Liverpool y John Lennon

Noticias

UD Las Palmas 3 - 1 Valencia CF

Gran partido el realizado este lunes en el estadio de Gran Canaria por la UD Las Palmas, que consiguió una victoria que se antojaba necesaria para terminar con las convulsas semanas y los rumores que se habían sucedido desde el partido en el Camp Nou en el que el equipo recibió un severo correctivo.

El partido era crucial también para el Valencia que buscaba continuar la buena racha de juego y resultados que ha conseguido desde la llegada de Voro al banquillo que, al igual que la temporada pasada, ha logrado devolver la identidad al juego del conjunto ché.

El partido comenzó como siempre en el Gran Canaria, con la UD adueñándose del balón y, por tanto, del centro del campo. El equipo generaba peligro que era bien repelido por la buena actuación defensiva del Valencia que no permitió que los jugadores amarillos inquietaran demasiado a Diego Alves.

Pero ocurrió lo que ocurre cuando tienes el control del balón pero no generas grandes ocasiones: la defensa adelantada, un gran pase de Enzo Pérez para que Gayá le gane la espalda a la defensa amarilla y, con un gran pase, habilite a Santi Mina para que adelante en el marcador (minuto 21) a un Valencia que, hasta el momento, no había hecho grandes méritos.

El gol fue un varapalo para el equipo local que bajó los brazos y permitió al conjunto ché dominar durante algún tiempo el encuentro. Pero, como era de esperar, la UD no quería perder su condición de invicto en su feudo y volvió a apretar a la defensa valencianista hasta que en el minuto 42, tras una gran combinación con Kevin Prince, Viera recibió el balón de cara y de un zapatazo la mandó a la escucadra de la portería de Alves, que no pudo hacer nada para evitar el empate.

De esta manera llegaba el descanso. El partido volvía a empezar y pronto tomó un color amarillo canario gracias a la expulsión (en menos de 3 minutos) de Munir que vio dos tarjetas amarillas consecutivas (minutos 48 y 51) y dejaba al Valencia en una situación comprometida, ya que tendría que afrontar toda la segunda mitad con un hombre menos.

A partir de este momento, Las Palmas lo vio claro y fue a por el partido con todo el arsenal. El Valencia se defendía bien hasta que en el minuto 57 una falta provocada por Viera significó el segundo gol amarillo: Mauricio Lemos conseguía su primer gol en Liga con un zapatazo antológico que fue directo a la escuadra de Diego Alves que, pese a la buena estirada, no pudo hacer nada para repeler el balón.

Cinco minutos más tarde llegaría el gol que terminaría por matar el encuentro a favor de la UD. Pedro Bigas le pone un balón a Kevin Prince que, gracias a un resbalón de Mangala en el momento más inoportuno, controla solo dentro del área y bate a Diego Alves sin complicaciones. Es el sexto gol del ganés en Liga que está demostrando que no ha venido a Gran Canaria de vacaciones, sino a demostrar todo su potencial.

El resto del encuentro no tuvo más historia. Las Palmas se dedicó a mantener la posesión del balón mientras que el Valencia intentaba crear peligro en la portería de Javi Varas sin éxito. Cabe destacar el debut de Alen Halilovic que, esperemos, de muchas alegrías a la afición amarilla junto con la llegada de Jesé.

Con esta victoria la UD se encuentra en mitad de tabla (puesto 11 - 28 puntos) a 6 puntos del Villarreal que marca los puestos europeos y, lo que es más importante, a 15 puntos del Sporting de Gijón que es el equipo que marca los puestos del descenso. El objetivo de la permanencia está cada vez más cerca.

Toca descansar, disfrutar de la victoria y ayudar a los nuevos fichajes a que se acoplen lo antes posible al equipo para seguir creciendo e intentar conseguir de nuevo una victoria fuera de casa en el próximo partido de Liga: Lunes 6 de Febrero (20:45 hora peninsular) contra el Granada.

#vamosUD

 

UD Las Palmas 1 - 1 Deportivo de La Coruña

Buen partido de Las Palmas en el Gran Canaria en el que mereció más viendo el juego desplegado y la cantidad de ocasiones por parte de uno y otro equipo. Se presentaba un partido difícil después de la convulsa semana en la que varios jugadores se vieron envueltos en alguna polémica y que terminó con tres jugadores apartados del equipo, para este partido, por Quique Setién.

A pesar de todo, el equipo reaccionó correctamente tras el varapalo del Camp Nou, y logró cuajar un gran partido ante el Deportivo de La Coruña a pesar de las bajas (recordamos que tampoco estaba Kevin Prince debido a acumulación de tarjetas) que obligaron al entrenador cántabro a hacer cambios en el esquema y contar con jugadores menos habituales.

De esta forma, la UD formó con Montoro acompañando a Roque Mesa en el centro del campo y con Vicente Gómez de media punta que ayudaba en labores de formación de juego. Así, el equipo canario se hizo con el control del partido desde el primer momento, y en los 10 primeros minutos gozó de dos ocasiones claras para adelantarse en el marcador: un buen disparo de Livaja bien rechazado por Tyton y un cabezazo de Aythami que se fue fuera por poco.

