colegiado en cuanto a faltas se refiere ya que, en ocasiones, la presión del conjunto andaluz era demasiado agresiva. Esto, seguramente, se produjo a raíz de las constantes protestas del equipo blanquiazul (y de su grada) al equipo arbitral.

Los locales gozaron de un par de ocasiones pero la situación parecía mejorar para el equipo amarillo cuando, tras una falta de Demichelis en la frontal del área, un zapatazo de Lemos se coló en la escuadra del marco defendido por Kameni y ponía el 0 a 1 en el marcador (minuto 19). Es el segundo gol del uruguayo esta temporada tras el antológico gol ante el Valencia en el primer partido de esta segunda vuelta.

Parecía que con este gol la UD conseguiría despertar del letargo y hacerse con el control del partido. Nada más lejos de la realidad. El Málaga tomó la iniciativa y comenzó a asediar la portería de Javi Varas justo al minuto de sacar de centro, momento en el que Charles se deja caer ante Bigas y reclama un penalti inexistente.

El asedio malagueño dio sus frutos cuando, en el minuto 27 y tras un par de rebotes, el balón le llegó a Fornals que, con más suerte que propósito, sorprende al portero amarillo con una vaselina que, en principio, era un centro al área chica del conjunto canario. El balón se envenena y supera a Varas que no puede hacer nada para evitar el empate.

Los locales olían la sangre y seguían apretando hasta que, en un robo en el centro del campo, consiguieron montar una contra en los pies de Keko (el mejor del encuentro) que se llevó fácilmente a los centrales para darle el pase de la muerte a Charles que solo tuvo que empujarla a puerta vacía para culminar la remontada local. Tras el gol, Las Palmas apretaría un poco más, pero sin éxito en esta primera parte.

La segunda parte empezó con una UD mejor, que incluso estrelló un balón en el palo en las botas de Boateng. No fue más que un espejismo ya que el Málaga volvió a dominar y tener ocasiones, incluso tuvo una jugada con el balón al larguero. En el minuto 70 llegó la esperanza para el equipo amarillo con la expulsión de José Rodríguez, pero ni por esas fue capaz Las Palmas de generar grandes ocasiones y, mucho menos, de igualar un partido que se volvía a escapar cuando el equipo debería haber sacado algo más.

El equipo debe recuperarse de este bache lo antes posible para cerrar el objetivo de la permanencia y llegar tranquilos a final de temporada. Necesita que sus mejores jugadores se echen el equipo a la espalda en estos partidos que se complican. Jesé y Halilovic cada día están más compenetrados, solo falta que salgan las cosas mejor.

Toca levantarse en casa ante un rival difícil que seguro nos hará sufrir en el estadio de Gran Canaria: Viernes 24 de Febrero (20:45 hora peninsular) contra la Real Sociedad.

#vamosUD

UD Las Palmas 0 - Sevilla FC 1

Buen partido de la UD ante un rival duro y muy difícil, pero que no mereció ganar en el estadio de Gran Canaria. Mejor dicho, Las Palmas no mereció perder este encuentro en el que desplegó un buen fútbol y gozó de varias ocasiones pero, como en otros días, acusó la falta de puntería de cara a puerta para poder llevarse algo más.

Con esta derrota, el equipo amarillo pierde su imbatibilidad en casa, que se alargaba durante 15 partidos (8 victorias y 7 empates). Y es que, a pesar de los recientes fichajes (a los que aún les queda tiempo de aclimatación), el equipo sigue negado de cara a gol a pesar de las claras ocasiones generadas.

Prueba de esto fue que el minuto 7 de la primera parte, Jesé tuvo la más clara del partido en un mano a mano con Sergio Rico que sacó una mano espectacular (como todo su encuentro) para evitar que el equipo canario se adelantara en el marcador. En estos primeros minutos, la UD gozó de 3 buenas ocasiones que fueron desbaratadas por el gran portero del equipo hispalense.

El partido se volvió de ida y vuelta, sin un dominador claro, aunque parecía que Las Palmas tenía la intención de dominar el balón en el centro del campo y de crear juego gracias a la alineación que presentó Quique Setién con Kevin Prince, Viera, Roque Mesa, Halilovic y Jesé ... todo un arsenal de talento y calidad. Por su parte, el Sevilla jugaba un fútbol más vertical y volvaba todo su juego por la banda de Vitolo, que fue pitado por la grada cada momento que tocaba el balón en recuerdo de su piscinazo en el partido de ida que, a la postre, costó la derrota al equipo canario.

