Bufanda de Amarillos por el Mundo

Noticias

El Ojo Luítico #CórdobaLasPalmas #MatchDay19

Desgraciado, durísimo y muy doloroso correctivo (4-1) en el nuevo Arcángel de Córdoba para despedir este nefasto 2018 de nuestra querida Unión Deportiva Las Palmas. Tercera derrota consecutiva fuera de casa por cuatro goles en contra en la segunda parte de la era Herrera.

El partido empieza con un partido muy vistoso y un juego directo donde la UD demuestra su superioridad futbolística y a través de un gran juego combinativo de ataque entre Blum, Fidel, el chino Araujo y Rafa Mir, lograban finalizar las jugadas pero por centímetros no lograban hacer el 0-1. El primer susto, nos lo llevamos cuando Jaime desbordaba a un dubitativo Dani Castellano, enviando un balón cruzado al palo. Poco después llegaba otra vez por la banda de Dani Castellano y, su lentitud la aprovechaba otra vez Jaime para esta vez sí, hacer el 1-0 al palo largo de Raúl Fernández. Quedaban diez minutos para el descanso y otra vez la UD dominaba el juego y llegábamos por ejemplo con un remate de cabeza a placer de Rafa Mir que era desviado a córner por el portero tinerfeño del Córdoba, Carlos Abad.

Se llegaba al descanso con el injusto 1-0 en contra y la lesión de Blum en el último momento de la primera mitad. Paco Herrera movía obligado el banquillo y entraba Rubén Castro por el tocado jugador alemán, que se había marcado una pedazo de primera mitad.

Comenzaba la segunda parte y Rubén avisaba desbordando por la izquierda a la defensa andaluza poniendo balones al punto de penalti para que los centrales del Córdoba, entre ellos el grancanario Aythami Artiles se tuvieran que emplear a fondo para alejar el peligro. Por suerte, ocurrió lo que era justo hasta ese momento, una gran jugada del Chino Araujo, después del fallo de Rafa Mir, hacía llegar el balón al Moña en el interior del área, donde es letal, poniendo el empate a uno en el marcador.

Las cosas pintaban bien, pero el Córdoba no se achicaba y el partido se convertía en un correcalles; Rubén tuvo el 1-2 pero marró el último control. El Córdoba movía ficha y, nada más entrar el italiano Piovacari, que controlaba un buen centro, al que Lemos no llega lo suficiente y adelantaba al Córdoba por 2-1. La UD con media hora por delante, tenía que volver a ir a por el partido y así fue como llegaría la jugada fatídica del partido: el Chino Araujo con todo a placer, remataba a bocajarro y Carlos Abad paraba con las rodillas el posible empate y en la misma jugada, el rebote le favorece al Córdoba, la defensa le da los metros suficientes al Córdoba para que nos hagan el 3-1. Gran desgracia. Sólo quedaban quince minutos y a mi, sólo me faltaba llorar. La poca fe era evidente, la UD bajaba la cabeza, sumisa a la nueva derrota abultada fuera de casa. Una pérdida en el centro del campo de David Timor, dejaba sólo a un jugador del Córdoba para hacer el 4-1 ante un solitario Raúl Fernández. Ojos encharcados, queríamos que terminase el calvario y yo añado que termine este fatídico año, donde sólo hemos ganado seis partidos, peor casi imposible. Bienvenido 2019, por favor. El día 7, ante el Rayo Majadahonda, le pedimos a los Reyes Magos, que no nos den un nuevo duro y desproporcionado correctivo; a ser posible, puntuar, y a ser posible ganar el primer partido tras diez, sin hacerlo. PÍO-PÍO, ARRIBA D'ELLOS 2019! QUE VIVA NUESTRO EQUIPO! 💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛🥂💫🐤🐤

El Ojo Luítico #LasPalmasTenerife #MatchDay18

Empate injusto en el #DerbyCanario en el Gran Canaria ante un CD Tenerife que se vio favorecido por la ausencia del VAR, al ser beneficiado por un clamoroso error arbitral, al decretar una mano inexistente de David 'Leyenda' García 5, cuando realmente le da en la cabeza.
 