Por fin, en el minuto 13, una buena jugada de Vicente Gómez acaba con un centro de este al interior del área que no logra despejar correctamente Sidnei y deja el balón en los pies de Mateo. Este dispara apuerta y, el propio Sidnei, desvía el esférico para hacer imposible la reacción de Tyton y permitir el 1-0 en el marcador. El partido empezaba bien para la UD, y para un Mateo que iba a cuajar su mejor partido desde que viste la camiseta amarilla.

A lo largo del resto de la primera mitad las fuerzas se fueron igualando y el equipo gallego contaría con alguna ocasión bien repelida por la defensa canaria, que impedía que Javi Varas tuviera grandes problemas. A pesar del dominio de la UD, el partido ahora estaba igualado en fuerzas y con un solo gol de diferencia en el marcador.

La segunda parte empezaría con un detalle gracioso: en el minuto 3 saltarían los aspersores y el juego estaría detenido un par de minutos. En cuanto al juego, todo comenzó igual que la primera mitad, con dominio y ocaciones por parte de Las Palmas, pero que no consiguió aumentar su ventaja en el marcador.

Este dominio duraría hasta el minuto 69 cuando, tras un espectacular pase en profundidad de Emre Çolak, Florin Andone conseguiría batir a Javi Varas y poner la igualada en el luminoso del estadio de Gran Canaria. Tras el gol visitante, Las Palmas decayó, pero la mala actuación del árbitro terminó por matar el partido.

En 5 minutos, Aythami vería dos amarillas y la consiguiente expulsión. Llama la atención porque fueron las dos primeras amonestaciones del partido y cuesta creer que Fernando Navarro siguiera en el campo tras llevar toda la segunda mitad repartiendo patadas a diestro y siniestro.

Tras la expulsión, Las Palmas se dedicó a intentarlo y el Depor a aguantar el resultado. El árbitro añadió únicamente 3 minutos, algo que parece insuficiente tras cinco cambios realizados más el incidente con los aspersores, y se llegó al final del partido con un empate que sabe a poco para el equipo canario.

Como no vale la pena hablar de las decidiones arbitrales, toca volver a ser un equipo y prepararse para el siguiente partido ... y aprovechar que el equipo vuelve a jugar en casa, ya que comienza la segunda vuelta del campeonato. Mientras el equipo espera concretar dos incorporaciones (Calleri y Hernán Toledo), toca prepararse de cara al próximo partido: Lunes 30 de Enero (20:45) contra el Valencia.

#vamosUD

FC Barcelona 5 - 0 UD Las Palmas

Partido nefasto de la UD en el Camp Nou en lo que, según palabras de Quique Setién, ha sido el peor partido del equipo desde que el entrenador está en el cargo. Los amarillos se vieron totalmente superados por el control de balón y la asfixiante presión en la salida del balón que realizó el equipo catalán, que jugó uno de sus mejores partidos de los últimos meses.

A lo largo del encuentro, quedó demostrado que Las Palmas necesita algún refuerzo en la delantera, ya que no fue capaz de crear ninguna ocasión de peligro en el área del Barcelona. Esta vez le tocó jugar de delantero centro a Kevin Prince, pero fue incapaz de generar peligro ya que el centro del campo fue totalmente dominado por el equipo culé.

En defensa, la lesión de David García a la media hora de partido, mostró a una UD muy nerviosa y con varias pérdidas muy peligrosas para la portería defendida por Javi Varas, que realizó un gran partido, a pesar de los 5 goles encajados. Sin duda, el meta sevillano fue el mejor del equipo local, tanto que fue felicitado por Ter Stegen en la red social Instagram destacando que, a pesar de los goles, "había relizado algunas paradas increíbles y un muy buen partido".

En la primera mitad, Las Palmas aguantó como pudo las embestidas locales, sobre todo gracias a manos salvadoras de Javi Varas. Pero el dominio culé era evidente y, en el minuto 15, el Barcelona se adelantaba en el marcador tras una buena combinación en la banda derecha en la que André Gomes envió un balón dentro del área para que Luis Suárez, al primer toque, enviara el balón al fondo de las mallas.

La media hora restante de la primera mitad fue muy dura para los locales que veían como eran incapaces de mantener la posesión del esférico más de un minuto, mientras que los catalanes no dejaban de asediar la portería amarilla para intentar poner tierra de por medio.

El primer tiempo terminó con un resultado de 1-0 que el Barcelona se encargó de finiquitar en 10 minutos con tres goles que hizo añicos cualquier ilusión que el equipo canario se hubiera hecho al salir del vestuario, tras una primero ocasión de Boateng que remató por encima de la meta de Ter Stegen.

Primero (minuto 52), un centro al área de Rafinha provocó el único error en el partido de Javi Varas que no acertó a blocar el balón que cayó a los pies de Messi que no suele fallar en estas ocasiones. Cinco minutos después, Luis Suárez recibió un balón dentro del área y, tras un espectacular control orientado, sacó un chut ante el que Javi Varas no pudo hacer nada. Por último (minuto 59), el uruguayo recibe un gran balón en profundidad de Leo Messi y el portero local consigue repeler el balón en primera instancia, pero este cae a los pies de Arda que remata a placer para hacer el 4-0.