En la segunda mitad, más de lo mismo. Ocasiones para ambos equipos, sobre todo dos claras para la UD que salvó bien Sergio Rico y un balón que se fue rozando el palo de Halilovic. El croata cuajó un gran partido y volvió loco a Sarabia que solo era capaz de pararle a base de faltas. Por su parte, en el Sevilla el peligro seguía llegando por la banda de Vitolo que estaba haciendo un grandísimo partido en la que fuera su casa.

Cuando mejor estaba el equipo local, llegó el varapalo del gol visitante (minuto 80). Con la presión bien arriba por parte de los canarios, Sergio Rico lanzó un balonazo arriba buscando la cabeza de Iborra que gana la partida a Aythami y realiza una prolongación para Correa que le gana la espalda a Dani Castellano para, tras una buena carrera, batir a Javi Varas que poco pudo hacer para evitar el tanto.

Tras el gol, Las Palmas intentó crear alguna ocasión más con la entrada de Tana, Livaja y Mateo García, pero el cansancio y el golpe del gol hizo mella en el equipo que no tuvo más opción que ver como se escapaba el partido y, con él, la imbatibilidad como locales.

Nada que objetar al equipo: buen juego, ocasiones ... solo faltó meterla dentro. Toca mejorar ese aspecto y seguir aclimatando a los nuevos para preparar el próximo partido: Lunes 20 de Febrero (20:45 hora peninsular) contra el Málaga en la Rosaleda.

Toca volver a puntuar fuera de casa para intentar el objetivo de pelear por estar el año que viene en Europa.

#vamosUD

Granada CF 1 - 0 UD Las Palmas

Partido difícil el vivido por la Ud este lunes en el Nuevo Los Cármenes ante el colista de La Liga, que muestra el mal momento que pasa el equipo cuando juega lejos de Gran Canaria, ya que no consigue una victoria desde la primera jornada del campeonato ante el Valencia.

Fue un encuentro duro en el que Las Palmas quiso llevar el peso del partido en todo momento pero, la ausencia de Roque Mesa en el centro del campo, y la permisividad del árbitro ante las numerosas faltas del Granada en la presión (llegaron a cometer 28 faltas) no dejaron que la UD realizara su habitual juego de toque ya que se mostraban imprecisos en el pase, cosa que les jugó alguna que otra mala pasada en defensa.

La primera parte transcurrió con muchas interrupciones en el juego debido a la alta presión del conjunto andaluz y Las Palmas no pudo realizar su juego y, en una de las imprecisiones en el pase que comentábamos (minuto 18), el balón llegó a Mehdi que dejó solo a Andreas Pereira en la frontal del área quien, a pesar de un horrible control, enganchó una volea perfecta que se coló por la escuadra de la portería defendida por Javi Varas.

Para más desgracia, antes del gol se lesionaba Míchel Macedo, lo que obligaba a realizar un cambio en el minuto 20 de partido. Dos acciones seguidas que le daban un golpe a la moral del equipo amarillo que a partir de ahora reamaba contra corriente para intentar remontar el partido y olvidarse de la mala racha fuera de casa.

Y el equipo reaccionó bien, con ocasiones de gol. La primera la tuvo Pedro Bigas en un buen remate de cabeza que se fue fuera por poco. A partir de aquí, el equipo tuvo varias ocasiones de todos los colores: desde fuera del área, remates dentro del área ... e incluso Kevin Prince, que cuajó un gran partido, intentó una genialidad de chilena que no encontró portería por poco.

Por su parte, el Granada seguía con su plan de acosos y derribo en la presión y, a esto, hay que sumar el gran partido que realizó Ochoa bajo los palos, salvando en más de una ocasión el empate y consiguiendo mantener su puerta a cero al llegar el descanso.

La segunda parte tuvo la misma tónica que la primera. El conjunto local ejercía una presión muy fuerte y Las Palmas no tuvo más opción que adelantar las líneas para intentar cambiar el marcador, lo que se transformaría en un partido de ida y vuelta, con ocasiones para ambos equipos que hicieron el partido muy vistoso.

En el minuto 70, el equipo canario tuvo la ocasión más clara del partido: Jesé, que acababa de debutar hace dos minutos con el equipo amarillo, falló a puerta vacía después de un gran servicio de David Simón. No tuvo el debut soñado el jugador cedido por el PSG, que minutos más tarde desaprovecharía otra oportunidad tras un mágico pase de Viera, que cuajó un partidazo en el centro del campo.

En los últimos minutos, el partido se rompió y había ocasiones para ambos equipos. Las Palmas intentaba con todos sus medios (salió también Halilovic) empatar un partido que veía que se le escapaba, y el Granada aprovechaba las líneas adelantadas de la UD para, en las contras, poner en peligro la portería de Javi Varas.