Unos 2000 aficionados tinerfeñistas se hacían notar en la grada Sur de un Gran Canaria con dos tercios de entrada por culpa de la pésima, lamentable y demencial gestión de precios por parte del club para un partido tan especial. Por otro lado, me consta que se regalaron entradas a última hora mediante folios impresos de empresas como Alcampo y muchas otras para que el desangelo del estadio no fuera más evidente si cabe.
 
El planteamiento inicial de Paco Herrera promete debido a que por fin, alineamos a dos extremos puros como Fidel y Danny Blum, además de la dupla en ataque formada por Rubén y el formidable incansable y renovado Sergio, El Chino Araujo. El partido empieza con una primera llegada del Tenerife mediante Nano en el minuto 1. A partir de ahí, nuestra Unión Deportiva toma la iniciativa y va a por el partido de forma descarada. Por banda derecha entraba Fidel respaldado por Lemos y por la izquierda, Blum. A balón parado llegaron dos cabezazos que se fueron muy cerca del travesaño tanto de David García como de Juan Cala hasta que en otra llegada por la derecha, el pase al segundo palo, le llega el balón franco al Chino para que remache y haga el 1-0 que hacía rebozar las gradas de alegría. La reacción del Tenerife no se producía y se llegaba al descanso con la ventaja mínima para la UD.
 
Comenzaba la segunda parte y el partido tomaba un cariz más abierto pero la UD volvía a tomar el mando a la contra y una gran llegada de Danny Blum estuvo a punto de convertirse en el 2-0 pero no, el balón se estrellaba en la madera y el rechace se le quedaba al argentino Araujo pero sacaban el balón bajo palos para evitar el 2-0. Mala señal era que no llegara el segundo y el Tenerife empezaba a acercarse al área amarilla. Raúl tuvo que emplearse en las acometidas tinerfeñistas y parecía que podía pasar cualquier cosa y Rubén también la tuvo al contraataque pero se equivocó en la toma de decisiones. Así en otra llegada, en un balón interceptado en el punto de penalti, David García lo repele con la cabeza y, el árbitro sin dudarlo, decreta la pena máxima (inexistente), con la correspondiente segunda tarjeta amarilla al jugador, lo que supondría la expulsión. En esa misma acción David Timor debió ser expulsado por una durísima y fea entrada a Nano que tuvo que ser atendido y sustituido durante más de cinco minutos sin que se pudiera lanzar la pena máxima. Era Suso Santana el que la ejecutaba, y anotaba el empate a uno, celebrándolo con los aficionados blanquiazules de la grada, siendo amonestado y posteriormente, provocando al público grancanario. Era el 1-1 y quedaban unos diez minutos de encuentro, teniendo en cuenta el descuento de siete minutos. Reaparecía Gaby Peñalba para suplir la expulsión de David García, tras su larguísima lesión y el partido, se abría aún más. Con una UD a tumba abierta pero con poca llegada, el Tenerife tuvo una última ocasión para poderse haber llevado la victoria que sin embargo marraba Brian Acosta y el partido finalizaba con las tablas en el marcador.
 
Lo dicho: No Gloria, No VAR. Nos vuelve a perjudicar su ausencia. Tienen que implantarlo ya, está claro.
 
Lo cierto es que el equipo está jugando mejor pero hay que "matar" los partidos. Que VIVA NUESTRA QUERIDA UNIÓN DEPORTIVA LAS PALMAS Y EL FÚTBOL CANARIO Y QUE NI PUTA TENERIFE Y NI PUTA GRAN CANARIA. QUE VIVAN NUESTRAS ISLAS CANARIAS!! 🇮🇨💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛🇮🇨🐤🐤

El Ojo Luítico #MatchDay17 #LugoLasPalmas

Dolorosa nueva derrota fuera de casa (4-2) de nuestra queridísima Unión Deportiva Las Palmas en Lugo ante un equipo gallego que encontró sobradamente las debilidades y carencias de nuestro equipo en defensa.
 