El equipo estaba muerto y, en el minuto 80, llegó el 5-0 definitivo en las botas de Aleix Vidal que se internó en el área para recibir un buen pase de Paco Alcácer y batir con facilidad a Javi Varas. Tras este gol, el Barcelona dispuso de un par de ocasiones para aumentar la renta, pero ya era suficiente.

No queda otra que aprender de los errores y olvidar este partido. Mejorar e intentar realizar alguna incorporación en este mercado de fichajes que haga a Las Palmas ser más peligrosos en ataque ya que Livaja y Araujo no están dando el resultado esperado. Seguir creciendo de cara al próximo partido: Viernes 20 de Enero (20.45) contra el Deportivo de la Coruña.

#vamosUD

UD Las Palmas 1 - 0 Real Sporting de Gijón

Importante victoria la conseguida por la UD Las Palmas en el partido disputado el pasado sábado en el Gran Canaria que otorga al equipo cierta tranquilidad de cara al objetivo de la permanencia a falta aún de una vuelta entera.

La UD dominó en todo momento al equipo asturiano que apenas inquietó la portería defendida por Javi varas en un par de ocasiones aisladas. Si el partido terminó con un resultado tan ajustado fue gracias al guardameta del Sporting, Cuéllar, que hizo un partido impresionante bajo palos salvando a su equipo en varias ocasiones.

El partido comenzó con errores en el centro del campo por parte de ambos equipos, pero enseguida el equipo canario se hizo con el control del balón y en el minuto 5 llegó la primera ocasión en un buen disparo de Lemos desde la frontal que Cuéllar envió a córner.

En los siguientes 10 minutos, la UD contó con 3 ocasiones para abrir el marcador, pero entre Cuéllar y el palo se encargaron de que se mantuvieran las tablas en el luminoso. El equipo amarillo estaba realizando un gran juego y el gol se mascaba.

UD Las Palmas 1 - 1 CD Leganés

Resultado justo en el partido disputado en el Gran Canaria este pasado sábado ante el CD Leganés. El equipo jugó una buena primera parte, pero en la segunda mitad llegó la empanada monumental y el equipo madrileño lo supo aprovechar para llevarse un punto que, visto lo visto, es bueno para los amarillos.

La primera mitad del partido empezó con la UD dominando el control del juego como suele acostumbrarnos, pero en esta ocasión se encontraba con una gran dificultad para llegar a los dominios de Iago Herrerín, que llegó al conjunto blanquiazul (cedido por el Athletic de Bilbao) para suplir la baja de Serantes, lesionado para largo tiempo.

El Leganés se plantó en el estadio de Gran Canaria con una defensa de 5 que hacía imposible el juego interior de los amarillos, que además tenían la baja de un pilar importante como es Kevin Prince que en los últimos partidos estaba mostrando gran compatibilidad con Viera, que se encontró solo a la hora de combinar ya que Roque Mesa se veía obligado a bajar mucho para recibir el balón y Tana y Momo estaban bien marcados.

Corría el minuto 20 cuando, tras una buena combinación por la banda derecha, el balón le llegó en largo a Míchel Macedo (máximo asistente del equipo) que puso un balón preciso a Marko Livaja, que se adelantó perfectamente a sus defensores y remató a bocajarro un balón ante el que Herrerín no pudo hacer nada para evitar que se convirtiera en el 1-0.

A partir de aquí, la UD empezó a sufrir la empanada monumental y se dedicó a intentar evitar que el rival no pasara a su campo y en enviar balones en largo a Marko Livaja que poco podía hacer. Además, el Leganés comenzó a acechar la portería defendida por Javi Varas, que tuvo una gran actuación, y el nerviosismo se notaba en el conjunto amarillo.

La segunda parte fue un monólogo del equipo madrileño que, a pesar de no tener la posesión del balón, era el equipo que generaba las ocasiones a través de robos y salidas rápidas, mientras que Las Palmas solo gozó de alguna ocasión aislada a balón parado.

En una de las salidas del Leganés (minuto 74), Guerrero hizo un desmarque espectacular y se plantaba sólo ante Javi Varas, lo que provoca que David García le derribe y cometa penalti que lanzaría el propio Guerrero engañando al portero local y convirtiendo el justo empate.

El resto del partido, el equipo pepinero realizó un cambio para contener el centro del campo para que la UD no pudiera reponerse y el partido no tuvo más historia ya que Las Palmas no fue capaz de inquietar a Herrerín en los minutos que quedaban.

Mal partido en la segunda parte que deja un empate justo en un partido que los amarillos deberían haber ganado para conseguir unos puntos que hubieran dado más tranquilidad aún de cara al objetivo de la permanencia. Toca mejorar ya que, la próxima jornada, toca equipo grande y estadio grande: Sábado 17 de Diciembre (16.15) con el Atlético de Madrid.

#vamosUD