Al final, no hubo más goles y el equipo local consiguió su segunda victoria de la temporada. Con este resultado, el Granada sale del farolillo rojo y se pone a 5 de la salvación que marca el Leganés. Por su parte, el conjunto canario, sigue a 7 puntos de puestos europeos y, aún más importante, a 15 puntos del descenso que marca el Real Sporting de Gijón.

Toca seguir mejorando y adaptando a los nuevos fichajes para enfrentar el siguiente partido en casa, donde el equipo debe ser fuerte si queremos elevar nuestro objetivo de permanencia a jugar en Europa la temporada que viene. Nos toca un equipo difícil, pero que ya demostramos en la primera vuelta que se puede sacar algo positivo: Domingo 12 de Febrero (18:30 hora peninsular) contra el Sevilla FC.

#vamosUD

UD Las Palmas 3 - 1 Valencia CF

Gran partido el realizado este lunes en el estadio de Gran Canaria por la UD Las Palmas, que consiguió una victoria que se antojaba necesaria para terminar con las convulsas semanas y los rumores que se habían sucedido desde el partido en el Camp Nou en el que el equipo recibió un severo correctivo.

El partido era crucial también para el Valencia que buscaba continuar la buena racha de juego y resultados que ha conseguido desde la llegada de Voro al banquillo que, al igual que la temporada pasada, ha logrado devolver la identidad al juego del conjunto ché.

El partido comenzó como siempre en el Gran Canaria, con la UD adueñándose del balón y, por tanto, del centro del campo. El equipo generaba peligro que era bien repelido por la buena actuación defensiva del Valencia que no permitió que los jugadores amarillos inquietaran demasiado a Diego Alves.

Pero ocurrió lo que ocurre cuando tienes el control del balón pero no generas grandes ocasiones: la defensa adelantada, un gran pase de Enzo Pérez para que Gayá le gane la espalda a la defensa amarilla y, con un gran pase, habilite a Santi Mina para que adelante en el marcador (minuto 21) a un Valencia que, hasta el momento, no había hecho grandes méritos.

El gol fue un varapalo para el equipo local que bajó los brazos y permitió al conjunto ché dominar durante algún tiempo el encuentro. Pero, como era de esperar, la UD no quería perder su condición de invicto en su feudo y volvió a apretar a la defensa valencianista hasta que en el minuto 42, tras una gran combinación con Kevin Prince, Viera recibió el balón de cara y de un zapatazo la mandó a la escucadra de la portería de Alves, que no pudo hacer nada para evitar el empate.

De esta manera llegaba el descanso. El partido volvía a empezar y pronto tomó un color amarillo canario gracias a la expulsión (en menos de 3 minutos) de Munir que vio dos tarjetas amarillas consecutivas (minutos 48 y 51) y dejaba al Valencia en una situación comprometida, ya que tendría que afrontar toda la segunda mitad con un hombre menos.

A partir de este momento, Las Palmas lo vio claro y fue a por el partido con todo el arsenal. El Valencia se defendía bien hasta que en el minuto 57 una falta provocada por Viera significó el segundo gol amarillo: Mauricio Lemos conseguía su primer gol en Liga con un zapatazo antológico que fue directo a la escuadra de Diego Alves que, pese a la buena estirada, no pudo hacer nada para repeler el balón.

Cinco minutos más tarde llegaría el gol que terminaría por matar el encuentro a favor de la UD. Pedro Bigas le pone un balón a Kevin Prince que, gracias a un resbalón de Mangala en el momento más inoportuno, controla solo dentro del área y bate a Diego Alves sin complicaciones. Es el sexto gol del ganés en Liga que está demostrando que no ha venido a Gran Canaria de vacaciones, sino a demostrar todo su potencial.

El resto del encuentro no tuvo más historia. Las Palmas se dedicó a mantener la posesión del balón mientras que el Valencia intentaba crear peligro en la portería de Javi Varas sin éxito. Cabe destacar el debut de Alen Halilovic que, esperemos, de muchas alegrías a la afición amarilla junto con la llegada de Jesé.

Con esta victoria la UD se encuentra en mitad de tabla (puesto 11 - 28 puntos) a 6 puntos del Villarreal que marca los puestos europeos y, lo que es más importante, a 15 puntos del Sporting de Gijón que es el equipo que marca los puestos del descenso. El objetivo de la permanencia está cada vez más cerca.

Toca descansar, disfrutar de la victoria y ayudar a los nuevos fichajes a que se acoplen lo antes posible al equipo para seguir creciendo e intentar conseguir de nuevo una victoria fuera de casa en el próximo partido de Liga: Lunes 6 de Febrero (20:45 hora peninsular) contra el Granada.

#vamosUD