El partido comienza con un planteamiento estratégico dudoso por parte de Paco Herrera poniendo a priori, un 1-5-3-2 que no hacía presagiar algo muy alentador para brillar en ataque. Si le unimos que Deivid sigue en horas bajas por su lentitud, el equipo se convierte en un coladero. Esa lentitud se hace evidente en el minuto 10 cuando Deivid comete penalti absurdo de impotencia cuando ya Nauzet tenía bien cubierta la portería y tampoco el guardameta avisa al central de que ya llegaba. Fallo garrafal atrás y 1-0. La reacción no se hacía esperar y tras varias llegadas por la banda derecha de un Álvaro Lemos que se destapaba como extremo derecho, tras el saque de un córner, el "todocombativo" Juan Cala, tras un salto, se le quedaba el balón "a huevo" en el punto de penalti para poner con garra el empate a uno en el marcador. Pero era el grancanario y examarillo Cristian Herrera el que volvía a adelantar al Lugo ganando un balón de cabeza sin oposición en un córner ante la ausencia de marcas, sin apretar en defensa.
 
Se llegaba al descanso con el 2-1 y con la esperanza de remontar otra vez. Comenzaba la segunda mitad y en el minuto 47, dejamos que se nos metan "hasta la cocina", otra vez, sin morder en la presión, poniendo el balón entre líneas, demasiado abiertas, demasiado fácil, para que Escriche pusiera el 3-1 y nos echara un jarro de agua fría. Por fin Herrera movía el banquillo y, por fin volvía a jugar, Fidel Chaves y sacaba, a David Leyenda García en lugar de Deivid, "el caracol", algo que no entendí sobre todo por el partido que ambos estaban haciendo. Nada más entrar Fidel, por fin entrábamos también por el extremo izquierdo y tuvo una ocasión a la que no llegó por centímetros Rubén. Poco después, por la derecha, la ponía una vez más, Álvaro Lemos para que Maikel Mesa de cabeza, recortara diferencias y pusiera el 3-2 con más de media hora por delante. Estábamos a un gol y Paco Herrera volvía a mover el banquillo, esta vez muy acertadamente, sacando al otro caracol de la noche lucense, David, sin alma, Timor, y entrara el otro olvidado, Danny Blum. Se notaba la garra y entre Fidel y el Chino, la tuvieron por la izquierda, enviando el que hubiera sido el 3-3 a la cruceta. Nos faltaba por hacer el último cambio, y en el minuto 80, entraba el olvidado del banquillo Rafa Mir y en otro error táctico, sacaba del campo al Chino Araujo ante la a cara de incredulidad de más de la mitad de la afición. También el Lugo llegaba a nuestras inmediaciones y, gracias que no marcaban.
 
Podía caer tanto el empate como el 4-2, y ya en el descuento, con cinco minutos de añadido y tras perder el tiempo en el suelo, se levantaba el tinerfeño Iriome, enganchaba un balón sin oposición, y hacía el cuarto gol de un zambombazo, destrozando las esperanzas de empate de un servidor y de los aficionados amarillos que estábamos viendo el partido que había que ver, y no, el clásico argentino, con todos mis respetos. Ahora el próximo Domingo, toca nuestro derby particular, ese sí, el canario, recibiendo al Tenerife en el Gran Canaria, en un estadio, que lamentablemente no creo que acoja sino poco más de media entrada debido a los precios abusivos de esta directiva altanera que nunca entiende que un estadio lleno es fundamental para recuperar la ilusión de ascenso de nuestros jugadores y el sentimiento de nuestra única y querida afición. ARRIBA D'ELLOS, QUE VIVA NUESTRA UNIÓN DEPORTIVA LAS PALMAS, ¡PÍO-PÍO! Y, NO PERDAMOS LA FE, PAPRIMERAOÉ! 💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛🐤🐤

El Ojo Luítico #MatchDay16 #LasPalmasRealOviedo

Nuevo empate a 0 en el Gran Canaria desangelado y continuista de nuestra querida Unión Deportiva Las Palmas ante el Oviedo en la búsqueda del camino de la ilusión para las aspiraciones de ascenso.
 
El planteamiento inicial en el once titular no hacían presagiar novedades de cambio. En la zaga, Paco Herrera prefiere solventar la ausencia en el lateral derecho por sanción de Álvaro Lemos, supliéndolo por el Capi David LeyendaDavidGarcía5 en lugar de darle la oportunidad al canterano Diego Parras que no acabaría debutando en liga con el primer equipo. Por la otra banda, volvía a jugar Dani Castellano en lugar de De La Bella. En ataque, la única novedad es la suplencia de Rafa Mir en favor de Maikel Mesa pero en el extremo derecho, posición en la que no veo cómodamente ubicado al tinerfeño. Por otro lado, el doble pivote defensivo formado por Javi Castellano y Timor, algo por delante, Tana y por delante de ambos, el fenomenal Chino Araujo y Rubén Castro.
 
El partido empieza de tú a tú, habiendo dos oportunidades, primero para el cuadro asturiano, que se fue alto, y luego en una internada por banda derecha de Rubén Castro, en la que ataja el tiro, el cancerbero, Champagne. El Oviedo jugaba con más intensidad, acierto y, sobre todo colocación, y los nuestros se molestaban mal posicionados. Así, llegaron ocasiones del cuadro visitante en oportunidades que se marcharon alto o en balones colgados que no llegaron a rematar por poco. Sólo tuvimos una más nosotros, en un remate a bote pronto de Maikel Mesa que se fue por encima del larguero. Antes del descanso tuvo que ser sustituido Raúl Fernández por mareos y entraba en su lugar debutando en liga, el veterano guardameta, Nauzet Pérez.
 
Se llegaba al descanso con la incertidumbre en el resultado y el desangelo de la afición que esperaba algunos cambios para la segunda mitad. Pues no, Paco Herrera seguía apostando por sus once hombres y en lo único que se mejoraba era en la recuperación del balón pero sin ideas para subirlo a las inmediaciones del área. Una oportunidad de Rubén al borde del minuto 70 era la primera  ocasión de la segunda parte, pero se fue al lateral del poste, y justamente, Paco Herrera hace un doble cambio y sacaba del terreno de juego, bajo el asombro de la afición y del propio futbolista, Rubén Castro entrando en su lugar, Rafa Mir, y, por otro lado, salía del campo, Tana que había ido apagándose, entrando De Galarreta. Pues, en esos diez minutos, hasta el 82, fueron los mejores minutos de la UD, pareciendo que podríamos marcar algún gol, aunque fuera agónicamente, y podernos llevar una victoria mínima que devolviera mínimamente una pizca de ilusión, sobre todo, cuando la tuvo Rafa Mir, llenándose de balón y enviando el balón a las nubes, era el minuto 82.
 
En los  últimos diez minutos, fue el Oviedo el que nos achuchó forzando varios córners e incluso se pudo llevar la victoria, si el árbitro hubiera apreciado un agarrón claro de Juan Cala a un jugador del Oviedo, menos mal, "hoy Gloria, No VAR". Poco querer y no poder, y se terminaba un partido carente de buen fútbol, con una UDLP sin prácticamente bandas en ataque y que ojalá nos recuperemos poco a poco, pero hace falta, proponer nuevas formas de jugar con balón : Fidel, Blum, Sacko, Peckhart, o Javi o Timor, pero no los dos a la vez, o Tana o Maikel Mesa de centrocampista ofensivo, más Rafa Mir, más De Galarreta, y que vuelva cuanto antes, el señor Momo, porque seguro que hay más alternativas, vamos UD, recuperemos la ilusión, como dijo Paco Herrera, hoy en el día de su cumpleaños: "no voy a parar hasta solucionar esto", él está tan convencido como cuando nos dijo: "les espero en la guagua", vamos a darle un voto de confianza. Estemos con el equipo y con él en Lugo. QUE VIVA NUESTRA UNIÓN DEPORTIVA LAS PALMAS, ARRIBA D'ELLOS, ¡PÍO-PÍO! ¡PAPRIMERAOÉ! 💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛

El Ojo Luítico #MatchDay15 #CádizLasPalmas

Derrota estrepitosa por 4-1 de nuestra Unión Deportiva Las Palmas en el "redebut" de Paco Herrera en el Ramón de Carranza contra un enrachado Cádiz que, con ésta, logra su quinta victoria consecutiva y arrebata a la UD uno de los puestos de play off de ascenso, siendo hoy la primera vez en la temporada que estamos fuera de posiciones privilegiadas en esta complicada segunda división.
 
Una nueva ilusión parecía que renacía en nuestra afición antes de empezar el encuentro pero, al ver la alineación, esa impresión, al menos en mi caso, se desvaneció, al no observar novedad alguna para atisbar el deseado punto de inflexión. Comenzaba en partido y nuestro equipo, hoy de verde, que se confundía con el césped, era literalmente engullido por el amarillo gaditano y no se nos permitía apenas pasar de mediocampo por la presión ejercida por el cuadro andaluz. Tras algunos avisos de llegadas al área de cierto peligro, en un centro que se pasea por el área chica buscando un rematador, la mala salida a la que no llega Raúl, confunde a Deivid que mete el balón en su propia portería haciendo el 1-0. A partir de ahí la UD poco a poco empieza a mantener el balón pero con poco criterio en la creación y menos aún en la finalización, sólo algunas acciones comandadas por el Chino Araujo y Rafa Mir, crean cierto peligro pero el Cádiz a la contra también, y en otra buena combinación, centran y logran hacer el 2-0 casi en el borde del descanso.
 
Paco Herrera mueve el banquillo y da la entrada al alemán Dany Blum sacando del campo a Rafa Mir. A principios de la segunda mitad, el partido casi no cambia y en una del Cádiz y el partido se vuelve aburrido por la falta de recursos ofensivos y llegada a portería. Paco Herrera tarda en reaccionar haciendo algún cambio y nos hacen el tercero antes del minuto 70 tras la salida de un córner, una vez más, a balón parado casi dictando sentencia en el marcador (3-0).
 
Por fin, pero tarde, hace un doble cambio, entrando Maikel Mesa y el checo Peckhart por Javi Castellano y Rubén Castro. En ese momento no sé si por tirar de orgullo, una gran combinación entre Maikel Mesa y Lemos, éste último le sirve el balón en profundidad para que remate a placer, Peckhart, minuto 77, para sorpresa de los pésimos y derrotados comentaristas de la TV supuestamente autonómica de Canarias que apenas celebraron el gol. El balón seguía siendo nuestro y en otra llegada estuvimos cerca de lograr el 3-2 en un remate, pero su disparo fue contra el muro de la zaga gaditana. Para colmo, en otro infortunio de nuestra zaga, el Cádiz en el descuento logra el definitivo 4-1 poniendo fin a este lamentable partido y confiemos que poco a poco recuperemos la ilusión, empecemos por el Oviedo el domingo en el Gran Canaria. PÍO PÍO  y que de su mano volvamos a decir cantando otra vez: PAPRIMERAOÉ con Paco Herrera otra vez! 💙💛💙💛💙💛💙💛💙💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛💙💛🐤🐤